Guido_Rojo

Marco Ricci, un tipo con suerte...

Recommended Posts

El hace 5 horas, Guido_Rojo dijo:

No se rían de mis nulas destrezas para con los editores gráficos; podrían tener un hijo igual.

Descuida, puede haber hijos peores... aquí no se ríe de eso, cada uno en sus posibilidades (como para ligar, vamos).

Suerte por tierras madrileñas, curioso destino desde luego.

Saludos.

  • Like 1
  • Haha 1

Share this post


Link to post
Share on other sites
El hace 1 hora, mrgneco dijo:

Descuida, puede haber hijos peores... aquí no se ríe de eso, cada uno en sus posibilidades (como para ligar, vamos).

Suerte por tierras madrileñas, curioso destino desde luego.

Saludos.

Me alivia un poco saber que mi humildad painteril va a ser bien recibida xD

Tenía como pendiente la Tercera madrileña desde hace rato. Hace algunos años, con el FM 2012, disfruté de una partida memorable con el RSD Alcalá (llegamos a ganar una liga y dos veces la Copa del Rey); pero en aquella oportunidad arranqué en Segunda B, así que técnicamente ésta es mi primera vez en una subdivisión madrileña.

Saludos, y muchas gracias por comentar!

Share this post


Link to post
Share on other sites

Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Argentina). Martes, 21/06/2016.

uVPCFOp.jpg

 

El Griego y la propuesta.

Algunos días después de acabado el torneo de Reserva de los clubes de la Primera C, Fernando me citó una tarde en un café a dos calles del estadio Enrique Sexto. Quería presentarme a un amigo suyo, Raúl Doskas, alias el Griego, quien lo había representado legalmente desde sus inicios en las inferiores de San Lorenzo de Almagro hasta su retiro prematuro defendiendo los colores de Lamadrid.

Llegué al cafetín dos minutos antes de la hora pactada y ahí estaban ya departiendo, en una mesa del fondo, Fernando y su antiguo apoderado. Doskas resultó ser un cincuentón calvo trajeado, de gesto adusto, que me hizo acordar al Almirante Jean-Luc Picard, de Star Trek.

La primera media hora de la reunión se consumió entre los recuerdos de viejas vivencias de mis dos interlocutores y un repaso general por las actividades del Griego: era dueño de dos franquicias de una reconocida cadena de supermercados, un lavadero de coches y una vinería, además de ser propietario de una agencia de representación de futbolistas y entrenadores desperdigados a lo largo y a lo ancho del territorio local y Europa.

-Bueno, vamos al grano -disparó con seriedad el Griego tras apurar el último sorbo de su café-. Tengo una relación de años con Fernando, y pensé en reunirme con ustedes para acercarles una propuesta inmejorable e irrechazable.

Fernando y yo nos miramos sin articular palabra. El Griego soltó un largo suspiro e hizo un gesto con las manos como si estuviese sosteniendo una pelota o una bola de cristal.

-La cosa es así: un buen amigo mío en España, con el que comparto algunos negocios que exceden a lo futbolístico -nos hizo un guiño socarrón que espantó mis ganas por saber más-, acaba de ser electo como presidente en un clubcito de Madrid, y todavía no tiene un entrenador para el equipo.

Nos quedamos en blanco durante varios segundos, totalmente bloqueados, hasta que Fernando reaccionó.

-¿Y a este tipo no le importa que seamos un par de desconocidos sin experiencia dirigiendo?

-Siendo sincero, al club lo necesita para otros asuntos -rió-; el fútbol le da un poco igual… Y, encima, a mí me debe más de una.

-No sé qué pensar -atiné a decir con una sonrisa nerviosa.

-No hay nada que pensar, chicos -sonrió el Griego, como si se tratase de una verdad absoluta-. Lo peor que les puede pasar es perder varios partidos y tener que volverse, pero con una experiencia en el exterior en el currículum. Allá no hay barras bravas ni inflación, y van a cobrar en euros… Eso sí -nos apuntó con el índice-: de mi comisión mensual del 20% de sus contratos no se van a salvar.

 

Una llamada mágica a Madrid.

Aterrizamos en la capital española justo una semana después del encuentro con Raúl Doskas. El Griego se quedó en Buenos Aires aduciendo que en los días próximos debía viajar a México para “cerrar una importante transferencia”, pero nos aseguró que nuestra llegada al Atlético de Pinto estaba hecha “por más que antes de firmar se pongan a bailar encima de la mesa en el despacho del presidente”.

Nos hospedamos en un hotel tres estrellas, a escasos metros de la Puerta del Sol, y dedicamos los primeros días al turisteo y a estudiar los poco esclarecedores informes de nuestros futuros dirigidos que nos enviaron por correo electrónico desde la administración del club. Ya tendríamos tiempo de sacar nuestras propias conclusiones viéndolos in situ.

