karma23

Facemakers
  • Total mensajes

    3.232
  • Registrado

  • Última visita

Todo lo publicado por karma23

  1. 9. TEMPADA 2016/17 (III): O CORAZÓN FEITO ANACOS INTERLUDIO OUTONAL Era 2 de noviembre y caminaba hacia el entrenamiento matutino con una gran alegría interior, casi dando saltitos. El brillante arranque de temporada actuaba sobre mí como una droga que me mantenía siempre relajado y de buen humor. Además, ese día era mi cumpleaños y, aunque nunca he solido festejarlo, notaba una especial ilusión. Por eso, cuando vi que había llegado un mensaje a mi teléfono móvil me imaginé que sería alguna felicitación, quizás algún amigo compartiendo algún vídeo gracioso o mi hermana preguntándome qué tal la vida por Ourense y que cuándo iba a visitarla a Alemania. Despreocupado, desbloqueé la pantalla y lo que vi en ella hizo que me detuviera totalmente en seco: “Laura: Esta tarde estaré de paso por Ourense. ¿Quieres tomar algo y nos ponemos al día? Saludos”. ¡Qué demonios! En sólo un segundo todo mi mundo había virado 270º, dejándome de morros contra un precipicio que ni siquiera sabía que estaba ahí. Aunque, para qué engañarme, en realidad era plenamente consciente de que esto podía pasar. Desde verano sé que Laura había decidido volver desde EEUU tras haberme dejado en la estacada cinco años atrás, y por entonces ya me temía que tarde o temprano cruzarme con ella iba a ser inevitable. ¿Quizás sea mejor así, en un encuentro premeditado, antes que un día cualquiera en una situación extraña o embarazosa? No sabía qué pensar, pero sólo sabía que podía contestar que sí. Puede que no sea la persona más extrovertida ni la más valiente, pero no me gusta esconderme cuando una situación me reclama. Pasé todo el entrenamiento desconcentrado, ido. A los jugadores les decía que muy bien, que siguieran así y tal fue la extrañeza de que no realizara ninguna corrección que Manu Noche tuvo que preguntarme si me encontraba bien. Le dije que sí, que claro, pero en realidad mi cabeza estaba dando vueltas en modo bucle sobre un mismo tema. Y es que, cuando se trataba de Laura, todo tenía millones de significados ocultos que nunca me había reparado a observar. Por ejemplo, ¿qué narices significa “ponerse al día”? ¿Qué expresión de mierda es esa? ¿Qué es lo que hay que poner, en qué día, desde cuándo? ¿Y por qué ahora? ¿Por qué me escribe ahora después de 5 años sin dar putas señales de vida? No entendía nada, estaba aturdido y eso me generaba un malestar interior muy grande. Por ello, quizás no reaccioné de la mejor forma cuando, al término del entrenamiento, el mediocampista Iago Arteixo, que pudo completar su primera sesión al 100% después de un complicado esguince de tobillo, se acercó a mí para comentarme tranquilamente, como quien dice que ayer cenó arroz con pollo:“He recibido una oferta del Ponferradina y la he aceptado. En enero me uniré a su club”. No os voy a reproducir mi contestación porque ni la recuerdo exactamente ni sería cortés, pero que me cagué en todos sus ancestros es lo más suave que dije. Con las idas de Xan y Marreiro en verano y la lesión de Do Val de larga duración, sólo teníamos a 4 mediocampistas medianamente útiles en el plantel, siendo que apenas el nuevo Romero estaba dando la talla. Esperaba que Arteixo, ya recuperado, pudiera volver al once y quizás afianzarse como titular a su lado, pero marcharse así, de repente, para dejarnos sin efectivos… Además, a la jodida Ponferradina, que ya nos ha robado dos jugadores (¿qué fijación tienen con nosotros?). Y, por si fuera poco, el jovenzuelo farfullaba no sé qué de que quería quedarse a entrenar con nosotros mientras no se concrete su fichaje. Obviamente, lo eché del club, a gritos, y le dije que ni se le pasara por la cabeza la opción de volver a pisar nuestras instalaciones si no estaba dispuesto a comprometerse con el club. A mi alrededor, el resto de jugadores me miraban a cuadros, no acostumbrados a verme tan agresivo, menos aún sin razón aparente. Aquí nuestras bellas instalaciones, en las que no hay cabida a traidores "firmo por otros equipos que me pagan 15 mil euros al año" Pero desde aquella mañana sí que tenía una razón por la que preocuparme. Llegué al bar acordado una hora antes y estuve jugando como un poseso dando golpes con la cucharita del café hasta el punto de que el camarero me tuvo que llamar la atención. Cuando vi a Laura abriendo la puerta, me sentí extrañamente liberado de toda la angustia que me corroía por dentro. Parecía casi como una alucinación: no había cambiado ni un ápice, seguía igual de joven y no aparentaba para nada los 27 años que debía tener ahora. Me saludó amablemente y todo fue un tanto inquietante por lo natural que resultaba. Era como si una grieta se hubiera abierto en el vórtice espacio-temporal y de repente estuviera asomando la cabeza a un punto del pasado, 6 o 7 años antes; a un día cualquiera, normal, de nuestra relación. Ella me contó lo decepcionada que estaba con su estancia en EEUU: “Trabajo, sólo trabajo, parece que es lo único que tienen en la cabeza y es lo único en lo que terminas pensando tú también”. El colmo llegó cuando, tras estar varios años de asistente en una importante empresa, su jefe le insinuó que si realmente quería ascender, debería hacerle un trabajito… Literalmente, “aquí abajo”. Laura grabó la frasecita con su móvil y denunció a su superior por acoso sexual y abuso de poder, pero el juez desestimó la prueba al no considerarla concluyente. ¿Quién sabe? Podría estar refiriéndose a un trabajo en los sótanos del edificio, ¿no? “Si hubiera visto la cara de ese baboso mientras lo decía, no hubiera tenido ninguna duda”, comentaba Laura. Por fortuna, la mujer del susodicho sí que se creyó las segundas intenciones (¿casualidad?) y el pez gordo acabó divorciado y sin la custodia de sus dos hijos. “Al menos le he jodido la vida. A saber cuántas veces habría intentado algo así…”. Ahora Laura había vuelto a Galicia una temporada, pero entre sus metas no estaba el asentarse aquí, al contrario: - “Siento que he desperdiciado parte importante de mi juventud en ese trabajo de mierda. Ahora es el momento de explorar, de conocer. ¿Cuándo si no? Quiero viajar por Europa, probar cosas nuevas… Utilizaré el dinero que he estado ahorrando y a ver para cuánto tiempo me da. Este verano ya he estado en Cracovia y en Praga con unos amigos, pero quiero conocer más sitios. Y tú, ¿cuáles son tus planes?”. Tragué saliva. Las experiencias de Laura me parecían todas tan auténticas, hablaba siempre con tanta pasión de lo que hacía, de lo que le pasaba y de lo que sentía… A su lado, mi “aventura” como entrenadorzuelo no parecía ni la quinta parte de desafiante. Además, había recordado la opinión que ella me había manifestado del deporte “rey” en su momento: que si era el opio del pueblo, que si la gente discutía los penaltis y los fueras de juego en vez de cuestionarse por las cosas realmente importantes en la vida… - “Bueno, supongo que ya te habrán contado que estoy aquí en Ourense entrenando fútbol con unos chavales. Vine para hacer unas prácticas en una empresa pero me di cuenta que esto me llenaba más. Empecé con niños y poco a poco he ido escalando… La verdad es que es muy agradable porque puedes enseñar, ves cómo ellos mejoran poco a poco, también ves a la gente alegrarse el fin de semana si el partido va bien… Apenas gano dinero, pero hago lo que me gusta y me siento muy útil aquí”. - “¿Pero no es el equipo de Ourense uno muy bueno? Y tú eres como el jefe, ¿no?”. - “Sí, soy el entrenador principal, pero el Ourense antiguo desapareció y este Ourense se fundó hace dos años. Hemos tenido que empezar desde cero, por eso estoy al mando yo, en realidad, alguien sin verdadera experiencia”. - “Ah… Pues, ¿sabes qué? Que me alegro. Cuando me marché estaba muy enfadada contigo. Pensé que eras un amuermado, que no tenías metas en la vida y que si seguía contigo me iba a estancar yo también y lo iba a lamentar para siempre. Pero, en realidad, tengo que confesarte que quería hablar contigo en parte para pedirte perdón. Debí haberte escuchado más, aún era pronto para marcharme… Puede que no fuera la mejor decisión. Y ahora, ya ves, tú tienes un proyecto, algo que te gusta y que seguro que se te da bien. Y yo… Aún no sé qué quiero hacer, ni quién soy, ni si valgo para algo”. El corazón me latía cada vez con más fuerza a medida que ella hablaba. Si hubiéramos estado juntos, le hubiera dicho que yo sí que sabía quién era, que era extremadamente valiosa, pero las palabras se quedaron atrapadas en un muro de piedra en mi boca. El silencio fue la única respuesta. Y como el movimiento de las mareas, la conversación fue aminorando y ya sabíamos que poco más teníamos que decir. Salimos del café y nos despedimos deseándonos lo mejor. Todo hubiera sido medianamente soportable si al final ella no hubiera dicho “por cierto, feliz cumpleaños”, mientras se acercaba y me daba un beso. Y no, no fue un beso apasionado, ni en la boca, pero la forma en la que sus labios tocaron la piel de mis mejillas, simplemente, me hizo recordar. Y recordé el cariño, la ternura, el amor, de otros tiempos; y me di cuenta de que todo eso aún estaba vivo y que ella aún sentía algo por mí. Sólo pude susurrar “gracias” mientras se marchaba, con una sonrisa, y a paso ligero se perdía entre la multitud. ¿Sabéis cuándo una imagen se graba en vuestra retina hasta el punto de que la ves cada vez que cierras los ojos? No hay palabras para describir cómo me sentía en aquel momento. No sabría decir si triste, si enamorado, si enfadado, si impotente, si liberado. Pero lloré. Lloré a lágrima viva, allí, de pie, varado en mitad de la acera, con la gente pasando a mi alrededor. Y me preguntaba: ¿qué es esto, qué me está pasando? No soy una persona acostumbrada a lidiar con mis propias emociones. De hecho, no recordaba la última vez que lloré, ni cuando ella me dejó años atrás lo había hecho. Como un estoico, había entendido y aceptado la situación de que nuestros caminos estaban obligados a divergir. Sin embargo, ahora tenía la impresión de no entender absolutamente nada. MES DE NOVEMBRO Lo único que me quedaba era centrarme en mi trabajo, el fútbol, para que los efectos del huracán Laura pasaran a un segundo plano. Por fortuna, a la vuelta de los entrenamientos me encontré con una buena noticia. Iago Arteixo, el “deportado”, me esperaba a la puerta de las instalaciones para pedirme disculpas por haber firmado por otro club y comentarme que entendía mi crispación y que sentía no habérmelo comunicado en otro momento más apropiado. Yo le dije que no se preocupara, que también me había excedido y que ellos, que poseen contratos de aficionado, realmente pueden firmar por otro club cuando crean conveniente. Pero la buena noticia no fue tanto esto como que Arteixo no vino solo, si no acompañado de su primo de 15 años, un tal Ivo Casas, que en palabras de Arteixo jugaba al fútbol aún mejor que él y podría ayudar al equipo en su ausencia. Al final, decidí perdonar a Arteixo y dejar que se incorporara a los entrenamientos hasta su marcha en Enero, al mismo tiempo que comprobaba que su primo efectivamente tenía mimbres para ser un pivote organizador más que interesante. No sería titular el primer día, pero si trabajaba duro podía superar con creces lo que tenía que ofrecernos su pariente “traidor”. SPORTING CELANOVA 4-0 OURENSE. EL DÍA DE LA PÁJARA COLECTIVA. Nos tocaba empezar el mes ante un viejo conocido, el Sporting de Celanova, que ascendió con nosotros el año pasado. Son un club que defiende con oficio y compite con holgura, ganándonos en nuestro último enfrentamiento, así que no había que fiarse y salimos con los los titulares y el ofensivo 4-2-3-1. Pero nada más empezar el partido se vio que no iba a ser nuestro día: pérdidas absurdas en la salida de balón, centros que se iban por la línea de fondo antes de llegar al área, pases regalados al adversario… Y en el minuto 10, error descomunal en la marca en una falta escorada y uno de sus centrocampistas que remata totalmente solo mientras nuestros defensas se dedican a cazar mariposas en el área. Tocaba remontar y esperaba que los chicos tiraran de la heroica, pero a los 19 minutos centran y toca su delantero para que su mediapunta fusile (totalmente solo) y a los 29 minutos su delantero le ganaba en la carrera a Ibáñez (no sé por qué lo sigo poniendo a veces de titular) y define espectacularmente en el mano a mano. 3-0 en media hora en cuatro disparos del rival y yo no sabía ni dónde meterme: ¿qué les dices a los chicos en este tipo de situaciones? Al final, terminé ordenándoles que se fueran arriba cada vez que me dirigían miradas nerviosas desde el césped. Llegó la segunda mitad y por mucho que lo intentábamos no nos salía nada y ellos nos sentenciaron en otro contragolpe: llegada desde un flanco, disparo, y el rechace lo captura su extremo que anota a placer. 