• Sign in to follow this  

    3-4-3 Sin "9"


    Oogadei Khaan

    Uno de los problemas usuales a la hora de jugar con un esquema de tres defensas es que, para conformar esa línea, debes perder a uno de los jugadores de banda (como en una 3-5-2) o perder a uno de los mediocampistas (como en una 3-4-3 normal). Sin embargo, tras conformar mi plantilla con el Derby County me percaté de otra opción; optar en su lugar por perder al “9”, a la referencia en área del equipo, para así mantener a los dos hombres por banda – un carrilero y un delantero interior en cada una – y a mis tres mediocampistas – un doble pivote y un mediapunta -.

     

    Obviamente, esto hace que el equipo pierda a la referencia dentro del área, lo cual es la principal debilidad del esquema – y es principalmente notoria cuando el equipo se encuentra abajo en el marcador – y ciertamente el mayor punto negativo. Sin embargo, los movimientos y desmarques generados entre los tres mediapuntas, los carrileros y la llegada de los pivotes hasta la boca del área son sensacionales. Sin embargo, estos puestos y roles requieren de atributos bastante específicos para que el esquema funcione.

    Defensa:

    • El portero debe ser rápido en los cierres – pues el esquema es muy ofensivo y no será extraño que quede expuesto a contras – y con un buen juego de pies, pues nuestro fútbol nacerá siempre de sus pies. Distribuirá siempre a los centrales. Su rol será de Portero cierre en apoyo.
    • El rol de los tres defensas será: Defensa con toque en defender; Líbero en apoyo; Defensa con toque en defender.
    • Hay una indicación crucial en la línea de tres que compartirán siempre los tres centrales; “Regatear más”. Si, es arriesgado, pero tener tres defensas centrales hace que, al subir el equipo, los tres jugadores se queden anclados en la mitad del campo, y no queremos eso. Al igual que Virgil Van Diik y tantos otros centrales de buena salida, nuestros defensores deben subir y obligar a los jugadores rivales a abandonar espacios defensivos para salir a presionarlos. Si bien es una maniobra arriesgada, es necesaria, pues en un esquema que depende de la movilidad y desmarque de sus jugadores no puede ser posible que existan tres jugadores plantados que no aporten a dichos movimientos.
    • Otra orden importante para nuestros centrales más abiertos es la de “abrirse más a banda”. Es muy importante para que los tres defensores cubran la mayor cantidad posible de terreno a la hora de que el equipo pierda el balón.
    • Nuestros defensas deben tener buen pase, velocidad, aceleración, sacrificio, colocación, trabajo en equipo, técnica, visión y pase, además de sus atributos defensivos. Como recomendación, muchas veces laterales que no están tan acostumbrados al rol de central pueden convertirse perfectamente en uno para este esquema, pues sus atributos coinciden bastante bien con lo que necesitamos para el puesto.

    Carrileros:

    • No hay mucho que decir aquí; necesitamos prodigios físicos que sean capaces de un constante ida y vuelta, veloces para conseguir llegar a línea de fondo, con buen regate y buena técnica para que sus centros sean lo más letal posible.  Su papel es crucial, pues son los que ensancharán el campo a nuestro favor, provocando a los rivales a abrirse y provocando así fisuras en la defensa.

    Pivotes:

    • El “doble 5” que tendremos en el centro del campo tiene dos funciones fundamentales; labor defensiva, recuperación del balón, entrega del mismo hacia las bandas y llegada al área rival. En esta instancia he optado por un pivote organizador en rol de apoyo y un todoterreno – que bien pudo haber sido también un recuperador, pero opté por un rol que llegase más a área rival -.
    • El primero de éstos tiene como labor la de iniciar el ataque; la pausa y la búsqueda de sus compañeros libres es su función primordial. Sus atributos fundamentales son: técnica, pase, juego de equipo, visión, resistencia, colocación, serenidad, regate, creatividad. 
    • El todoterreno tiene una labor más física; debe llegar de un área a la otra, presionando y robando balones, para luego llegar al área rival desde atrás aprovechando los espacios que generen los movimientos de sus compañeros, ya sea para dar el último pase o para rematar la jugada él mismo. El alma del equipo. Sus atributos primordiales son resistencia, sacrificio, juego de equipo, agresividad, tiros lejanos, técnica, pase, serenidad, regate.

    Delanteros interiores:

    • Al ser éste un esquema sin delanteros fijos en el área, la labor fundamental de los delanteros interiores será la de terminar la jugada; ya sea entregando el último pase o rematando ellos mismos, serán la principal amenaza de cara a la portería rival. Partirán siempre desde la banda, haciendo diagonales que favorezcan a los carrileros que pasarán por su espalda.
    • Sus atributos principales son velocidad, aceleración, regate, técnica, pase, visión, trabajo en equipo, remate, tiros lejanos, creatividad.

    Mediapunta:

    • El eje central de ataque, que combinará en ataque con los delanteros interiores para aprovechar sus diagonales. Es crucial enseñarle en los entrenamientos a hacer paredes o que las busque, pues será el recurso más letal en los metros finales entre el mediapunta y los dos delanteros.
    • Sus atributos son bastante similares a los de los delanteros interiores, aunque en el caso del mediapunta, la velocidad y aceleración no son tan necesarias, pues puede estar en un rol un poco más estático al centro, para actuar como “el 9” ante los defensas rivales y arrastrar marcas.

     

    Indicaciones de equipo:

    • El equipo tiene que jugar con pases en corto y con ritmo muy alto; la idea es tener un fútbol a ras de suelo, pero de la forma más rápida posible; uno o dos toques y entregar el balón.
    • Las ordenes de doblar por banda y llevar el balón hasta el área son importantes, junto con la de encarar a la defensa. Al no tener un cabeceador fijo, los centros tocados son la mejor opción para el equipo, buscando siempre el segundo palo para la llegada del carrilero de la banda opuesta o al delantero interior.
    • Al perder el balón debe haber una contrapresión inmediata, para dificultar una contra veloz ante nuestros tres centrales. No es necesaria la orden de “a la contra”, pues nuestra idea es permitir a los carrileros llegar hasta posiciones ofensivas, por lo que esa orden es, hasta cierto punto, contraproducente. El portero administrará el balón siempre en corto y a los centrales.
    • La defensa estará siempre lo más alta posible, con una presión al máximo y evitando la salida del portero rival. Muy importante es no tener nunca la orden de la línea de fuera de juego, pues jugamos con un central que estará rompiendo esa línea normalmente (el líbero) intentando anticiparse a los desmarques rivales.

     

    Y hasta aquí la guía del día de hoy, espero les guste y quieran probarla, se despide Oogadei.


    Sign in to follow this  


    User Feedback

    Recommended Comments

    hola, esta buena la idea pero tengo algunas preguntas/percepciones que a lo mejor me podes responder:

    1) alguna estadística para comparar el resultado de la táctica?

    2) me da la impresión que sirve para equipos medianos/grandes, donde puedas invertir en jugadores

    3) los mediocampistas interiores los pusiste como extremos? eso no entendí... quizá servirían más como interiores de banda en apoyo, para que bajen a defender si es necesario...

    Share this comment


    Link to comment
    Share on other sites


    Create an account or sign in to comment

    You need to be a member in order to leave a comment

    Create an account

    Sign up for a new account in our community. It's easy!

    Register a new account

    Sign in

    Already have an account? Sign in here.

    Sign In Now