La reunión con el presidente Antonio Ríos Vidal (n. del a.: apellido ficticio del presidente del Atlético de Pinto en la historia) para rubricar nuestros contratos tendría que esperar hasta el 9 de julio, ya que el mandamás se encontraba cursando un viaje de negocios en Londres.

Dos noches antes de la mañana señalada, mientras paseaba en solitario bajo una llovizna por la Gran Vía, recibí un mensaje de Fernando en el teléfono: “Tenemos que hablar. Es urgente”. Respondí enseguida, asustado, y apuré el paso hasta el hotel. Habíamos quedado en vernos en su habitación.

-¿Qué pasó? -pregunté nada más entrar, temiéndome lo peor.

Fernando estaba sentado en la cama, los codos apoyados sobre las rodillas, el mentón sobre los puños y la mirada extraviada en un punto fijo.

-Me abro -sentenció sin pestañear.

El mundo se me vino abajo.

-¿Cómo que te abrís? No lo puedo creer -lancé entre resignado y furioso-. Renuncié a la inmobiliaria, no renové mi contrato en Lamadrid, me separé de mi familia, el pasaje me costó un huevo y medio… ¿y vos me decís que te abrís?

-Me llamó Ferrari (n. del a.: apellido ficticio del presidente de General Lamadrid en la historia) y me ofreció dirigir a la Primera. Lo pensé, y es lo más conveniente para mí. En Buenos Aires tengo una esposa, una hija de cuatro años… No puedo estar lejos de ellas ahora.

El alegato de Fernando tenía sustento. Lo más probable es que yo hubiese tomado la misma decisión en su lugar. No obstante, en mi caso la ecuación sólo daba pérdidas y desencanto.

-¿Y yo qué hago? ¿Me vas a llevar como ayudante, al menos?

Fernando dejó de lado su trance, se puso de pie y se arrimó a mi posición.

-No, Marco -me apoyó una mano en el hombro y clavó su par de ojos en los míos-. Vos tenés que aprovechar esta oportunidad. Es una en un millón.

-¿Yo solo? ¡Pero si nunca fui más que tu segundo!

-Vas a poder con esto, estás capacitado. Ya hablé con el Griego, que me puteó en doscientos idiomas, pero después lo calmé ofreciéndole colocar a cuatro o cinco paquetes de los suyos en Lamadrid. Al fin y al cabo, a Raúl sólo le interesa hacer negocios…

Unos segundos cargados de tensión se hicieron carne en el cuarto. Qué insólitos que pueden llegar a ser los caprichos del destino, pensé.

-Es una locura esto. Espero que después de la patada en el culo que me van a pegar acá, por lo menos me pagues el psiquiatra.

 

Y así, a grandes rasgos, fue cómo me hice con el puesto de entrenador del primer equipo del Atlético de Pinto. Pude haber eludido la cuestión y continuado a la sombra de mi amigo Fernando, libre de grandes riesgos; pero elegí lanzarme a la aventura. Si al final es como decía mi abuelo: nadie se arrepiente de ser valiente.

Edited by Guido_Rojo
  • Like 3

Share this post


Link to post
Share on other sites

Información de la partida

Versión: FM 17.3.2

Ligas cargadas: España (Tercera División y superior).

Base de datos: Grande.

 

Reglas

La regla primordial será darle el mayor realismo posible a la historia.

Nada de grandes saltos que no resulten creíbles (de Tercera a Segunda, o de Segunda B a Primera).

Cualquier ascenso de categoría tendrá que ganarse primeramente en el campo. Esto significa que, por ejemplo, el protagonista no podrá entrenar en Segunda si previamente no ha logrado subir con un equipo desde Segunda B en algún momento de la partida. 

La idea inicial es desarrollar toda la historia en España, pero con el correr de la partida es probable que se carguen otras ligas y entonces exista la posibilidad de migrar (siempre a una división equivalente a la máxima alcanzada en suelo ibérico). 

 

Aclaración importante

Es muy importante aclararles que tomé la decisión de narrar esta historia en el foro cuando me aprontaba a comenzar la tercera temporada en la partida.

Quiero dejar en claro esta cuestión porque es probable que en el relato de los acontecimientos de los dos primeros años escaseen algunas capturas que me hubiese gustado tener -las de las clasificaciones parciales, por caso- o quizás aparezca alguna que otra que no cuadre del todo -por ejemplo, la de algún futbolista que figure como jugador de otro equipo-.

  • Like 2

Share this post


Link to post
Share on other sites

Atlético de Pinto

 66Jp2ot.jpg

 

Geografía.

El club está emplazado en la localidad de Pinto, perteneciente a la Comunidad de Madrid y situada alrededor de 20 kilómetros al sur de la capital española. Según el último censo realizado en la zona, cuenta con una población de poco más de 50.000 habitantes.

 

Historia.