4 goles encajados en jugadas distintas, y nosotros mientras fallando todo lo imaginable en una segunda mitad en la que, definitivamente, por lo menos tendríamos que haber marcado algún gol. 60% de posesión, más llegadas que el rival, pero nos íbamos con una auténtica paliza en el marcador, perdiendo el invicto de la temporada y el liderato también. Al término del duelo intenté espolear a los chicos, pero ellos respondieron apáticos, como si todo les diera igual. Quizás yo tampoco soné convincente: debo admitir que llevo algunos días de bajón tras la visita de Laura. No podemos encajar goles como este, bajo ningún concepto. Fue el camino que abrió una goleada de escándalo OURENSE 1-4 CÉLTIGA. EL BAJÓN CONTINÚA. Y el rival que nos tocaba después de nuestra humillante primera derrota no era nada apacible: todo un Céltiga que desde la 4ª posición esperaba ganarnos para recortarnos distancia en los puestos de ascenso. Conscientes de la magnitud de nuestro rival planteamos un 4-3-3 al contragolpe y parecía que todo nos salía de lujo cuando en el minuto 4 Caldeiro lanza en corto una falta peligrosa y Romero sorprende a todos con un trallazo perfectamente colocado desde la frontal. Tremendo, directo desde mi pizarra, celebré el gol como un loco. Pero a partir de ahí el choque fue una batalla por tratar de frenar a un Céltiga lanzado, al que éramos incapaces de robar el balón. Parecía que la defensa lograba salvar todo hasta que en el minuto 29 su mediapunta se desmarca con habilidad y nos fusila rematando un centro con un bello gesto técnico. Tan sólo cinco minutos después tras un córner nuestro lateral Cano despeja horrible y el balón le cae a su delantero, que entre 4 defensas se ve con tiempo de preparar el disparo y poner por delante a los suyos. En el segundo tiempo tratamos de estirarnos algo en busca del empate, pero fue aún peor ya que el Céltiga tuvo más espacios y más posibilidades para fustigarnos. En concreto, su delantero anotó un hat-trick en el segundo tiempo, primero haciéndose con otro centro horriblemente defendido por nuestros centrales y después rematando cómodamente un mano a mano cuando ya dábamos el partido por perdido. Fatal, horrible, sabíamos que era un rival de gran calado pero no podemos defender así. No tuvimos consistencia en el medio y, especialmente, el encuentro de los centrales era para defenestrarlos. Seguimos aún 2º en la tabla, sí, pero de pleno milagro. Un gol que refleja la pasividad total de nuestra defensa: ¿Alguno necesita gafas para ver dónde está el balón o qué? ARENTEIRO 2-1 OURENSE. DOS CÓRNERS Y A LLORAR A CASA. Tanto los jugadores como yo estábamos bastante deprimidos después de estas dos contundentes derrotas, así que necesitábamos como agua de mayo una victoria balsámica en nuestra visita al Arenteiro, rival de mitad de la tabla. Volvimos a nuestro habitual 4-2-3-1, aunque realicé algunas modificaciones dando entrada a jugadores menos habituales para ver si reaccionaban los titulares con el toque de atención. En este partido ocurrió exactamente lo que menos necesitábamos: un arranque pésimo. Bueno, quizás pésimo es exagerar, no es que jugáramos realmente mal ni que cometiéramos muchos errores, sino que uno de sus delanteros decidió convertirse en Superman y volar en dos córners que convirtió con soberbios testarazos. Lo curioso es que su marca era Espinosa, uno de nuestros jugadores más altos, pero ni con eso se pudo evitar una catástrofe que nos dejaba aturdidos, noqueados, golpeados, en estado de shock; todo ello en los primeros 7 minutos de partido. Tratamos de reaccionar pero el primer tiempo no tuvo nada reseñable salvo un par de acercamientos peligrosos de cada equipo. Para la segunda mitad decido sacar la artillería y salen Caldeiro y Muíño desde el banco, pasando a jugar con dos puntas, pero ni aumentando nuestro caudal de juego ofensivo lográbamos convertir hoy: parecía que nos habían echado una maldición gitana. Bueno, a todos no, ya que el mediocampista Romero volvió a demostrar su espectacular momento de forma marcando un esperanzador gol en el minuto 84 desde la frontal. Pasé los últimos minutos dejándome la voz en el área técnica pidiendo a los chavales que se fueran arriba en busca del empate: pelotazos, disparos lejanos, regates, todo valía; pero al final nada nos fue de utilidad y nos fuimos a casa con la tercera derrota consecutiva. Ahora sí, el Céltiga nos echaba de los puestos de ascenso y las caras eran de enorme frustración en toda la plantilla. Volví a casa desolado y mi único consuelo era mi compañero de piso y segundo entrenador, Manu Noche, un auténtico andaluz (el sol les altera les trastorna la personalidad a estos muchachos) que no perdía la sonrisa ni cuando las cosas iban mal y sólo parecía que podían ir a peor. Mi cabeza no paraba de dar vueltas hacia preguntas cada vez más existenciales-filosóficas: ¿Qué es el fútbol? ¿Qué significa la derrota? ¿Existe la justicia futbolística? ¿Sirve de algo todo nuestro trabajo táctico? ¿Por qué unos jugadores saltan más que otros? ¿Acaso la fuerza de gravedad cambia con una elástica o con otra? A todas estas preguntas Noche respondía igual: “Esto es fútbol. Ya ganaremos”. OURENSE 4-0 PONTEVEDRA “B”. REENCONTRÁNDONOS CON NUESTRA ESENCIA. Y nos tocaba cerrar nuestro mes horribilis ante el filial del Pontevedra, otro equipo de media tabla que cuenta con un par de buenas promesas. Pensaba que nos encontraríamos en la plantilla rival a Xan, mi jugador favorito del año pasado que nos abandonó cruelmente en verano, pero resulta que está convocado para jugar con la plantilla juvenil: casi mejor ni verla la cara, tras lo de Laura no estoy para más “reencuentros”. No obstante, al final este choque no pudo salir mejor. Desde el primer minuto, amparados por nuestro público, se pudo ver al Ourense que deslumbró en los primeros meses de competición: mucho fútbol de toque en la zona de tres cuartos, combinaciones con criterio, buen trabajo colectivo, aportaciones de los carrileros, concentración en la defensiva para recuperar lo antes posibles… Y, sobre todo, a ese Denís idolatrado por la grada que se mueve como un ratón en el área para aprovechar los espacios que le habilitan sus compañeros. Primero fue Caldeiro quien le puso una genial asistencia para que abriera la lata, pero poco después sería el carrilero Cano quien le serviría un centro en el área pequeña que sólo tuvo que empujar. El doblete de Denís dejó muy tocado al rival y yo únicamente debía pedirle a los chavales que mantuvieran la concentración. En el segundo tiempo pasamos a un más conservador 4-3-3 para asegurar bien la defensa, pero ello no impidió que anotásemos dos goles más: uno de Caldeiro tras centro de Marquiños, el otro lateral; y por último una falta escorada que sorprendentemente convertía el juvenil Ximénez con un buen cabezazo. Al final 4-0 y podíamos terminar el fatídico mes de noviembre con una sonrisa y la sensación de que no tenemos en realidad por qué descolgarnos de un grupo de cabeza en el que todo está apretadísimo. Denís y Caldeiro, los héroes de nuestra única victoria del mes al participar en los 4 tantos del equipo (3 goles y 2 asistencias entre los dos) MES DE DECEMBRO BARCO 4-1 OURENSE. LA CALIDAD VENCE A LA TÁCTICA. Esperábamos que en el corto mes de diciembre pudiéramos afirmar nuestra definitiva recuperación y presentar la candidatura a soñar un increíble ascenso, sin embargo nuestros dos últimos rivales de la primera vuelta serían dos de gran peso. En concreto, el Barco es un club que apunta a los puestos de cabeza y que posee en nómina varios jugadores de enorme calidad que ya en pretemporada nos pintaron la cara. Una victoria por nuestra parte los dejaría bastante tocados, pero para ello tendríamos que sobrevivir a una de las mejores delanteras de la división, con el actual “pichichi”, el guineano Mitogo. Consciente de esta situación, decido innovar con la táctica pasando a utilizar un novedoso 3-5-2 con el que esperábamos secar a sus dos delanteros, pelearles la zona central y aprovechar algún balón colgado para los puntas Denís y Muíño. No obstante, creo que mis innovaciones fueron demasiadas para unos chavales que hace nada les costaba sangre, sudor y lágrimas entender un 4-2-3-1. Ya en el minuto 9 su delantero Richi se aprovechó de un fallo en el marcaje de Patiño para abrir la lata y apenas en el minuto 21 de nuevo Richi nos sorprendía en un contragolpe en el que nuestros tres centrales estaban totalmente malparados, cada uno en una esquina del campo. ¿Qué entendían estos chicos por “marcajes más férreos” y “jugar menos abiertos”? Denís, quién si no, logró recortar distancias tras una jugada combinada y nos hacía soñar con una mágica remontada. En el segundo tiempo nos vimos en la tesitura de echar el resto: estábamos atacando bien y había que marcar algún gol, por lo que incluso pasamos a un modo más ofensivo en una especie de 3-2-2-2 con Santos y Bea más cerca del área. Pero todos nuestros riesgos estaban siendo asumidos en vano, ya que no tuvimos suficiente puntería y su portero (un serbio que trajeron a Galicia, alucinante) nos detuvo todo. Para colmo, Richi completaba su hat-trick anotando con una volea magistral en el minuto 61. En el minuto 64 uno de sus centrocampistas era expulsado por doble amarilla y ahí si que nos pusimos como locos para voltear el marcador adverso. Atacamos con fiereza, yendo a por todas, pero una y otra vez nuestras ocasiones fallaban y otra vez Richi se aprovechaba de los espacios concedidos para firmar un espectacular y definitivo póker de goles. Quedó claro hoy que la calidad individual venció a nuestro esfuerzo táctico y, a pesar de algunos fatales rendimientos (como el del central Patiño, irreconocible, lo tuvimos que sustituir en el minuto 53), hay que mostrarse comprensivos con el arduo trabajo de los chicos. No siempre es fácil. Clase magistral de fútbol por parte de nuestro rival Richi en este partido. Si nosotros tuviéramos jugadores de esa talla OURENSE 1-2 ESTRADENSE. DE NUEVO IMPOTENCIA ANTE UN RIVAL SUPERIOR. La última parada de la primera vuelta nos traslada a un duelo muy complicado y especial. Y es que el Estradense es uno de los grandes favoritos al título, con una plantilla de gran experiencia y calidad que ya el año pasado estuvo cerca de la hazaña. Curiosamente, ambos equipos llegamos en al choque en un momento muy similar: tras arrancar como trenes en la competición nos hemos desinflado notablemente y perdido los dos puestos de ascenso que ocupábamos. Con nuestro habitual 4-3-3 para las grandes citas, buscábamos ponerles las cosas difíciles atrás y beneficiarnos de alguna jugada aislada. Y el guión del a primera parte parecía haber sido escrito por nosotros: ellos no generaban peligro (con su delantero totalmente falto de inspiración) y nosotros tuvimos la más clara con un mano a mano que falló Romero. Nos íbamos contentos al descanso con el 0-0 cuando el mago Denís aprovecha un pase en profundidad del mismo Romero para ponernos por delante en el marcador. Aquello era un milagro, nos había besado un santo; o eso era lo que pensaba hasta que se reanuda el juego y a los dos minutos ellos combinan sin pudor y su delantero termina enganchando un centro y mandándolo a las redes. El Estradense jugó con una actitud completamente distinta esta segunda mitad y nos encerró en nuestra área, con sus grandes jugadores llevando las manijas del duelo. Tratábamos de aguantar como fuera posible, con todos los chavales mostrando un gran compromiso, pero en el minuto 68 nuestro lateral Cano comete un grave error táctico en la presión y le deja a su extremo recién salido el campo toda una autopista en su banda que termina aprovechando para centrar y que su otro extremo definiera con habilidad. 