Citar

 

El equipo surge en 1961 de la mano de Amelía del Castillo, primera mujer que preside un equipo de fútbol en España, con el nombre de Flecha de Pinto. El club nace oficialmente el 15 de octubre de 1963 como Club Atlético Pinto y se convierte en el principal club de la ciudad después de adquirir la plaza del ADASA Pinto, debutando en Cuarta Regional. Años más tarde iría subiendo posiciones hasta que en 1980 alcanza la Tercera División, en la que juega hasta la temporada 1982-83.

En los años 90 el club pasó dificultades económicas que lo llevaron a una crisis deportiva y económica. Sin embargo, se repuso a mediados de la década.

Fuentehttps://es.wikipedia.org/wiki/Club_Atlético_de_Pinto

 

En la temporada 2003/2004 el club vivió su hora más gloriosa: quedó tercero en el Grupo VII de Tercera División con 68 puntos y se clasificó a los playoffs de ascenso a Segunda División B. Sin embargo, no logró sortear la promoción.

Diez años más tarde, en la 2013/2014, los Pinteños asentaron su mejor participación en la Copa Federación, quedando entre los mejores dieciséis equipos de la competición tras avanzar como campeones del grupo madrileño.

En cuanto al presente, éstas fueron las últimas colocaciones logradas por el primer equipo en el Grupo VII de la Tercera División: 14º (2009/2010), (2010/2011), 16º (2011/2012), 15º (2012/2013), 15º (2013/2014), 12º (2014/2015), (2015/2016). Destacan tres salvaciones angustiosas y apenas dos ocasiones en las que superó la mitad de la tabla, aunque algo lejos en puntos de meterse en los playoffs.

 

Estadio.

JLju1I6.jpg

El primer equipo juega como local en el estadio Amelia del Castillo, capaz de albergar 2.500 espectadores.

 

Más de Amelia.

 18XjbHv.jpg

Citar

 

Amelia del Castillo (Pinto) es la primera presidenta de un club de fútbol en España. El 15 de octubre de 1963, fundó el Club Atlético de Pinto y actualmente el campo de fútbol del municipio lleva su nombre.

Del Castillo amaba el fútbol desde niña, hasta tal punto que hizo su primera comunión con un pin del Atlético de Madrid. Comenzó su andadura en un campeonato que organizaba el Frente de juventudes en Getafe, en el que sus amigos querían participar. Como ella era la única persona mayor de edad, fue la que se hizo cargo de las inscripciones y de llevar el equipo. Sin embargo, no pudo jugar porque estaba prohibido para las mujeres: "En los reglamentos estaba prohibido que las mujeres jugaran al fútbol, fueran entrenadoras, delegadas o árbitras, pero no decía nada de la presidencia".

Tras esa experiencia y con tan sólo 18 años, fundó un equipo de fútbol en el municipio madrileño de Pinto llamado "La Flecha de Pinto", en un momento en el que las mujeres necesitaban permiso del hombre (padre o marido) para casi cualquier cosa. Así, en 1961, se convirtió en una mujer pionera en el mundo del fútbol, ejerciendo tres funciones en el equipo: como delegada, como entrenadora y como presidenta. Pese a su espíritu combativo que estaba abriendo el paso a otras mujeres, recibía insultos en cada campo al que iba, y las madres de sus amigas las prohibían irse con ella. Aunque explica con ilusión la época en la que hizo estos avances, resultaron momentos duros por el rechazo que generaba que una mujer estuviera relacionada de esa manera con el fútbol.

Del Castillo no tenía permitido acudir a los cursillos para entrenadores por el hecho de ser mujer. Sólo le permitieron asistir a las clases teóricas y, gracias a sus conocimientos de gimnasia, consiguió formarse para poder entrenar al equipo.

En 1963, para federar al equipo, necesitó buscar financiación y se le ocurrió enviar una carta a Vicente Calderón, presidente del Atlético de Madrid en aquella época, para pedirle que participase comprando una papeleta de un sorteo para una cámara de fotos que organizó el club. La sorpresa que se llevó Del Castillo fue que Calderón no sólo compró todas las papeletas, sino que también la recibió en persona.

A partir de ese momento, el club contó con el apoyo del Atlético de Madrid, tanto con la financiación como con el equipo médico, ayudándoles cuando se lesionaban los jugadores atendiéndoles el Doctor Ibáñez en su clínica particular de manera gratuita. También, les ayudaron con material de construcción para arreglar el campo de fútbol y así poder federarlo. Por todo ello, Del Castillo incluyó en el nombre del club la palabra "atlético" en agradecimiento por su apoyo, siendo a partir de ese momento oficialmente Club Atlético de Pinto.

Durante esos años, Del Castillo constituyó una atracción nacional e internacional, y medios extranjeros como la CBS de Nueva York vinieron a España para entrevistarla.

En 1975, tras varios años al frente, formada la junta directiva y cuando iban a empezar a tener socios, Del Castillo se vio forzada a dimitir por el alcalde de Pinto de aquella época. La amenazó con crear otro club si no se iba, afirmando que dirigir un club de fútbol no era cosa de mujeres. Finalmente, ella puso por delante el proyecto y decidió abandonar la presidencia por el bien del club.