1-2 y yo me llevaba las manos a la cabeza: sabía que el resultado sería irrevocable. Y no porque no lo intentáramos, ya que enseguida nos fuimos arriba con el 4-2-3-1 hombres de refresco, sino porque la calidad y el orden del adversario fueron en este caso un escollo insuperable. Merecida su victoria que nos manda a la 7ª plaza, nuestra peor posición en toda la temporada. Fijaos en la posición del inicio de la jugada: Cano es nuestro lateral izquierdo y sin lógica alguna se puso a presionar en el centro del campo FACENDO BALANCE Vacaciones, por fin. Pensé que nunca llegaría este momento, pero tanto a la plantilla como a mí nos vendrá de lujo desconectar durante un par de semanas para volver con otra dinámica a la competición. En estos dos últimos meses hemos tocado fondo y roto la burbuja de ilusión creada por un arranque casi perfecto al perder 5 de nuestros 6 encuentros. Ahora mismo vamos 7º en la tabla, lo que no está nada mal y cuadra dentro de las expectativas tanto de la prensa (7º) como de la directiva (parte alta de la tabla), pero es inevitable sentir cierta desilusión. Es verdad que uno se consuela viendo que los 6 equipos que están por encima de nosotros tienen unas plantillas de enorme calidad y prestigio, pero un club con nuestra historia y nuestra afición se merece algo mucho mejor que la imagen frágil y caótica que venimos ofreciendo últimamente. Individualmente hay muchas razones para explicar nuestra debacle. Defensivamente nadie ha estado bien con especial hincapié en el bajón dado por nuestro capitán Patiño, a priori de los mejores del equipo; u otros jugadores como los laterales Cano, Pazos y Xacobo. Con deciros que el mejor de atrás seguramente haya sido Pajares (sí, ese delantero que metimos a jugar de central) ya está todo explicado. Creo que aquí también el centro del campo ha tenido parte de la culpa, ya que hemos notado la ausencia de un auténtico jugador equilibrador en el aspecto defensivo después de que Marreiro se marchara en verano y Do Val se lesionara de gravedad en septiembre. Hemos hecho apaños adelantando o retrasando a otros jugadores de posición, pero ninguno ha llegado a cumplir las expectativas. Eso sí, a nivel ofensivo no hay ninguna duda de que Fran Romero se está convirtiendo en el mejor jugador de la temporada (y, además, revelación): con 8 goles es el segundo máximo artillero, pero a todo eso hay que sumar una innumerable cantidad de ocasiones generadas. Arriba de todo, el núcleo Denís-Caldeiro sigue siendo el principal eje de nuestro juego, con ambos realizando grandes partidos a pesar de las derrotas; pero otros jugadores como Muíño o Bea están muy lejos de ofrecer lo que esperamos de su calidad. Especialmente llamativo el caso del primero, que después de sus 10 goles en 10 partidos esperábamos que al menos marcara un triste tanto en estos meses, cosa de la que ni siquiera estuvo cerca. Qué queréis que os diga, no me encuentro muy animado últimamente y no tengo muchas ganas de relataros el por qué, me imagino que lo podréis deducir leyendo estas páginas. A mi lado mi segundo Noche no pierde su habitual alegría e incluso se ha sacado la Licencia Continental C (logro impresionante teniendo en cuenta que yo estoy atascado en los estudios para obtener la Licencia Nacional A), pero por mucho que lo intente yo no tengo la misma habilidad que él para encajar los golpes que me va dando tanto la vida como el fútbol. Ahora mismo mi corazón está hecho añicos y de algún modo me van a venir bien estas semanas de descanso para tratar de recoger sus partes y reorganizarlas con sumo cuidado. ¿Qué estoy haciendo mal? ¿Qué es lo que falla en el equipo? ¿Acaso el arranque de temporada ha sido un espejismo y este es nuestro nivel real? ¿Realmente estamos dando el máximo? Y sí, en el fondo de este asunto no puede ser que la visita de Laura haya sido una fortuita casualidad. ¿Y si los sentimientos que creo que nos profesamos el uno por el otro son también un espejismo, una ilusión, un engaño en el que nunca debí haber puesto ninguna esperanza? Las largas noches de invierno serán un buen momento para reflexionar… Carretera helada en la provincia de Ourense
  2. 1. LIMIAR: A MIÑA HISTORIA Contar una historia siempre es complicado, pero si me preguntas cuál es la clave de la mía, aventuraría a decir que ha sido la decisión de no emigrar. Ahora algunos querrán achacar esto a la fuerza del sentimiento de arraigo a la tierra propia, pero yo… No lo tengo muy claro. Ya en el instituto, cuando los profesores me instigaban por mis buenas notas y grandes capacidades a estudiar algún complicado grado en la capital, yo decidí, sin ser realmente consciente, quedarme en la cercana Vigo, a donde podía ir y venir en coche todos los días, aunque fuera a costa de los ecos lejanos del sueño infantil de estudiar ingeniería aeronáutica (desde pequeño me encantan los aviones). Y no, no me arrepiento de esa decisión. Fueron años felices, tranquilos, en los que no tenía apenas responsabilidades y podía hacer un poco lo que me diera la gana: salir con mis amigos, quedarme en casa jugando al ordenador, flirtear (o más) con alguna chica, hacer deporte regularmente, jugar al ajedrez y, por supuesto, sacarme el abono y no perderme ni un solo partido del equipo de mis amores, el Celta de Vigo. Me licencié en Ingeniería Mecáncia en 2008, en pleno estallido de la crisis económica y social en España. Sin embargo, esta situación no me inquietaba especialmente. Mientras varios de mis compañeros y, sobre todo, mi mejor amigo desde siempre, decidían hacer las maletas para cursar másteres e incluso quedarse a trabajar en el extranjero, yo dejaba el tiempo pasar, esperando tranquilamente que llegara alguna ocasión (ese trabajo ideal, esa beca, ese…) que nunca llegó. En 2011, una pelea con un amigo y un desengaño amoroso me empujaron a tomar a la desesperada la decisión de cambiar de aires, aceptando unas prácticas (fatalmente remuneradas) en un polígono industrial en el interior de Galicia. Con la excusa de la mayor distancia y el gasto en gasolina, negocié la posibilidad de instalarme en un piso familiar, propiedad de mi padre y mis dos tías, en la más cercana Ourense. Aquel piso llevaba ya muchos años abandonado, ya que mis abuelos habían muerto hacía mucho tiempo y su descendencia se había disipado por el mapa, pero recordaba haber pasado algún que otro verano allí cuando era niño. De hecho, nací en el hospital de la ciudad porque mi madre trabajaba en un instituto de la provincia por aquel entonces. Para ser sinceros, las prácticas no duraron ni un par de semanas: me las arreglé para que me echasen antes de tiempo. No obstante, mentí sobre ello a mi familia, ya que no era mi intención volver tan pronto. En la tranquila Ourense aprendí a distanciarme de un ambiente que me había invadido desde pequeño y pude darme el descanso que necesitaba. Todo me resultaba extremadamente familiar, pero también extrañamente ajeno: no era más que un fantasma sin pasado paseándome por esas calles bajo el ardiente sol del verano. Cada vez más aislado del mundo exterior, empecé a dedicar el tiempo libre a mis aficiones: el ajedrez y el fútbol. La primera de ellas no viene a cuento hoy, pero con respecto a la segunda me saqué el abono del club más importante de la ciudad, el Club Deportivo Ourense, del que mi padre también había sido abonado durante sus años de instituto y universidad. De hecho, recordaba perfectamente cómo me relataba los años gloriosos del equipo en 2ª división y cómo pudo ver a varios equipos de 1ª en la Copa del Rey (por aquellas con otro nombre), incluso a todo un R. Madrid en un amistoso de pretemporada (su equipo preferido, quizás desde aquel día; y al que yo le tengo bastante tirria, quizás por el exceso de fervor madridista de mi padre). Yendo al estadio do Couto muy asiduamente, llegué a realizar amigos (una tarea que siempre me resultaba difícil dada mi naturaleza introvertida) entre una hinchada que me acogió como uno más. Y cuando, 6 meses después, se “terminaron” las supuestas prácticas y me vi haciéndome la maleta, fueron esos amigos los que instaron a que me quedara. Imagen de una alineación en la temporada 67/68 del histórico C.D. Ourense en 2ª división: ¿vería mi padre este partido? - “Lo siento pero no tiene sentido, los años pasan y tengo que buscarme seriamente un trabajo. Creo que me voy a ir a Madrid a probar suerte, ya que las cosas por aquí están muy mal y no tengo muchas ganas de seguir con mi familia…”. - “¡Pero aquí tienes piso! Basta con que te alcance para pagar los gastos y podrías estar a tu bola, ¿sabes? No me jodas que no estás a gusto en Ourense”. - “Puede, pero no me hace ninguna gracia estar de… ¿Qué? ¿Camarero? El dinero no me importa tanto, pero quiero hacer algo que al menos me guste”. - “¿Y cuál es el problema? Seguro que algo habrá. Mira, conozco gente en el entorno del club y seguro que necesitan a alguien joven y con ganas como tú que ayude a entrenar a los chavales. Te conozco, te la pirra el fútbol y sabes un montón, seguro que te gusta trabajar en el fútbol ase, aunque te paguen una miseria. ¿Y por qué no te sacas el título de entrenador? Seguro que lo harías mejor que el inútil que está ahora… ¿Cómo dices siempre? ¿Presión por los flancos? Jajaja.”. Y dicho y hecho, convencí a mi familia, aunque con ciertas reticencias, de que me quedara trabajando como asistente de los chicos infantiles mientras me sacaba el título para entrenar. No me pagaban casi nada, pero podía cubrir mis escasos gastos y tenía tiempo para investigar y estudiar. Poco a poco, mi interés por el fútbol fue creciendo y desatando en mí una pasión que creía dormida. Disfrutaba descubriendo los entresijos tácticos del juego y haciéndoselos descubrir a los chavales. Pero, sobre todo, lo que me hacía disfrutar era esa emoción cada fin de semana, cuando tocaba partido… Yo veía que los chicos quizás no estaban teniendo sus mejores momentos, pero sobre el terreno de juego todo se olvidaba y las habilidades adquiridas en los entrenamientos salían a la luz. Pronto mi destreza y mi motivación me condujeron a la oportunidad de hacerme enteramente cargo de aquel equipo, con el que coseché importantes éxitos dentro de su categoría y al que fui dirigiendo cuando pasaron a ser cadetes y, más tarde, juveniles. Todos estos éxitos contrastaban con los de un C.D. Ourense que, a pesar de mantenerse en la categoría de 2ª división B con más pena que gloria, estaba totalmente desquiciado por las deudas económicas. Los bancos apremiaban, reclamando préstamos y más préstamos, y pronto los jugadores y el cuerpo técnico dejamos de cobrar. En la temporada 2013/14 la burbuja estalló y, tras 6 meses sin cobrar, el club descendió a 3ª división por impagos. El descenso, lejos de mejorar la situación, la destruyó de un plumazo: el equipo se declaraba insolvente y no logró inscribirse en ninguna competición, consumándose su completa desaparición tras 62 años de historia. Hinchas del C.D. Ourense reclaman una solución a la desaparición del histórico club gallego en el verano de 2014 La temporada de la extinción del club fue bastante dura para mí, ya que me quedé sin sustento y tuve que apañármelas trabajando de cualquier cosa para poder mantenerme en Ourense y seguir entrenando con los chicos cada fin de semana, aunque fuera sin siglas, sin cobrar ni un duro (incluso asumiendo pérdidas para poder pagar el material), fuera del sistema de competición oficial y con los chavales más prometedores largándose a otros clubes de la zona. La situación era de una emergencia social tan grande que los aficionados del C.D. Ourense se movilizaron bajo la plataforma SOS C.D.OURENSE, reuniéndose en el mítico estadio do Couto para encontrar una vía alternativa. Finalmente, la