Fuentehttps://es.wikipedia.org/wiki/Amelia_del_Castillo

 

 

Uniformes.

5VFfQkV.png

 

Rivalidades.

El Atlético de Pinto mantiene una gran rivalidad con el Parla, de la localidad vecina homónima. Actualmente militan en la misma división, por lo que tendremos dos “derbis” en esta campaña.

También podemos nombrar entre sus acérrimos rivales al Ciempozuelos, que en el presente curso se encuentra en la categoría Regional Preferente.

Edited by Guido_Rojo
  • Like 2

Share this post


Link to post
Share on other sites

Curioso escenario el tener a un argentino entrenando en Pinto. Será entretenida la tercera madrileña, hay equipos y barrios interesantes. No se ahora mismo como está el ranking de estos equipos pero me imagino que el Pinto estará en zona media y Mostoles, filiales madrileños, Adarve y algún otro son los que tienen que pelear por el ascenso. 

Mucha suerte y a darle duro al Flat Earth, que se enteren de que la tierra es redonda de una vez, como un balón de fútbol xD  Nada, mala mía, que no vi que era el FM17 xD 

Saludos!

  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites
El hace 14 horas, Mapashito dijo:

Curioso escenario el tener a un argentino entrenando en Pinto. Será entretenida la tercera madrileña, hay equipos y barrios interesantes. No se ahora mismo como está el ranking de estos equipos pero me imagino que el Pinto estará en zona media y Mostoles, filiales madrileños, Adarve y algún otro son los que tienen que pelear por el ascenso. 

Mucha suerte y a darle duro al Flat Earth, que se enteren de que la tierra es redonda de una vez, como un balón de fútbol xD  Nada, mala mía, que no vi que era el FM17 xD 

Saludos!

Los argentinos en el mundo del fútbol son una plaga; hasta en los lugares más inhóspitos o estrambóticos hay alguno robando ganándose la vida o chupándole la sangre representando a otros... En cuanto a la Tercera española, el monstruoso archivo de esos dementes (en el buen sentido) que le dan vida a AXEM (argentinos x el mundo) no me deja mentir: a mayo de 2019, dos compatriotas entrenaban en dicha división al Atlético Baleares y al Alcoyano, respectivamente. Y, por lo que puedo ver en ese registro interminable, también había varios despuntando el vicio en categorías incluso más bajas del fútbol ibérico.

Tema equipos que compartirán el Grupo VII con el Atlético de Pinto en la primera temporada. Sí, a priori los que más respeto me inspiraban eran los filiales de los equipos de Primera y Segunda (Atlético, Getafe, Rayo, Leganés y Alcorcón), Móstoles, Alcobendas Sport y nuestros "amigos" del Parla. La postura del Pinto de Ricci será la de ver qué pasa.

Reconozco que tuve que recurrir al buscador para entender el comentario relacionado con lo del Flat Earth. ¿Un equipo de terraplanistas en la Tercera madrileña? ¿Y tienen una entrenadora mujer? No quiero pecar de machista, pero es cuanto menos curioso. La trama me termina de cerrar cuando veo que al club lo preside Javi Poves; leí su historia en su momento. Un personaje pintoresco.

Muchas gracias por los comentarios!

  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

7YXBqwH.png

 

Temporada 2016/2017

 

Mercado de fichajes

Si bien mi idea era arreglarme con lo que tenía, hubo algunos movimientos en los ingresos y egresos de la plantilla. Al tratarse el Atlético Pinto de un club semiprofesional y ser la Tercera División una categoría no profesional, ninguno de los jugadores que buscábamos, e incluso así fue con los pocos que fichamos, querían firmar un contrato que los atara a nuestra entidad por un tiempo determinado; apenas pudimos cerrar algunos acuerdos amateurs, de cobro por partido jugado.

 

Altas.

Nuestra primera alta “real” fue la de Alberto Gangutia, un centrocampista de 19 años, poseedor de buen toque y visión de juego, que acababa de ser dejado en libertad de acción por el Getafe; tan sólo había jugado veinte minutos en Tercera con el filial azulón antes de ser eyectado.

Ya en el final de la pretemporada surgió la posibilidad de fichar a Alan Ávila, un centrodelantero mexicano de 21 primaveras que a su escasa edad traía un buen bagaje de tristes experiencias a sus espaldas: Toluca de México, Alcorcón, Espanyol B, Gavá y Marino de Luanco. Su representante me preparó un compilado de sus mejores jugadas que me convenció de creer que le sobraba mucho para esta categoría. «Creo que trajimos a un fenómeno», le confié a César, mi segundo. Spoiler: el fenómeno era su representante.

Como relleno, con la idea de que colaborasen sólo en una situación de emergencia, firmamos a Álvaro Bernabéu -un central de ¡1,71!, ex de las categorías inferiores del Madrid-, al lateral ambidiestro Julián Domínguez (n. del a.: regen), al zaguero central Yeray Ceballos (n. del a.: regen) y al arquerito Juan Francisco Acevedo (n. del a.: regen). Los últimos tres contaban con apenas 16 añitos.