decisión unánime, visto que era imposible rescatar el antiguo club, fue fundar un nuevo equipo que comenzaría desde cero: la Unión Deportiva Ourense, cuya acta fundacional se firmaría el 10 de Julio de 2015. En dicha acta fundacional se declaró que el club sería propiedad de los socios y que siempre sería así, intentando evitar nuevos desengaños en la gestión económica. Se decidieron reutilizar los colores del antiguo club, azul y rojo, y se diseñó un nuevo escudo. En las primeras elecciones de la historia del club salió elegido presidente por votación a mano alzada Héctor Pérez, un aficionado de primera que conocía a mucha gente en el club: fue él el que me instó a que me quedara en Ourense y me buscó mi primer trabajo en el equipo. Ya con un nombre a la cabeza, las discusiones en la asamblea giraban alrededor del estatus del nuevo club: había quienes aseguraban que entre patrocinios de empresas privadas y subvenciones del ayuntamiento se podría construir un equipo semiprofesional que funcionara a bajo coste, saltando pronto a la palestra nombres de ex-jugadores profesionales del club, auténticos iconos como Antonio Dacosta o Perfecto Rodríguez “Peluso”, que podrían encabezar el nuevo cuerpo técnico de este “súper-equipo”. La afición estaba entusiasmada, pero también había algunas voces críticas que opinaban que se estaba yendo demasiado lejos: mantener el estatus de equipo amateur y partir desde el escalafón más bajo del fútbol autonómico sería la mejor idea. En una pausa de la agotadora asamblea de aquel 10 de julio de 2015, el ya presidente Héctor Pérez, me agarró del brazo y me llevó a hablar con él: - “Brais, no me gusta nada esto, quieren cometer los mismos errores del pasado y empezar a gastar dinero a lo loco. Olvidarse de la cantera y vivir de glorias pasadas, ¿no? Mira, tenemos que hacer algo. Tienes que hablar para convencerlos, yo que sé, postúlate como manager del primer equipo con un proyecto basado en la cantera”. - “¿Qué? ¿Yo? ¿Competir contra ex-jugadores profesionales? ¿Quién en su sano juicio iba a apoyar esto?”. - “La gente está muy quemada, esta es tu oportunidad. O hablas ahora o no sé ni si podré asegurarte un puesto dentro del nuevo club. Vamos, por una vez, échale pelotas”. Y así fue como me vi pidiendo la palabra en la asamblea con la mano temblorosa. Empecé a hablar bajito, pero con una dicción muy clara, para terminar alzando la voz, plenamente convencido de lo que decía. Reafirmé una y otra vez la importancia de la educación, la cantera, de cuidar a los chavales, resaltando todas las penurias que tuvimos que sufrir el último año. “Estos chicos lo llevan haciendo muy bien muchos años y se merecen una oportunidad de jugar por su ciudad, de lucir con orgullo este nuevo escudo. Tenemos que mantener el sentimiento antiguo, sí, pero con un equipo renovado, joven, ambicioso, sostenible económicamente. Esta es una oportunidad de empezar de cero otra vez, de hacer las cosas de forma distinta, de una manera más democrática, más justa, más participativa. Los chicos de Ourense se merecen estar orgullosos de su club y se merecen ser parte de él. Por eso me gustaría postularme como candidato a entrenador del primer equipo con una plantilla formada exclusivamente por jugadores criados en nuestra cantera. No haremos ningún fichaje y no cobraremos nada”. Enseguida un murmullo invadió la sala y fuertes discusiones invadieron el ambiente. La votación consiguiente fue muy tensa y la expectación era muy alta. Finalmente, por un 55% de los votos, mi propuesta salió vencedora por encima de la de Antonio Dacosta. Al día siguiente, el 11 de julio, estaba en los campos de entrenamiento repartiendo las camisetas del nuevo equipo a aquellos chavales que me habían acompañado durante años, dirigiendo una sesión de entrenamiento por fin en condiciones. En cuestión de días, más de 200 personas se hacían socias del nuevo club, de las cuales más o menos la mitad estaba en mi contra al no compartir mi modelo de club y considerarme un inútil sin experiencia. Se confirmaron amistosos de pretemporada y también en cuestión de días la federación de fútbol gallega aceptó nuestra candidatura para participar en la Primera División Autonómica Grupo IV, penúltimo y 6º nivel del fútbol español, todo ello debido al descenso administrativo del Valenzá por impagos. Nuestro debut sería el 23 de agosto ante el Piñeira Seca F.C. No es que muchas cosas hubieran cambiado, seguía sin cobrar ni un duro y mi familia un tanto preocupada por mi futuro laboral, pero por lo menos ahora cumplía mi sueño de hacerme un nombre en el mundo del fútbol dirigiendo a un equipo cuya ambición era emular a uno de los clubes más importantes de Galicia a nivel histórico. Además, como decía Héctor, por una vez en mi vida, le había echado huevos. Por cierto, que aún no lo he dicho: me llamo Brais Docampo González. U.D. Ourense, Orgullosos do Noso - Endogamia Galega
  3. ¡Hola compañeros! Antes que nada quería pediros disculpas por los más de dos meses de parón de esta aventura. No es lo óptimo, pero como dije al principio considero mi historia por tierras turcas como la “principal” y el ocuparme de ella me ha imposibilitado darle ritmo a esta. Además, los que me conocéis sabéis que tengo un ritmo de juego tremendamente lento y para disputar un puñado de partidos tardo bastante más que un rato. Pero sin más: ¡seguimos! @Batibuti ¡Hola, querido compañero! Pues la verdad es que ha sido un arranque ideal, no podría imaginármelo de antemano. Brais Muíño se ha aprovechado de la lesión de Denís para ganar mucho protagonismo en los primeros partidos, pero veremos qué pasa ahora que está el segundo ya en forma. Mi idea es pasar a Muíño a la banda izquierda, veremos si responde. Sobre el temor a que otros equipos se lleven a nuestros jugadores… Siempre está ahí. No hay que olvidar que tienen contratos de aficionado y que, por lo tanto, son libres de firmar en cualquier momento por otro equipo. Eso sí, de momento la IA ha actuado de una forma un tanto extraña, ya que tiene predilección por firmar a jugadores que no tienen tan buen rendimiento o no son tan protagonistas. ¡Saludos y gracias por pasarte! @pepetxins ¿Cómo estás, amigo? La verdad es que las calificaciones de este inicio de temporada han sido increíbles. Yo estoy acostumbrado a números mucho más discretos y no sé cómo tomarme tanto éxito. De hecho, en mi partida con el Altay turco raro es el jugador que sobrepasa el 7 de nota media y eso que he ganado un campeonato y quedado 2º en otro. Quizás influya el hecho de que este sea el FM16 y no el FM15. Eso sí, habrá que ver si semejante gran rendimiento se mantiene durante toda la temporada o no ha sido más que un “pico” puntual de nuestros jugadores. A mí los carrileros tampoco me suelen rendir mucho, pero en este esquema están teniendo mucho protagonismo ofensivo ya que utilizamos un estilo de ataque de posesión muy lento que da tiempo a que aparezcan abriendo bien el campo. ¡Saludos y gracias por pasarte! @matgunner ¡Bienvenido a la historia, compañero! Muchas gracias por seguir la historia, a ver si se animan más compatriotas tuyos, ya que hay mucha sangre gallega repartida por Argentina Tercera nos espera, pero veremos si será el año que viene o no. Desgraciadamente, a pesar de nuestro gran arranque, me huelo que va a haber mucha competencia por esos dos puestos que dan el ascenso directo. ¡Saludos! @zeusitos ¡Hola una vez más, amigo! En agosto logramos competir bien a pesar de algunas imprecisiones, para mí un muy buen arranque. El fichaje por parte del Eibar de mi juvenil es realmente incomprensible. No sé qué CA/PA tendrán mis jugadores pero me imagino que hasta el utillero del Eibar tendrá más nivel Lo gracioso es que les ofrecen salarios dignísimos, 15 mil euros al año, cuando nosotros los tenemos jugando prácticamente de gratis (sólo cobran pequeñas Primas por Partido ahora que nos hemos hecho semiprofesionales). Septiembre fue un mes increíble en el que incluso nos sobrepusimos a una baja muy importante como es la de nuestro destructor Do Val. A ver cómo nos arreglamos ahora. Muíño quiere hacer olvidar a Denís pero veremos si lo consigue. No hay que olvidar que el segundo se ha convertido en empleado “favorito” de la afición por sus numerosos e importantes goles. En el mes de octubre seguimos con nuestro espectacular momento de forma y, como dices, sólo cosechamos uno de esos empates tontos tan típicos de una categoría tan baja. Ganar el derbi era muy importante para nosotros: de ninguna forma nos puede ganar ese equipucho de barrio. De hecho, tengo planes para con esta panda de usurpadores en el futuro muy lejano si logramos llegar a 2ªB o más alto. Porque, dejo como dato, no tenemos ningún equipo filial (únicamente equipo juvenil), algo que fácilmente se puede cambiar usando el editor. ¡Buahahahahaha! Pero aún tardaremos mucho en llegar a ese día, creo yo No paran de llegar ofertas por nuestros jugadores, constantemente. Creo que es un problema de que no le he dado al botón de “Añadir jugadores” a las plantillas vacías y hay un montón de equipos en preferente y primera regional que están sin efectivos (sólo un par de newgens) y buscan fichar de donde sea. Lo importante es que nuestros jugadores rechazan todas las ofertas salvo aquellas que les ofertan un salario y contrato profesional, como puede ser el caso de los filiales o de equipos de muy alta categoría. ¡Saludos y muchas gracias por pasarte de nuevo! @FeliPa ¿Cómo va todo, compañero? Me alegra que te guste la historia y que tus orígenes gallegos te impulsen a leerla. Sin duda en el futuro deberías hacerle una visita a nuestra tierra, ibas a ver que no tiene desperdicio alguno Intento que esta historia no sea sólo una partida de FM sino que tenga componentes personales. Y es que para mí no es una partida cualquiera, dirigir a un club como el Ourense tiene mucho de sentimental para mí. Deportivamente estamos en las nubes, pero ya verás que en estas categorías tan bajas cualquier cosa puede pasar y es un error bajar la guardia ¡Saludos! @elsenior ¡Encantado de darte la bienvenida a la historia, compañero! Jajaja, la verdad es que las tres citas son momentos divertidos de la historia. Ojalá que no pierda la inspiración y sigan llegando otros momentos tal que así El proyecto que estamos planteando es realmente muy duro. Y es que jugamos sólo con las categorías inferiores de un equipo recién fundado que apenas tiene grandes infraestructuras, por lo que nuestros canteranos no tienen realmente un gran nivel. Veremos qué pasa con el devenir de las temporadas, pero la idea es que si nos atascamos deportivamente poco a poco podamos fichar nuevos jugadores (siempre gallegos, claro), en la medida en la que sea realista y divertido. Pero vamos, de momento iremos con los chavales a muerte Lo de los nombres gallegos era indispensable para ambientar bien la historia. El FM asigna nombres aleatorios y era realmente absurdo ver un equipo de aquí plagado de jugadores con nombres catalanes, vascos o castellanos. Que alguno puede ver, de hecho, yo tenía un compañero de Barcelona en mi clase del instituto: pero era uno sólo y lo llamábamos “el catalán” Veremos qué marca las diferencias en las categorías inferiores. Ojalá baste con un buen plan táctico y una buena preparación física, pero ya estamos notando que hay algunos equipos que tienen jugadores “de verdad” y no los pelagatos que hemos rescatado nosotros de las calles de Ourense Me imagino que el gran salto llegará cuando ascendamos a la 2ª división B (tercer nivel del fútbol español) ya que es la última liga jugable que trae el juego original. Hasta entonces, creo que nos cruzaremos con muchos equipos sin auténticas plantillas contra los que podremos competir de alguna forma. Los GIF son muy interesantes para reflejar lo que ocurre en el campo. A mí me gusta mucho verlos en las diferentes historias ¡Ojalá te pongas al día con la historia turca! Mi consejo es que utilices el índice para ir hacia los resúmenes de final de la primera vuelta o de final de temporada, o también para localizar los posts que más te interesen. ¡Saludos!
  4. @kaned La tutela sólo sirve para modificar los atributos de Personalidad del jugador, de los cuales sólo Determinación es visible. Los otros son Profesionalidad, Ambición, Presión, Deportividad, Lealtad y Temperamento, y son atributos ocultos que sólo puedes conocer gracias a las descripciones de las personalidades. Dicho esto, en la tutela con Sturridge a lo mejor le aumenta la Ambición a tu joven jugador, pero será a costa de un descenso grande de Determinación y quizás de otros atributos. Yo no lo haría
  5. +10000
  6. CAPÍTULO 1: LEALTAD Veía a su alrededor y todo lo que veía era un capitalismo salvaje, destructor. El dinero podía con todo, arrasaba con todo. Pasaba por los lugares y devoraba sus tradiciones, sus pensamientos, sus culturas, sus creencias; y lo único que dejaba tras de sí era un reguero de más y más dinero que enseguida era recogido por unos pocos buitres, alimañas. Y, después, la nada. El vacío, perplejidad, miseria. Era la historia de siempre: los pobres y los ricos, los vencidos y los vencederos, los olvidados y los que escribían la historia. Oriente y occidente. El dinero también había devorado lo que más amaba: el fútbol. Se había convertido en sólo un negocio. En números, en cifras, en estadísticas, en billetes. Pocos países del mundo viven el fútbol con tanto furor como en Turquía: pero toda esa pasión había sido engullida por el dinero. O, más que engullida, había sido transformada, modelada, redirigida para alimentar bolsillos de multimillonarios. Se pagaban sueldos exorbitantes a futbolistas extranjeros, los futbolistas se habían convertido en mercenarios, el sentimentalismo ya sólo pertenecía a una afición que cada dos por tres no paraba de ser engañada bajo falsas promesas y falsas esperanzas. Clubes hundidos por gestiones penosas, históricos que desaparecen, nuevos clubs fundados por millonarios que llevan jugadores de aquí para allá. Todo era especulación. Y, lo peor de todo, especulación con la emoción de la gente. Sólo interesaba ganar. Ganar partidos para ganar dinero. Ganar a costa de todo, de cualquier valor ético, cultural, moral, religioso. Esos eran valores inútiles para ellos, valores sin valor: valores sin precio. Como la dignidad de un pueblo. Él había jugado en un mismo equipo durante once años. Ahora lo llamarían “one club man”. Antes, eso no tenía ningún nombre. Era lo normal. Jugabas donde te sentías a gusto, donde te querían, jugabas en el lugar al que pertenecías. Y él había jugado en el Altay S.K., donde le habían dado una oportunidad en el fútbol profesional, donde pudo jugar en la máxima división, donde pudo medirse a los mejores, disfrutar del rugido de los estadios. La única verdadera pasión. Ahora todo había cambiado. El fútbol en Turquía sólo se jugaba verdaderamente en Estambul, al otro lado del mar Egeo, en “Europa”, desde Don Dinero dirigía el mundo. A él le gustaba aquel mar, sereno, a través de cuya calma se tejía un tenso puente entre dos mundos. Ahora, más ocupado que nunca por cruceros, más ocupado que nunca de playas, turistas. Los vencederos alzaban su bandera y la colocaban allá donde quisieran. Y los vencidos, alagados. Quieren ser como ellos, aunque nunca logren serlo. Aunque lo único que logren sea ser farsantes que se pisotean así mismos. Sentía el odio. Fluía por sus venas. El mundo podía dividirse entre fieles e infieles. Los fieles eran puros, limpios, dignificaban su cultura, su historia, su tradición. Los infieles se vendían al mejor postor. Como sucias prostitutas. Él ahora tenía algo que defender, podía salvar una pequeña parte del mundo de esa destrucción. Ahora había vuelto para defender a su antiguo club, esta vez desde el banquillo, 14 años después. Había vuelto para honrar el fútbol, para honrar su país, para honrar su religión. Se haría cargo del Altay SK con mano firme y fiel. Soñaba con levantarlo de sus cenizas, con revivirlo. Soñaba con atravesar el mar Egeo e invadir Europa. Con dignidad, con la frente alta. Con una media luna y una estrella en el corazón. Tenía miedo, era inevitable temer el fracaso. Pero, a pesar de todo, de lo difícil de la tarea, estaba convencido. Sabía con total seguridad que tenía a Dios de su lado. "Allahu àkbar", murmuró. ___________________________________________________ - Premiada como "Mejor Historia" 2016 - Premiada como "Mejores Textos" 2016 - Premiada como "Historiador Revelación" 2015 - Premiada como "Mejores Textos" 2015 - Recomendada del Mes (Noviembre 2015) Otorgado el Premio Fidelidad a karma23 por su primer aniversario de la historia "La media luna que acecha Europa"
  7. Bueno, siempre se le puede dar a "Añadir nuevo manager" ante cualquier imprevisto
  8. Bah, el club va genial, terminará como un terremoto esta temporada... Los inicios siempre son más difíciles que las continuaciones en el FM, sobre todo ahora que es nuestra primera temporada. La economía por otro lado no arroja unos números excesivamente preocupantes. Únicamente muestran que tenemos unas infraestructuras de una categoría mayor: es decir, en el National difícilmente podríamos sostenernos durante mucho más tiempo... Por eso el ascenso es clave. En enero me conformo con un empate ante el Créveil que nos mantenga en esta posición favorable. Por cierto: ¿por qué se llama Lusitanos? No me había fijado hasta ahora ¡Bien, secta, secta! Veremos con qué nos sorprendes, pero me encantaría y creo que daría mucho juego una secta satánica: al fin y al cabo son las más locas y divertidas Y le pegaría tanto a las catacumbas como a ese título de "El otro París". No olvidemos que estos franceses parecen unos anodinos por fuera, pero es la tierra "madre" del sadismo entre otras cosas Quizás Elise podría infiltrarse en la secta para averiguar "la verdad" y le harían pruebas de iniciación de toda clase ¡Saludos!
  9. ALTAY SK - ALTINORDU 2ª Ronda de Eliminación de la Türkiye Kupasi, Miércoles 21 de Septiembre de 2016 *¡Atención! En el siguiente spoiler tenéis el resultado del partido. Es para los más curiosos, ¡pero puede arruinaros la emoción de una primera lectura! PREPARTIDO Después del descalabro copero del año pasado, perdiendo en primera ronda ante un rival esmírneo, ningún aficionado del Altay piensa en volver a tropezar con la misma piedra. Curiosamente, el destino nos ha deparado en suerte otro rival histórico de Esmirna, el Altinordu, actualmente equipo de la 2.Lig claro aspirante al ascenso. A pesar de tener cierto pasado en la Süper Lig (para el que nos tenemos que retrotraer a los años 60), este club es seguramente el más humilde de los cinco grandes que compiten en la ciudad, aunque últimamente las diferencias entre unos y otros se han venido ajustando. De hecho, ahora estamos dos categorías por encima, pero cuando Üstündag tomó las riendas del club el Altinordu era un equipo de un escalafón superior: confiarnos sería una total equivocación. Su manager suele apostar por un 4-5-1 de estilo directo y marcajes al hombre. Es complicado predecir su once ya que seguramente vayan a rotar bastantes jugadores, pero esperamos en la punta de ataque a Tiryaki, un experimentado delantero de buen golpeo de balón. Por las bandas destaca la figura de Ali Akburç, un extremo-delantero ágil y con buena técnica que nos puede sorprender en algún contragolpe. En el centro del campo el peleón turco-alemán Temeltas es su crack absoluto, capaz de echarse el peso del equipo a sus espaldas. El joven Yildiz, cedido por el Istanbul BBSK, es más técnico y veloz y también nos puede sorprender en alguna transición. En defensa sus laterales no son muy peligrosos e incluso su carrilero derecho, de 37 años, puede ser una debilidad a explotar dada su escasa velocidad y agilidad. Su pareja de centrales también destaca por su lentitud, aunque en la marca y en el juego aéreo no deberían flojear. Por último, su portero es competente pero no brilla en absolutamente ninguna faceta. SU PUNTO FUERTE: Tienen un estilo de juego sencillo y pragmático que nos puede poner las cosas complicadas en algún momento. Tácticamente ofrecerán resistencia y hay que tener cuidado con sus contragolpes. SU PUNTO DÉBIL: Su defensa es muy lenta y su centro del campo no ofrece mucho equilibrio, así que tendremos espacios para hacer y deshacer. Nuestros cracks deberían aparecer sí o sí. NUESTRAS BAJAS: Alkan (lesión, 2 semanas), Deniz (lesión, 1 semana) Bahadir, Devret, Danisikkaya (lesión, 1-2 días), Yilmaztürk, Çetin, Kavustu (fuera de la convocatoria por decisión técnica). “Estamos obligados a hacer rotaciones porque el fin de semana nos espera un rival complicado que, además, no va a tener que disputar partido entresemana. Pero aún con los suplentes tenemos que pasar de ronda y no va a ser fácil porque el Altinordu va a pelearnos de tú a tú”, aseguraba Üstündag en rueda de prensa. Lo cierto es que la presión para los que salgan va a ser máxima: no serán los más habituales pero deben responder hasta el punto de que sólo una victoria será aceptable, más aún jugando en casa. Vamos, este puede ser un gran año de épica copera: ¡Büyük Altay! CRÓNICA ALINEACIONES: Muchas rotaciones por parte de Üstündag, cambiando a todo su equipo con respecto al once de liga, con la excepción de dos de los nuevos fichajes: Yokuslu y Niyaz. ¿Señal de una futura suplencia o tan sólo una oportunidad más para que cojan confianza y se adapten a la dinámica del club? Curiosas también las apariciones del descarte Velioglu en el centro de la zaga y del káiser Cömert en el flanco izquierdo debido a las numerosas bajas en los laterales. La táctica, un 4-3-3 que proponía mucho fútbol de toque con un centro del campo claramente pensado para el dominio del balón. Por parte de nuestro oponente, ninguna novedad sobre lo esperado. PRIMER TIEMPO: El Altinordu no venía con intención de ser una comparsa y ya en los primeros minutos mostró sus armas. Especialmente, su extremo Akburç le hizo un par de diabluras a Cömert: desde luego el káiser continúa con la baja forma mostrada en pretemporada. Pero en este choque nos tocaba por una vez ser Goliat en vez de David y, después del comienzo algo dubitativo en el que sin duda se notaron tantas rotaciones, demostramos una mayor calidad para ponernos por delante. Fue en el minuto 14 y nos bastó con nada, un saque de banda que Yokuslu controla con elegancia, pasa raso a Niyaz y este en el área se revuelve con agilidad para definir ajustado al palo largo. Lo más difícil siempre es abrir la lata y, por si fuera poco, en el minuto 17 sentenciamos con una jugada combinada que termina con Simsek definiendo con un potente disparo en el borde del área. Mucha ayuda de su portero en este tanto, pero resaltar el desmarque de Karabulut que arrastró a los centrales y dejó vía libre a nuestro punta. A partir de los goles dominamos con holgura y confianza, pero el Altinordu no se iba a rendir y también buscó recortar distancias. Fueron jugadas muy aisladas, pero en una ocasión su punta Tiryaki convirtió un gol anulado por claro fuera de juego y en otra se aprovechó de un fallo táctico del central Arslan para rematar a bocajarro ante un Özyigit que salvó de gran manera. Señales de que no nos podíamos confiar en absoluto. Dos goles de los jóvenes fichajes en apenas 3 minutos para dejar muy a nuestro favor el encuentro DESCANSO: Con 2-0 en el marcador todo invitaba al optimismo, pero Üstündag sabía que los jugadores no debían bajar su intensidad en el segundo tiempo. Cosas más increíbles se han visto en el fútbol y nuestro adversario era un oponente respetable que podría aprovecharse de algún desajuste defensivo en una línea de atrás bastante inestable e insegura debido a las rotaciones. SEGUNDO TIEMPO: Jugamos el segundo período con una mentalidad más conservadora, pragmática, intentando retener el balón y asegurando atrás, especialmente a partir de que su delantero Tiryaki se fuera lesionado y pusieran al rápido Akburç de nueve. Como fruto de esta mentalidad conservadora y pensando en futuros duelos, Üstündag realizaba un doble cambio en el minuto 55: se iban Niyaz y Yokuslu (buen partido de ambos) y entraban Ergin y Albayrak. En el minuto 60 nos encontraríamos con toda la suerte del mundo en un tremendo doble error de su lateral (@panda_666 este podría ser un buen gol del Caribe ): primero despeja mal con la cabeza y luego se tropieza para que Simsek diga “gracias” y anote el tercero prácticamente sin oposición. Parecía que con el 3-0 esto iba a ser un paseo hasta el final… Y, sí lo fue, pero más bien porque los nuestros se dedicaron a pasear antes que a competir. Hasta el cierre, jugamos de forma muy pasiva, contemporizando demasiado nuestros esfuerzos, y ellos en el minuto 72 recortaron distancias gracias a una buena volea de Akburç, sin duda su mejor jugador. Tuvieron tiempo para darle más emoción al choque si cabe, pero en el minuto 75 Özyigit hizo otra parada de gran mérito ante un centrocampista rival, que había logrado un mano a mano debido a una empanada mental de Velioglu. Esta ocasión fallada fue un punto de inflexión, ya que a partir de ahí perdieron fe en la remontada y nosotros empezamos a sobar el balón para aburrimiento de los espectadores hasta el pitido final. Los goles en la segunda mitad dejaron constancia de que hoy no fue un gran día para las defensas LA JORNADA: Lo más importante es que el resultado final de 3-1 nos permite avanzar de ronda, concretamente a la 3ª, que será la última de enfrentamientos directos antes de alcanzar la famosa fase de grupos. Al igual que nosotros, todos los clubes de la Süper Lig sortearon sin dificultades esta eliminatoria, con la única sorpresa real de la derrota del Gaziantepspor (1.Lig) a manos de un equipo amateur (3 categorías menos) en una emocionante tanda de penaltis. ANÁLISIS - Datos del Partido / Estadísticas del Altay / Estadísticas del Rival / Zonas de Acción / Posiciones Medias Este no será un partido para el recuerdo, pero en el global tenemos que estar satisfechos. Rotamos mucho, reservando energías para la liga; y conseguimos el pase con autoridad, obteniendo una primera victoria de la temporada que nos ayudará a ganar confianza. Es cierto que ha habido desajustes defensivos preocupantes, pero seguramente no veamos una defensa de este calibre salir de gala ante rivales de mayor calado (sobre todo no se cuenta ni con Cömert ni con Velioglu, bastante flojos hoy). En ataque no estuvimos especialmente inspirados, pero no nos hizo falta mucho para sentenciar rápido el encuentro. Y eso ha sido así, no lo olvidemos, gracias a la habilidad de los nuevos jóvenes fichajes para ver portería y desnivelar el encuentro a nuestro favor. Ojalá continúen con este momento de forma también en la Süper Lig, donde sin duda los necesitamos. EL MEJOR: Beykan Simsek. Lo decíamos en pretemporada, este chico tiene algo especial con el gol. Aún está lejos de la calidad de Alkan, claro, pero al verlo jugar uno siente que ve puerta con mucha facilidad y que hace de forma fácil lo que a otros les cuesta mucho. Sus movimientos son inteligentes, ágiles, y sabe cómo golpear el balón para mandarlo al fondo de las redes. Con sólo 21 años tiene mucho que decir aún en la Süper Lig. EL PEOR: Mustafa Karabulut. Hay suplentes que no van a gozar de muchos minutos esta temporada, así que uno espera que cuando salgan de titulares lo dejen todo por ganarse la confianza del entrenador. En este caso Karabulut tenía un partido ideal para él, con mucho margen para influir en la ofensiva, pero al final sus jugadas no terminaron de ser decisivas. Se mostró muy poco ambicioso en sus pases y ninguno de sus numerosos remates estuvo dirigido entre los tres palos. LAS NOTICIAS - BAJAS: No pasamos un partido sin lesionados y esta vez el que ha notado molestias al término del encuentro ha sido Osman Kinli. Nuestro canterano realizó un importantísimo despliegue físico durante los 90 minutos y finalmente ello le ha costado una sobrecarga en los isquios que lo mantendrá al menos dos semanas fuera de los entrenamientos. Con esta, son 5 las bajas que tendremos para nuestro siguiente compromiso, unido todo ello al cansancio que nos supone el partido entresemana. - TÜRKIYE KUPASI: Mucha fortuna hemos tenido en el sorteo de la siguiente ronda de la Türkiye Kupasi, ya que hemos evitado a los rivales de mayor categoría, esperándonos el Sakaryaspor de la 3.Lig. No es que sean un conjunto pésimo, de hecho hasta tienen una Copa en su palmarés, pero las 3 categorías de diferencia entre nosotros nos hacen pensar que tenemos pie y medio puesto en la fase de grupos. - CALENDARIO: Volvemos a la Süper Lig para visitar el campo del Rizespor (12º), un sólido conjunto que lleva dos temporadas alcanzando la mitad noble de la tabla, pero cuya plantilla en principio no nos impone tantísimo respeto como la de los grandes de la categoría.