DlapvVR.png

 

Bajas.

Le dimos salida gratuita a Rafael Trinidad, centrocampista de profesión, y percibimos unos 1.200 euros por el central Iván. Ninguno de ellos tendría lugar en mis planes. Asimismo, es dable apuntar que en agosto me arrepentí y decidí finiquitar el vínculo ad honorem de Álvaro Bernabéu, que había llegado en los últimos días de julio.

NshRCEB.png

 

Plantilla

plantilla16-17-jpg.png

Jugadores claves.

Jaime Turégano. Un zurdo capaz de hacer toda la banda, aunque su fuerte es desempañarse como lateral o carrilero.

Ismael. Experimentado extremo diestro de buen regate y velocidad.

Sodiq Alade. Delantero nigeriano con notables aptitudes para el remate, el regate y la velocidad.

Jorge Katime. Promisorio atacante colombiano de reciente pasado en el filial del Atlético de Madrid. Gran candidato a acompañar a Ávila en la ofensiva.

Alan Ávila. Técnicamente y en los papeles, el delantero mexicano es el mejor de los nuestros.

 

Objetivos

La previsión de la prensa nos ubica duodécimos entre los veinte equipos; más cercanos a los puestos de descenso -los cuatro últimos- que a los de los playoffs de ascenso -los primeros cuatro-.

Analizando a la plantilla, creo que podemos trazarnos la meta de alcanzar un digno octavo o noveno puesto. De todos modos, merodear la colocación que prevé la prensa no representaría ningún fracaso. Lo primordial será evitar la lucha de los de abajo.

Por último, mencionar que nuestro primer equipo no participará de la Copa del Rey ni de la Copa Federación; así las cosas, la liga del Grupo VII de la Tercera División será nuestra única competición este año.

 

Pretemporada

Un par de semanas de entrenamiento a tope en la forma física preludió la retahíla de encuentros preparatorios. Aprovechamos estos partidos para afinar el 4-4-2 que tenía en mente, basado en un fútbol directo, con mucha presión y subidas constantes de los laterales para asociarse con los extremos.

Nuestras actuaciones fueron bastante discretas. «Esto recién comienza; estamos ganando experiencia», fueron mis palabras de aliento para un vestuario receloso. Todo parecía indicar que se avecinaba un año duro.

 n9vT6Il.png

 

Tercera División – Grupo VII

 

Sistema de competición.

Este campeonato consiste en un torneo de liga compuesto por 20 equipos que chocarán entre sí dos veces.

Los cuatro primeros clasificados accederán a los playoffs de ascenso -si se da el caso, describiré sus formas-, mientras que los últimos cuatro descenderán a Preferente.

A igual cantidad de puntos entre dos o más equipos, primarán los duelos directos entre ellos para desempatar.

 

Primera vuelta.

Mi estreno absoluto como entrenador tuvo lugar en la Ciudad Deportiva del Getafe. Visitamos al Getafe B, uno de los máximos candidatos al título. El partido se dio algo mejor de lo que imaginamos, pero finalmente la calidad individual decantó la balanza hacia el lado azulón. Dos bombazos de media distancia bastaron para liquidarnos (2-0).

El segundo encuentro, ante el San Fernando de Henares, significó mi debut en el Amelia del Castillo. Empezamos perdiendo y entré en crisis; la idea de renunciar a mi cargo llegó a rondar por mi cabeza, lo reconozco. Para mi suerte, al filo del entretiempo nos cayó del cielo un penal a favor y el nigeriano Sodiq me regaló la posibilidad de celebrar, casi entre lágrimas, “mi” primer gol como entrenador profesional. En el complemento cambiamos radicalmente y fuimos una tromba para la resistencia rival: Sodiq completó su hattrick e incluso Alan Ávila, que había ingresado, nos engañó a todos en su presentación con un doblete para cerrar una goleada memorable (5-1). Mi primer triunfo. Aquella noche no pegué un ojo.

A partir de la victoria contra el Sanfer tomamos mucha confianza y, con los goles del gran Sodiq como bandera, apenas sufrimos una derrota más hasta la duodécima jornada. En el medio tuvimos algunas actuaciones muy destacadas, sobre todo en las palizas que les dimos a los filiales del Rayo (3-0), Atlético de Madrid (3-1) y Leganés (0-5). Algunos empates nos privaban de entrometernos en la zona alta, pero tampoco bajábamos del sexto o séptimo puesto.

BEy6c08.jpg

Lo raro empezó después. Así se titula un libro de cuentos de fútbol de Eduardo Sacheri, rótulo que bien podría caberle a nuestro pronunciado bajón tras caer con el débil Alcorcón B (1-2) y la posterior bochornosa derrota ante el Villanueva del Pardillo (1-3), penúltimo en la tabla.