  10. @zeusitos ¿Cómo va todo, amigo? La progresión en el primer equipo de algunos canteranos está más que lastrada por el ascenso, sí, pero la parte positiva es que se debe a que estamos desarrollando a jugadores de mayor potencial en el primer equipo actualmente. No es por menospreciar a los pobres que llevamos todos estos años cuidando y tutelando, pero alguno tampoco tiene mucho potencial para jugar en la Süper Lig Ojalá Emre Mor me haga cambiar de opinión, pero ahora mismo no le veo muchas opciones, la verdad Lo intenté con un par de tutores y no hubo forma, mi única esperanza es que funcione una tutela futura con Alkan cuando este acabe de mostrarle sus enseñanzas a Simsek Efectivamente, el Galatasaray es el único club turco con un título europeo, aunque pronto compartirá ese honor con el Altay cuando en el año 2090 ganemos la Champions con un hat-trick del centenario Yakub Alkan Por curiosidad lo he mirado y el Fenerbahçe alcanzó las semifinales (eliminado por Benfica en 2013, creo) y los cuartos de la Europa League (mucho antes), mientras que el Besiktas únicamente los cuartos como máximo. Y sí, tienen un gran equipo con un montón de jugadores de calidad. Melo se autoexpulsará todo lo que tú quieras, pero ya me encantaría tener a mí a un jugador de esos atributos en mi plantilla: como si se le sacan roja uno de cada dos partidos El cambio de estadio fue algo tan histórico que requerirá de un post especial próximamente al respecto A mí los goles mal anulados me han pasado tanto en contra a favor, lo mismo esos penaltis “dudosos”; aunque la impresión siempre es la de sólo acordarnos de los que nos han fastidiado la vida Çetin salió por Arslan y lo hizo francamente bien. No me esperaba de él una adaptación tan rápida, veremos si es capaz de sostener su puesto en las próximas jornadas. Una pena el palo de Metoglu, hubiera sido uno de los mejores tantos de la historia del Altay. Nuestra actuación general ha sido muy satisfactoria. Nos falta aún encontrar el camino fácil hacia el gol en la Süper Lig (si es que lo hay) pero al menos táctica y defensivamente volvemos a estar reconocibles. Si mantenemos este mismo nivel ante rivales más asequibles deberían empezar a llegar las victorias. La enfermería está sumando muchos efectivos y, aunque las lesiones son en su mayoría leves, me preocupan porque suponen romperle el ritmo a jugadores que estaban peleando por ganar un puesto. Particularmente Deniz me había gustado mucho en sus últimas actuaciones: precisamente salió desde el banquillo ante el Galatasaray y fue de los más activos para después lesionarse ¡Saludos y gracias por los ánimos!
  11. Te amo. Increíble la temporada que te has marcado, sobran las palabras para describirla. Ni el fluorescente ni nadie pueden con Courtenay. Llegar al quinto nivel del fútbol inglés sólo con canteranos es ya de por sí un logro inmenso, pero lo peor es que te veo saliendo del fútbol de conferencias No menos interesante el ascenso del filial: ¡por fin! ¿Cuándo se acabarán los problemas económicos y podremos hacernos cargo de él también? Empezamos con una bajada de pantalones por Lucas... Y las que nos quedan. Con nuestras amplísimas posibilidades en el mercado de fichajes o retenemos a los canteranos o los retenemos. No hay otra posibilidad. Lo único es que espero que su calidad sea tan mala que no llamen la atención de ningún equipo de nivel superior al nuestro, lo que me extrañaría mucho... Pero a veces a la IA se le va la pinza y cuando menos te lo esperes ahí van a estar ofertando por tu peor jugador Por cierto, ya sé que ya te lo he dicho, pero hay que ver lo rotundamente malos que son tus jugadores. Me recuerdan a mis grises del Ourense, que ya es mucho decir ¿Podrías pasar una captura de los atributos de Stokes? Que sea leyenda del club a estas alturas me parece de traca, pero la verdad es que su temporada tiene todos los méritos como para ser calificada de... LEGENDARIA Muy buena la formación asimétrica, me ha gustado, seguro que potencia mucho las virtudes de nuestros pinchapelotas. Dafter se está reservando para la temporada que viene. Ahora sí que llegan los 20-tantos goles También me gusta el nuevo jefe de desarrollo de juveniles, tiene muy buena pinta, a ver si por fin nos estabilizamos con uno que creo que es el puesto que más cambios ha sufrido en un proyecto en el que siempre tenemos a los mismos jugadores Por cierto, ¿cuál es su personalidad? Porque leyendo por ahí descubrí que al parecer la personalidad del Jefe de Desarrollo de Juveniles afecta también a la personalidad de los newgens que te van saliendo. Pobres tutores, todos retirados porque no les das ni minutos de pretemporada, cuánta crueldad en esta endogamia A ver si te puedes seguir trayendo gente porque por lo que veo tus jovenzuelos aún no están en edad de tutelar (22 los que más). Por cierto, ¿has pensado en contratar algún fisio extra? Ya sé que no sobra el dinero, pero esas lesiones tan bestias no digo que podrían ser evitables, pero sí que quizás se podría reducir su duración. De hecho, yo en el Altay la acabo de tener con un canterano y creo que me dieron 4 meses (no 8 ). Y ya sé que somos equipos de ligas, pero a veces no estaría mal pasar más de un par de rondas en las copas. ¡Ánimos que se puede, aún con nuestros queridos palurdos sobre el césped! En fin, a ver qué nos sorprendes el año que viene, espero que puedas seguir contando con todos y alguno que otro continúe explotando. De los de la última camada, por ejemplo, me gusta el defensa central, le veo un gran potencial si se desarrolla bien ¡Saludos!
  12. Depende del nivel de exigencia del reto: hay muchos niveles de endogamia. Puedes considerar endogamia fichando sólo jugadores nacionales o de cierta región, o incluso extranjeros si los fichas con 16-18 años y los formas en el club. Pero atendiendonos a la endogamia estricta no sería válido ya que que yo sepa no existen newgens que salgan de ningún equipo: todos nacen de una cantera aunque los echen a los 3 meses de su club
  13. Qué pena ver marchar a R. Castro. Soy partidario de que jugadores con ese peso en el vestuario hay que tenerlos, aunque sea de suplentes. Zozulya fuera, más tras la polémica que ha habido últimamente... Menos líos Viera sería un fichajazo espectacular, aunque veremos por cuánto nos sale al final. 7 millones sería perfecto aunque un desembolso fuerte para nuestro club. Sergio León para mí juega en otra posición, por lo que me parece que deberíamos ficharlo independientemente de lo que pase con Riera. Sería un reemplazante perfecto para R. Castro ¡Saludos!
  14. Lo dicho, en la EL con los suplentes y ganamos sobrados sin tampoco tener que realizar un gran fútbol. A ver si en las rondas finales hay más emoción Me alegra el gol del islandés, es vital que los delanteros mojen para que vayan adquiriendo confianza. Increíbles los porteros que tienes, siempre salvando los muebles y además si no recuerdo mal que incluso Siegrist vino como libre después de su cesión, ¿no? Más de uno se estará agarrando los pelos de la cabeza por dejar marchar a semejante talento de su club ¡Saludos!
  15. Tremendo, ¡vas de goleada en goleada en el campeonato nacional! Se nota que Boca debe de tener una de las plantillas más fuertes, pero tengo mucha curiosidad por saber qué pasará en la Libertadores o cuando nos enfrentemos a los grandes de la categoría que compiten por el título como nosotros. También por qué pasará con los años a medida que sólo podamos contar con nuestros canteranos. Me gusta el 4-3-1-2 que estás intentando inculcar. Para este esquema son vitales las subidas de los carrileros: ¿te están respondiendo bien ahí? Es genial que jóvenes como Betancur estén creciendo. Al tener una buena plantilla yo intentaría darle minutos a todos los chavales que puedas: a medida que suman actuaciones (sobre todo si son buenas) sus atributos se disparan. Por eso me gustaría ver a Pavón en el primer equipo, aunque sea para salir en los segundos tiempos en una posición en la que no está del todo familiarizado ¡Saludos!
  16. Qué bueno ver a estas "jóvenes" promesas. Es raro que un equipo francés fiche a un jugador británico, pero todo puede ser. Lo de Fonte me parece de risa el precio, 10 mil euros, poco más y te lo regalan Me gustaría ver los atributos de estos dos también Guarín es una máquina a balón parado. Debería dar muchos puntos sólo por eso a lo largo de la temporada. ¡Saludos!