-Nos han cogido el truco, Marco -me comentó por lo bajo César en el túnel que lleva a los vestuarios.

Y tenía razón. Luego de la sorpresa ante lo desconocido, los rivales nos habían agarrado la mano.

Una tarde nos reunimos con César en un bar de copas capitalino que a la final resultó ser un coqueto puticlub y resolvimos, entre Coca-Cola y Coca-Cola -de no creer: ninguno de los dos bebemos alcohol ni consumimos ningún tipo de sustancias-, transformar al 4-4-2 de presión alta en un 4-5-1 contragolpeador con Sodiq como único atacante y un mediocentro o volante tapón entre la defensa y la línea media. Fortalecer el bloque defensivo parecía un acierto en tiempos de altibajos.

Hubo una tímida mejoría: empate, triunfo y derrota, aunque igualmente nos metieron de a dos goles en cada uno de esos choques.

Y llegó el derbi. El primero de mi carrera. Ante el Parla, por entonces líder. Había que ganar como fuese, pero en este caso prefería jugármela con un planteamiento más “ofensivo” en vez de esperar el error del adversario. A pesar de la disconformidad de César, determiné el regreso del 4-4-2 asfixiante que tantas alegrías nos había regalado. Y ganamos. Un doblete de Sodiq y un cabezazo del central Miguel nos hicieron soñar con el regreso a la buena vida.

Sin embargo, cerramos la primera ronda recayendo en nuestra crisis. Primero sucumbimos ante el pobrísimo Santa Ana (1-0), que marchaba último y llevaba apenas un triunfo, y luego la Unión Adarve nos clavó un 0-3 que no fue peor porque ellos decidieron adelantar las vacaciones en el complemento.

 

Partidos de la primera vuelta / Partidos de la primera vuelta con los goleadores.

Clasificación de la primera vuelta:

Spoiler

UZHpsre.png

 

En conclusión, hasta ahora llevamos una campaña con sensaciones encontradas. Nada podría graficarlo mejor que nuestros 26 puntos, cinco por debajo del sueño de los playoffs y otros tantos por encima de la franja del averno. Los más optimistas podrán argüir que si recuperamos la forma todo es posible, pero lo cierto es que venimos torcidos y un par de derrotas pueden meternos de lleno en la lucha por la permanencia.

 

9Z5Ep8A.jpg

Goles son amores. Sodiq Alade tuvo una primera vuelta de ensueño y sacudió las redes 19 veces en igual cantidad de partidos.

Edited by Guido_Rojo
  • Like 3

Share this post


Link to post
Share on other sites

7YXBqwH.png

 

Temporada 2016/2017

 

Tercera División – Grupo VII

 

Segunda vuelta.

Aprovechamos el receso navideño para convencernos definitivamente de que el 4-5-1 contragolpeador representaba la mejor opción para nuestras aspiraciones: ganar a los fáciles, ceder ante los difíciles y evitar la zozobra de acercarnos a la zona roja de la tabla. Con eso seríamos felices.

2w3XrDy.jpg

Así y todo, el reinicio liguero trastocó todos nuestros planes. El Getafe B, con varios elementos dignos de una o dos divisiones más arriba, padeció una de nuestras mejores tardes de fútbol. Una doppietta de Sodiq y un golazo del veterano Ismael sentenciaron un 3-0 que revitalizó la confianza del equipo para su despegue definitivo.

Aquel 4-5-1 de los milagros, a veces conservador y otras tantas más audaz, nos condujo por caminos impensados: logramos alcanzar un invicto de catorce partidos, con gran mayoría de victorias. El triunfo con otros dos gritos de Sodiq en el Cerro del Espino, casa del filial del Atlético, fue el empujón vital en nuestro sprint por ganarnos un lugar en los playoffs.

Una vez finalizado el grueso de los partidos pertinentes a la 33ª jornada, y tras un angustioso triunfo 2-1 sobre el RSD Alcalá -con un doblete del de siempre-, nos situamos en soledad en lo más alto de la tabla. El cabezazo matador de nuestro superhéroe nigeriano en el minuto 84 bañó de lágrimas de emoción a unas tribunas que se debatían entre la ilusión y el miedo a perderlo todo. Ni ellos ni nosotros queríamos despertar de aquel sueño y tener que afrontar la ruin posibilidad de que todo se fuese al tacho.

Clasificación tras la 33ª jornada:

Spoiler

YOCFjWH.png

HcRj0pq.jpg

Figurita repetida. Sodiq celebra un gol más e invita al Pinto a soñar.

El siguiente duelo fue como visitantes ante el Móstoles; al que, pese a su séptimo lugar, le sobraban jugadores de calidad. No sé si los gerenciaba un jeque o qué, pero tenían a un par de fulanos que poco tenían que ver con esta categoría. Ya en la ida nos habían hecho sufrir de lo lindo cuando les ganamos 3-2 en un encuentro en el que ellos se quedaron con dos hombres menos desde la primera mitad. En el Municipal El Soto nos dieron un baile bárbaro (2-0) y, por el triunfo del Alcobendas CF, nos mandaron a la segunda posición.