  17. Continúa tremenda la trama, hay que ver a la mafia pegándole a todo el presidente de un país, manda narices En estos casos soy defensor del pobre Vidor y ojalá no pague el pato por las malas artes de su padre, pero conociendo a nuestro amigo húngaro seguro que su tremenda ambición le va a llevar querer sacar tajada de todo este asunto turbio No veo ningún error conceptual con Budapest. Ahora mismo está un presidente que aparenta ser de "ultraderecha" y quizás en algún momento de la historia puedes meter que son muy nacionalistas (y por tanto a veces se pasan de xenófobos). Tiene que ver con que tienen una cultura muy especial, muy auténtica, por lo que el húngaro es un ser muy orgulloso de su país También influye que durante las guerras mundiales perdieron muchos territorios que culturalmente eran húngaros y pasaron a otros países (se quedaron en un 33% de lo que antes era un Hungría, imagínate), otro motivo por el que adoptan esta actitud tan "defensiva" y de odio hacia sus vecinos (especialmente los rumanos y los gitanos). También en general diría que es un país pobre. No digo que no haya ricos, pero el alcalde de Kisvarda, con un helipuerto en su casa, es una cosa muy excepcional. Quizás esto pueda acentuar los problemas de Vidor en el vestuario: la mayoría de sus compañeros provendrán de familias acostumbradas a sobrevivir con lo justo. ¡Saludos!
  18. Qué pena, compañero. La trama venía perfecta hasta entonces. No creo que haya mucho problema para seguir en este mismo hilo, basta con que edites algo del último post señalando los nuevos partidos, pero el progreso de la partida es mínimo: solo una semana. Comentaré más en profundidad cuando vuelva todo en su cauce, pero está genial, noto muy cercanos a los 3 protagonistas hasta el momento. Por cierto, ¿tenía nuestro prota un rollete con su prima? Bueno, quizás era simplemente una relación familiar ¡Saludos!
  19. Tremendo, genial, esta trama apunta muy alto. Y es que sabiendo el potencial de nuestros chicos no me extrañaría que esta pandilla de mafiosos aprovechara para meter mano con alguno de ellos: ¿quizás en forma de un "malvado" representante? Por otro lado, no me extrañaría si hubiera mafias de verdad en el mundo del fútbol. Las cantidades millonarias que mueve a veces parece que no son de este mundo Por lo pronto ya tenemos al Marshall en Budapest y yo por si acaso voy a mirar bien cuando cruce la calle a ver si me lo encuentro (no sé si sabes que vivo en esa ciudad ). ¡Saludos!
  20. Vuelvo por aquí y, en realidad, paso casi que sólo a felicitarte. Tremenda historia, tremenda trama, tremendas votaciones, tremendo todo. ¿Te apetecería ser el subredactor jefe de la historia interactiva? Me han dicho que el puesto está vacante y es un chollazo La trama está increíble en estos momentos: un asesino suelto, tú raptado por unos piratas psicópatas, Sandy violada si no ganas el campeonato Y por si fuera poco, al frente del equipo se ha quedado Watkings, manda huevos (u otra cosa más bien ). ¿Cómo planeas volver al club según el FM? ¿Harás dimitir a Watkings y te ofrecerás para el puesto? ¿O puedes usar el editor en tiempo real (que para todas las locuras que tramas, en realidad sería lo suyo )? Veremos que tal se nos da el fútbol de Dominica. Dices que está entremedias entre una categoría y otra, pero, sinceramente, dudo que haya alguna diferencia. De hecho, dudo que haya alguna diferencia entre la primera y la segunda división de Barbuda, así que yo lo veo todo más que nada como un capricho del manager para ver cómo le va en otros lares. Y de paso dando un giro magistral a la trama En las votaciones no llegué a tiempo para participar pero tan sólo hubiera cambiado lo escogido para el premio de "mi tobillo no es tu juguete", en el que me pareció más gracioso el doble intento de mutilación de las extremidades fallido. Por cierto, el autogol premiado no tiene desperdicio, es para postearlo en el foro de SI Games como un bug, jajajaja ¡Saludos!
  21. Una pena que se retire Ribéry. ¿Quizás sea posible firmarlo como empleado para la causa? No sabía lo de su paso por el Galatasaray, por cierto, buen dato que añadir a mi incipiente biblioteca de conocimientos sobre el fútbol turco Thiago es un jugador que no me termina de convencer para el Bayern, así que apruebo su venta y más aún si es por esa tremenda millonada que paga el PSG El fichaje de Weigl lo veo muy acertado, aunque claramente no es un sustituto para Thiago sino un jugador muy diferente. A ver cómo lo encajamos en la táctica. Por otro lado me pareció un poquito excesivo lo de los 46 millones de euros teniendo en cuenta que el Bayern no suele gastar grandes cantidades en sus traspasos, pero también hay que reconocer que estamos en 2018 y la burbuja del fútbol habrá seguido creciendo durante este tiempo Brosch está muy verde por ahora, pero con los jóvenes uno siempre tiene que intentarlo a ver si resultan. 4 millones no son nada para el club, nos lo ha regalado el Leverkusen prácticamente ¡Saludos!
  22. Será un rival duro este Atlético, qué bonito y qué raro ver aún en el equipo a Arda Turan y a R. García; y, definitivamente, qué raro no ver al Cholo en el banquillo colchonero Pronostico que será un duelo igualado e intenso y que veremos goles. Apuesto por un 2-2 Me gusta nuestra alineación pero no sé hasta qué punto dará resultado el "copiarles" la táctica: a lo mejor convenía más tratar de hacer algo distinto, pero no voy a cuestionar a Sasha a estas alturas Sobre el dilema Chamipons vs. Europa League, yo soy de los que piensan que es mejor seguir avanzando en la máxima competición. Aunque caigamos en octavos y nos meta un repaso un equipo top, sin duda dicha actuación nos servirá como escaparate para aumentar nuestro prestigio y también de gran experiencia para otros años. Es muy difícil ganar la Champions a la primera, vaya Y a veces uno puede aprender mucho de las derrotas ¡Saludos!
  23. Hola compañero! Entendible la decisión de abandonar Ñuñorco. Con tu nuevo club jugarás en la misma categoría, ¿no? Pero será con un recién descendido de muchas mejores condiciones y con la posibilidad de contratar a mejores jugadores. Fantástico, ojalá sigamos brillando con ese fútbol ofensivo y pongamos en práctica el 4-3-1-2 que curiosamente también estoy ensayando para mi Altay... Necesitarás sobre todo buenos carrileros con proyección ofensiva, ¿sabes? Y también mediocampistas inteligentes y completos que sepan defender y atacar y cómo posicionarse siempre sobre el campo. Menos entendible me parece la decisión de Zubeldía. No sé qué ofertas manejará ahora mismo, pero quizás no tenga la misma suerte (que Gotti) de que lo acepten en otro club de la categoría a la que acabamos de ascender pero con mejores condiciones que el Grupo Universitario. Quién sabe, no sé cómo funciona el FM y puede que sí, pero si dejamos este equipo en el que por fin hemos desarrollado nuestro estilo de juego defensivo, esperemos que sea para optar a algo mejor y no para quedarnos atascados en la división de inicio. Ojalá puedas fichar a algunos de tus ex en los nuevos equipos, sería buena idea para hacer la transición más suave ¡Saludos!
  24. Otro buen mes en el que seguimos barriendo rivales. Una "pena" casi que el partido de copa haya sido tan desnivelado. Ya que se pegan el viaje que al menos la cosa tenga algo de emoción, ¿no? Qué crueles somos en París, ni los suplentes tuvieron piedad Lo importante es que a lo tonto seguimos avanzando de ronda y evitando a los equipos difíciles. Creo que puede ser un año fantástico para vivir algo de épica copera, sería genial poder plantarle cara a algún grande y, cuanto más tarde se produzca ese enfrentamiento, mejor para nuestros intereses Veo que sufres a balón parado, no tengo más que añadir con respecto a lo que dije en mi historia. Realmente lo único que puedes hacer es revisar que todos los jugadores tengan bien asignadas sus tareas (a veces con las sustituciones puede haber malentendidos) y rezar que vaya bien Me ha gustado que en los dos amistosos nos probásemos ante rivales de mayor nivel pensando en el año que viene. ¿Has notado alguna diferencia o déficit importante en el equipo? Digo para pensar en posible fichajes o áreas a reforzar, aunque parece ser que hemos competido bastante bien. Me ha encantado ver a Dabo sobre el verde: ¿se ha convertido en pieza titular ya? Otra buena noticia ver al gigante de Nanizayamo (¿de dónde viene el apellido? ) estando inspirado y aportándonos cosas que no nos puede dar Camara. Es vital tener a los delanteros con confianza y en buena forma. Yo sigo viendo como una opción lo de los dos puntas, aunque sea en algunos momentos puntuales, como esos 2º tiempos en los que nos puede faltar un golito Una pena ver que Escorza no termina de explotar... Paciencia. El mes que viene se viene el derbi ante el Créteil, partido marcado con una cruz en nuestro calendario. Quién sabe si incluso el goal average será decisivo. No quiero ni pensar en el panorama de una derrota, con el Dunquerque que puede empezar a pisarnos los talones... Cuanto más lejos estén mejor ¡Saludos!
  25. ALTAY SK - GALATASARAY 3ª Jornada de la Süper Lig, Domingo 18 de Septiembre de 2016 *¡Atención! En el siguiente spoiler tenéis el resultado del partido. Es para los más curiosos, ¡pero puede arruinaros la emoción de una primera lectura! PREPARTIDO Estamos sufriendo en nuestra vuelta a la élite y para despejar nuestras dudas no podríamos tener enfrente a un rival menos potente. Y es que el Galatasaray es el club más laureado de la historia de Turquía (1 Copa de la UEFA, 1 Supercopa europea, 19 Süper Lig, 15 Türkiye Kupasi, 14 Supercopas Nacionales), siempre riñendo con sus hermanos del Fenerbahçe. Además, económicamente tienen una tremenda estructura que les facilita retener a los mejores jugadores nacionales a la vez que pagar sueldos millonarios a afamados futbolistas extranjeros. Su plantilla siempre es una de las grandes favoritas al título liguero, pero no siempre lo logran y llevan ya 3 años de sequía, unidos a otros 2 en Copa que les hacen estar sumidos en una especie de “mini-crisis”. No obstante, en el club se respira un total ambiente de tranquilidad y normalidad. El entrenador Hamzaoglu comandará a los leones por 3ª temporada consecutiva e, incluso, en este mercado veraniego no se ha realizado absolutamente ninguna incorporación: ¿muestra de un exceso de conformismo o un intento de estabilizarse en el siempre convulso fútbol turco? Tácticamente apuestan por un 4-4-2 con mentalidad ofensiva que busca ejercer una gran presión sobre su adversario. En la punta de ataque está lesionado el holandés Bas Dost, por lo que saltarán al campo seguramente dos internacionales turcos: el letal Burak Yilmaz (máximo goleador la pasada temporada) y el aguerrido veterano Umut Bulut. En las bandas su principal efectivo es el marroquí Amrabat, un hombre de esos a los que es imposible marcar dada su enorme movilidad; aunque el portugués Bruma no se queda corto con su enorme regate y desborde. Su doble pivote es una fórmula de éxito garantizado con su capitán y segundo capitán: por un lado el creativo Selçuk Inan, fijo en la selección y máximo asistente la pasada campaña; y por otro el agresivo e intenso Felipe Melo. Los dos carrileros son vitales en el esquema por su enorme aportación ofensiva, doblando en cuanto pueden a los interiores: el brasileño Alex Telles tiene una gran técnica mientras que el eléctrico Çamdal posee un enorme uno contra uno. Los centrales también son inamovibles con la dupla formada por el camerunés Chedjou, rápido y de gran lectura táctica, junto al nacional Semih Kaya, de un perfil similar. En el arco, el uruguayo Muslera lleva muchas temporadas demostrando sus increíbles reflejos. SU PUNTO FUERTE: Gigantesca la calidad individual de varios de sus jugadores: en concreto, del goleador Yilmaz y del creador Inan, auténticos símbolos de este enorme club que no se cansan de hacer destrozos en la Süper Lig. Todo ello sin olvidar a otros jugadores indispensables como Muslera, Melo o Chedjou. SU PUNTO DÉBIL: Su sistema táctico no parece estar dando muchos frutos a lo largo de los años pero siguen empeñados en su uso. La verdad es que, exceptuando las llegadas por sorpresa de los carrileros y la alta movilidad de sus dos puntas, no parecen tener un plan demasiado peligroso ni compensado. NUESTRAS BAJAS: Alkan (lesión, 3 semanas), Bahadir, Devret, Danisikkaya (lesión, 