Clasificación tras la 34ª jornada:

Spoiler

hYaE4xy.png

 
Perder después de catorce partidos nos mató. Para colmo nos jugamos la recuperación ante el Alcobendas CF, que no paraba de ganar y acababa de arrebatarnos del primer puesto. Financiados por vaya a saber uno qué mafia, contaban en sus filas con gente como Kalu Uche, Pepe Díaz, Dani Estrada, Jordi Quintillà; todos ellos con pasado en Primera o Segunda. Uche nos embocó en la jugada del saque y eso les bastó para estirar a cuatro sus puntos de ventaja en la cima. En las gradas y en el verde del Amelia del Castillo todo eran caras largas y dolor. Habíamos perdido una verdadera final. Adiós al sueño de ser campeones.
 
cPbjFak.jpg

En otros resultados del fin de semana, las victorias del filial colchonero y del Alcobendas Sport nos hicieron caer hasta la cuarta plaza.

Clasificación tras la 35ª jornada:

Spoiler

ien3bCz.png

Pero no todo estaba perdido: restaban tres encuentros y a estas alturas era ya una obligación clasificar a los playoffs. Encima, nos tocaba visitar al Parla en un derbi que tenía toda la pinta de acordar la gloria o la desdicha de los dos equipos en la temporada. Durante la semana, Víctor Pérez (n. del a.: nombre ficticio del director técnico del Parla) encendió la previa en una radio local: «El Pinto tiene demasiados puntos para el fútbol que practica; no se entiende que estén tan arriba. Sinceramente no consigo comprender el estilo de su entrenador, Marcos Pizzi». Bastardeó a nuestro club, agregó deliberadamente una “s” a mi nombre de pila y cambió mi apellido por el de aquel entrañable exgoleador devenido entrenador. Sin lugar a dudas, seguía caliente por el 3-1 de la primera ronda.

En Los Prados nos encontramos con un clima hostil desde el vamos. Los más de 1.500 parleños presentes -apenas asistieron 29 valientes del Pinto- nos destinaron insultos de todos los colores a nuestro arribo y también durante el calentamiento previo.

9CTsoto.jpg

En cuanto a lo estrictamente deportivo, salimos con el cuchillo entre los dientes y los superamos de pe a pa. Sin embargo, desperdiciamos innumerables oportunidades para romper el cero y nos fuimos al descanso con la intranquilidad de que un paso en falso, una jugada aislada, podía liquidarnos. En la segunda mitad la tónica se mantuvo; el Parla sufría y nosotros controlábamos los hilos. Pasada la hora de partido, el mejor futbolista nigeriano de la historia enganchó una volea deliciosa en el corazón del área para establecer el 0-1 definitivo.

Tan pronto como el árbitro señaló el final me retiré rumbo al vestuario, no sin antes dedicarle un saludo a la distancia al entrenador rival en respuesta a su desaire.

Otros resultados: el Alcobendas CF venció y quedó a un paso de la consagración, el Atlético B repartió puntos con el Getafe B y al Alcobendas Sport se le escapó el triunfo en el minuto 92.

Clasificación tras la 36ª jornada:

Spoiler

3ABgZhF.png

Ya de vuelta en el tercer lugar y habiendo dejado atrás los dos traspiés consecutivos, teníamos la seria posibilidad de “cocinar” la clasificación a los playoffs ganando el siguiente cotejo en casa. Enfrente estaría el ya descendido Santa Ana, que en la ida nos había derrotado por la mínima. Mejor escenario, imposible.

Don Pedro Vega -vicepresidente del club, aunque en la práctica se desempañaba como un presidente todoterreno- me aseguró que, pese a su matemático descenso, los muchachos del Santa Ana se dejarían la vida y algo más también en el Amelia del Castillo: una promesa en euros de dudosa procedencia había llegado desde Alcobendas en caso de que lograsen evitar nuestra victoria.

tmtXVn1.jpg

El presi no me mintió. Los del municipio de Fuencarral salieron a morder como si jugasen la final de la Champions. De todas formas, sus limitaciones eran indisimulables y nos permitieron dominar desde el inicio. Sodiq nos dio la ventaja con un penal en el minuto 27 y después nos dedicamos a fallar mil ocasiones. Los palos y un arquero y una defensa en extremo “incentivados” nos privaban de una plácida goleada. Parecía imposible que se nos escaparan los tres puntos, hasta que una contra miserable en el segundo tiempo agarró a contramano a la defensa y estampó el 1-1. En el tramo final quemamos las naves pero no pudimos volver a quebrar la paridad. Ya terminado el partido, hubo un principio de tangana entre los futbolistas de uno y otro bando. Desde las gradas bajó el grito rabioso de «¡A Preferente!», a la vez que los visitantes empezaban a pensar en qué gastar aquel aguinaldo clandestino.