3-5 días), Karabulut, Sayan (fuera de la convocatoria por decisión técnica). “Va a ser un reto muy complicado, pero no saltaríamos al campo si no tuviéramos confianza en nuestras posibilidades de sacarlo adelante. Por muy buenos jugadores que tengan a su disposición, el partido se decide en 90 minutos y cualquiera puede sorprender a cualquiera”, aseguraba Üstündag en la rueda de prensa prepartido. La verdad es que, pese a jugar en casa, la afición no es especialmente optimista para un choque en el que todas las apuestas ven a un Galatasaray vencedor aún jugando a medio gas y con rotaciones después de su compromiso de Europa League hace apenas cuatro días. A todo esto, y dato muy importante, se han vendido nada más y nada menos que 34 mil entradas para este choque, por lo que por primera vez en muchísimos años jugaremos en el Izmir Atatürk Stadium, cedido por el ayuntamiento ante el interés popular del evento. ¿Lograremos hacer saltar la sorpresa en este escenario de lujo? ¿O seguiremos siendo, a pesar de todo, presa fácil para los grandes de la Süper Lig? CRÓNICA ALINEACIONES: Se probó en pretemporada ante este mismo rival y finalmente Üstündag ha decidido darle continuidad a sus experimentos y utilizar un novedoso esquema de 3-5-2 para este choque. Se trata de una formación muy poco usada en el fútbol turco y de complicados equilibrios, especialmente en las bandas, pero con la que se pretende un mayor dominio de la zona central y seguridad en las dos áreas. El baile de nombres con respecto a otros partidos ha sido enorme en pos de favorecer esta nueva táctica, destacando la entrada del central Çetin (con el consiguiente “banquillazo” a Ö. Arslan por su mal desempeño ante el Istanbul), el uso de Alp Ergin por banda (y no por el centro) y una interesante dupla de delanteros con Niyaz intentando emular a Alkan y Metoglu dispuesto a pelear cada balón. En cuanto a nuestro rival, usan su once de gala al pleno, sin ninguna rotación, lo que les puede debilitar algo en el aspecto físico pero sin duda nos hace temblar ligeramente de miedo al ver tanta estrella junta. PRIMER TIEMPO: No hace falta ser un genio para saber que nuestros comienzos en la Süper Lig están distando de ser los ideales. El equipo, repleto de debutantes sin auténtica experiencia y jovenzuelos con todo por demostrar, salió al campo con mucho miedo, como pensando: ¿en qué lío nos hemos metido ahora? Los nervios eran la seña común, especialmente entre los recién fichados, y las pérdidas de balón y faltas absurdas nos hacían parecer más un equipo amateur que uno de la élite del fútbol turco. En medio de este espectáculo la única salvación era el plan táctico trenzado por Üstündag, que demostró funcionar desde el primer minuto, con una tripleta de centrales que nos permitía salvar muchos balones y vivir sin el constante agobio de que uno de sus puntas superara en el uno contra uno a sus marcadores. Aún así, estamos hablando del Galatasaray y no necesitan ni media ocasión para ser temibles. En el minuto 6 su punta Bulut logró zafarse de su par y conectó un potente disparo que salvó Parlar con sus habituales reflejos felinos. Y en el minuto 19 el que lograría disparar sería por primera vez Burak Yilmaz, conectando un cabezazo espléndido a un centro de uno de sus laterales. Ya sentíamos el tanto en contra de forma muy dolorosa (¡en el mismo minuto que ante el Istanbul!) como el presagio de una fatídica goleada cuando apareció un salvador inesperado: el árbitro, que decidió anular el remate por un fuera de juego totalmente inexistente. El árbitro hoy nos ha echado una mano para frenar el increíble talento de Yilmaz, por aquí no hay fuera de juego mire por donde se mire El gol mal anulado a nuestro adversario nos dio la oportunidad de resetear nuestra mentalidad y empezar otra vez de cero: no íbamos a tener más segundas oportunidades de este calibre. Amparados por el fantástico 3-5-2 comenzamos a hacernos con el esférico ante un rival muy pasivo en todo momento y sin verdaderas ganas de buscar el triunfo. Tal era el contraste entre unos y otros que cualquiera juraría que estábamos jugando en una “inventada” superioridad numérica: llegábamos a todos los rechaces, siempre había un compañero cerca desmarcado, otro que corregía la mala entrada de un compañero… La única pega es que seguíamos azotados por los nervios y la falta de talento, no logrando aprovecharnos de todo el dominio táctico que estábamos ostentando. Desarrollando un fútbol de mentalidad conservadora, pragmático, que minimizara errores; poco a poco nos fuimos acercando a la meta visitante e incluso tuvimos un par de notables ocasiones al borde del descanso. La primera fue un increíble disparo lejano de Metoglu que reventó el travesaño y la segunda fue un cabezazo de Kas en el primer palo que se iba fuera cuando parte de la grada había llegado a cantar gol. Sin grandes ocasiones, también a base de empuje y fe rozamos el gol, como en este trallazo de Metoglu que pudo haber sido el gol de la jornada DESCANSO: Llegábamos con 0-0 en el marcador, totalmente vivos, al complemento, lo cual era una fantástica noticia. Además, al igual que pasó en pretemporada, el 3-5-2 nos estaba asegurando un dominio espectacular sobre un rival con una calidad exponencialmente mayor que la nuestra. Lo único que quedaba por hacer era felicitar a los chicos, intentar que se quitaran los nervios de encima y a ver si alguno se sacaba de la chistera algún momento calidad que nos permitiera terminar de dar la sorpresa. Todo esto mientras rezábamos porque Yilmaz, Amrabat, Inan y compañía siguieran echándose la siesta, claro está. SEGUNDO TIEMPO: El segundo tiempo continuó con la tónica del primero, con un Galatasaray muy pasivo y un Altay que buscaba mandar y dominar pero sin las herramientas técnicas como para finiquitar su plan. La sensación era de bloqueo en ambas áreas, aunque siempre la visita tenía más opciones gracias a la terrible pegada de sus puntas. En el minuto 60 los banquillos se agitan y ambos entrenadores juegan sus cartas para romper el status quo: se iba el defensivo Melo por un Dzemaili de mayor recorrido ofensivo; mientras que en el Altay se marchaban Yokuslu (gris y nervioso) y Yilmaztürk (muy cansado) para dar entrada a Deniz y Kinli, pasando el canterano Ergin al centro como el centrocampista más ofensivo. En el minuto 70, de nuevo más cambios, con Üstündag haciendo entrar a Simsek por Niyaz y el Galatasaray introduciendo a un joven punta suplente. El cansancio hacía mella y parecía que ambos equipos tenían ganas de ir a por los tres puntos, pero las defensas seguían sin dejar hacer a los ataques y el cronómetro se agotaba. Fueron unos minutos finales tensos, en los que pudo haber pasado de todo, con un Galatasaray que incluso tuvo dos ocasiones para chutar en los palos (una de Bulut sin ángulo y otra de Yilmaz en un córner), pero finalmente nadie fue capaz de romper los equilibrios generados por su calidad y nuestro esfuerzo táctico. Déjale medio milímetro en el área a Yilmaz y será capaz de cosas como esta. Sólo el árbitro le impidió marcar hoy LA JORNADA: Sumar siempre cuenta, más aún si es ante un rival tan grande y el punto cosechado nos permite colocarnos en el 15º puesto, fuera de la zona “roja”. En lo alto de la tabla Istanbul BBSK (2-1 al Fenerbahçe) y Trabzonspor (1-2 a Balikesirspor) son los únicos que ostentan un pleno de victorias, reforzándose como candidatos a todo con su siempre competitiva plantilla. Como curiosidad, ninguno de los tres grandes de Estambul logró sumar de a 3 y en la parte baja de la tabla Eskisehirspor, Adanaspor y Balikesirspor han cosechado sufridas derrotas. ANÁLISIS - Datos del Partido / Estadísticas del Altay / Estadísticas del Rival / Zonas de Acción / Posiciones Medias Seguimos sin encontrar las individualidades ni el camino hacia el gol, notando la dolorosa baja de Alkan, pero es innegable que este Altay sí que nos recuerda algo más al del año pasado. Aún hay muchos nervios y todavía no ha terminado de cuajar ninguno de nuestros relumbrantes fichajes, pero la actitud colectiva y el impecable trabajo táctico siguen estando ahí. Un empate a cero puede no parecer mucho, sobre todo cuando realmente no nos hemos podido generar grandes ocasiones y por fases del encuentro cometimos muchos errores individuales, pero hay que ver el vaso medio lleno antes que medio vacío. No en vano se vino el Galatasaray a visitarnos y en ningún momento jugó cómodo, apenas tuvo ocasiones de gol y se pasó la mayor parte del duelo defendiéndonos. Es verdad que ellos se pudieron haber llevado la victoria en cualquier jugada (incluso tuvieron el gol mal anulado), pero ese siempre es un factor a tener en cuenta ante rivales de semejante calado. Además, nosotros también hemos tenido nuestras aproximaciones. Por otro lado, tácticamente el 3-5-2 ha sido un éxito absoluto. Hoy no hemos podido apreciar sus puntos débiles y tan sólo constatamos que con tres cerrando atrás estamos más seguros e incluso podemos secar a los mejores delanteros de Turquía. Además, en la zona central bailamos a Inan y a Felipe Melo, que se cansaron de correr detrás de nuestros jugadores, con un enorme esfuerzo especialmente por parte de Balci tanto en defensa como en ataque. En el área rival nos faltó claridad de ideas y talento, chocando de frente con una pareja de centrales del mejor nivel posible, pero a nivel táctico tanto Metoglu como Niyaz encontraron espacios y demostraron que esta formación puede darnos alegrías en el futuro. EL MEJOR: Süheyil Çetin / Ismet Kavustu: Grandísimo trabajo hoy en la línea de fondo por parte de nuestros dos centrales, que se apoyaron mutuamente y se convirtieron en nuestros salvavidas. Çetin debutaba hoy en el once titular y ha demostrado que es un jugador excelso en el apartado mental, siempre concentrado y trabajando. Kavustu, con Çetin como guardaespaldas, fue capaz de ganar un montón de balones por alto y por bajo, ahuyentando cualquier sensación de peligro. Y, por cierto, Kas, en teoría nuestro mejor central, fue sin lugar a dudas el más inseguro, cometiendo fallos innecesarios. EL PEOR: Okay Yokuslu / Recep Niyaz. Y también toca hablar de una pareja aquí. Porque Yokuslu y Niyaz son nuestros jugadores de mayor calidad (obviando a Alkan) y hoy, literalmente, no han aparecido en ninguna jugada. Mostraron ganas, sí, algún escasísimo detalle, pero en general los nervios se han impuesto a su talento. Quizás sólo sea cuestión de tiempo que terminen de adaptarse al club y los empecemos a ver siendo decisivos. Sumamos ante una de las mejores plantillas de la liga y nuestra adaptación a la Süper Lig sigue in crescendo. Aún nos falta que nuestros nuevos fichajes terminen de acoplarse y, cómo no, sumar nuestra primera victoria de la temporada, pero hoy por lo menos debemos estar orgullosos del trabajo realizado. LAS NOTICIAS - EQUIPO SUB-21: Triste derrota 0-1 ante un filial del Galatasaray que carecía de jóvenes de verdadero talento. Nuestra primera parte fue pésima, no generamos ocasiones y nos dejamos marcar un gol en un balón colgado a la espalda de nuestra zaga. En la segunda mitad mejoramos ostensiblemente y tuvimos un enorme caudal de fútbol ofensivo, sobre todo gracias al juego aéreo, pero no pudimos concretar ninguna remontada. Quedamos 9º clasificados con 4 puntos. - BAJAS: El tocado de esta jornada ha sido Ihsan Deniz, que salió como sustituto en la segunda mitad y hacia final del duelo notó molestias en la espalda. Sufre un bloqueo vertebral que lo mantendrá aquejado 10 días aproximadamente. De esta forma se suma a una enfermería superpoblada con Alkan como el lesionado de mayor gravedad mientras que Devret, Bahadir y Danisikkaya ultiman sus recuperaciones. - ECONOMÍA: Sumamos un premio en metálico por valor de 256m euros con este empate, mientras que la asistencia récord de 34763 espectadores (máximo histórico de la era Üstündag de largo) nos ha otorgado unos beneficios por recaudación que rondan los 243m euros: un total de medio millón en apenas un día que nos puede permitir, por ejemplo, pagar el sueldo de todo el año de dos jugadores claves de la plantilla. - CALENDARIO: Nuestro siguiente compromiso será en apenas 3 días, ya que disputaremos la primera ronda eliminatoria de la Türkiye Kupasi ante el Altinordu esmírneo. Partimos como grandes favoritos ya que ellos aún juegan en la 2.Lig, pero se prevé un derbi tenso en el tengan sus opciones de sorprendernos.