No obstante de su buena inversión, el Alcobendas CF cayó goleado en su visita a Móstoles y no pudo coronarse ese domingo. Todos los demás empatamos a excepción del Getafe B, que pudo sumar de a tres y se metió en la zona de la alegría.

Clasificación tras la 37ª jornada.

Spoiler

z254hpz.png

Tras el papelón con el Santa Ana, casi que estábamos obligados a vencer a domicilio a la Unión Adarve para garantizar el acceso a la fase de ascenso. Ya no podíamos alcanzar al líder por lo del goal average, pero terminar la liga entre los cuatro primeros era algo que hubiésemos firmado con sangre antes de arrancar la temporada.

En el Vereda de Ganapanes -gran nombre para un estadio- volvimos a sentir cómo nuestros contrincantes peleaban por cada pelota como si fuese la última. ¿Honor o incentivación? Quién lo sabe. El problema es que al entretiempo no pasábamos del empate y la radio vomitaba noticias funestas: los triunfos parciales del Getafe B (2-1 al Alcorcón B) y del Alcobendas Sport (0-2 al Villaverde Boetticher) nos dejaban quintos, con las manos vacías. Por otra parte, el Atlético B perdía (1-0 ante el Pozuelo), aunque el Alcobendas CF tenía su partido y el título en el bolsillo (2-0 al Villanueva del Pardillo). En el complemento, más de lo mismo. El juego era de ida y vuelta, pero el 0-0 se hacía cada vez más fuerte con el paso de los minutos. Para peor, el Alcobendas Sport aumentó la ventaja enseguida y sentenció su partido. Nosotros seguíamos anclados en el empate y, con una oreja en Getafe, nos encaminábamos a una pecheada histórica.

1HPnXWG.jpg

Corría el minuto 83 y yo estaba como una estatua mirando a la nada desde la raya lateral cuando, de pronto, el banco de suplentes explotó a mis espaldas, al igual que los quince hinchas -podrían haber venido algunos más, ¿no?- que nos habían acompañado al barrio del Pilar. Nada más darme vuelta se abalanzó sobre mí mi buen segundo César, que entre sollozos me explicó que acababa de marcar el 2-2 el Alcorcón B en Getafe. Todos estaban muy excitados, e incluso pude ver cómo algunos de nuestros jugadores se abrazaban en el campo; a don Pedro Vega, que por ahí andaba, lo tuvieron que sostener entre tres porque estaba al borde del bobazo. Desde la banda pedí calma y seguir igual, porque no podíamos dar nada por hecho.

El tiempo restante se hizo eterno. En un momento se generó un silencio tenso que uno de los preparadores, con el rostro amarillo, cortó con un: «Al palo el Getafe, nos salvamos». Ya con el tiempo reglamentario cumplido soltamos una contra comandada por la izquierda por Manu Rosales, que llegó hasta el fondo y centró para que Héctor Fuentes -centrocampista de apoyo vital en la segunda vuelta- pusiera el 0-1 y desatara la invasión de campo por parte de todo el banquillo, preparadores y allegados. El árbitro pitó el final y todos nos fundimos en un abrazo inolvidable. ¡Clasificados a los playoffs como subcampeones!

Todos los resultados de la última jornada.

 

Partidos de la segunda vuelta / Partidos de la segunda vuelta con los goleadores.

Clasificación final:

Spoiler

T4PT03I.png

 

Regresamos a Pinto llenos de gloria. Enterado de que una multitud había salido a las calles del pueblo, don Pedro Vega mandó abrir el Amelia del Castillo. Cerca de tres mil almas abarrotaron las gradas -con una capacidad incluso menor- para asistir al picadito que improvisamos entre los futbolistas y la gente del cuerpo técnico. Me di el gusto de marcar un lindo gol con un zurdazo cruzado, a lo Adriano en el PES 6, y los hinchas sintieron que era una buena excusa para corear mi nombre por primera vez y regalarme una ovación difícil de olvidar.

En resumidas cuentas, en mi debut absoluto al mando de un equipo logramos la mejor campaña en la historia del Atlético de Pinto, superando aquel histórico tercer puesto de la 2003/2004 en la misma división. Sólo el tiempo dirá si fue la suerte del principiante o algo más.

Ahora tocaba descansar, esperar el sorteo de los playoffs y entrenar a reglamento para cuidar las piernas con las miras puestas en el partido de ida de la primera eliminatoria. Porque hicimos historia, nadie lo niega, pero el sueño continúa.

Edited by Guido_Rojo
  • Like 3

Share this post


Link to post
Share on other sites

Quien nos lo iba a decir al final de la primera vuelta...

Impresionante segunda vuelta, con Sodiq Alade en estado de gracia!

Cuantos puntos han sido en esta segunda mitad de temporada?

Cuantos goles ha marcado en total el jugador nigeriano?

Enhorabuena y suerte en los playoff!

Edited by dankerlot
  • Like 1

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now

  • Recently Browsing   0 members

    No registered users viewing this page.