djsebita

Miembros
  • Content Count

    72
  • Joined

  • Last visited

  • Days Won

    1

djsebita last won the day on August 17

djsebita had the most liked content!

Community Reputation

30 Neutral

1 Follower

About djsebita

  • Rank
    Jugador B
  • Birthday 10/01/1984

Perfil Football Manager

  • Actualmente entrenando a
    Boca Juniors (FM20)

Información adicional

  • Equipo
    Boca Juniors
  • Jugador
    Thiago Almada
  • Lugar
    Buenos Aires
  • Origen
    Argentina

Recent Profile Visitors

The recent visitors block is disabled and is not being shown to other users.

  1. Es "Liga profesional de fútbol", pero en el nombre corto aparece con esa falta de ortografía que indiqué. Y en el nombre de tres letras en vez de "Hon" sería mejor ponerle "LPF". Yo pude cambiarlo con el editor pero te lo aviso para tener en cuenta el detalle
  2. @mabormu en la liga Argentina, el nombre que aparece es "Liga Profecional de fútbol". Te dejo el detalle para ver si se corrige, sólo eso el resto 10 puntos excelente aporte
  3. djsebita

    Historia con Boca Juniors [FM20]

    Llegaron los cruces... Semana previa al primer choque. La victoria sobre el Mengao parece haber relajado al equipo en Superliga y de visitante: empate en uno con Lanús, derrota 2-0 contra Estudiantes y empate sin goles contra el Bicho en la Paternal. Llegamos mal, y encima ellos vienen de ganarle 4-0 a Independiente en su casa y de eliminar a San Lorenzo de la Copa Argentina por 2-1. Panorama algo desalentador, teniendo en cuenta la moral de ambos equipos. Pero somos Boca, y estamos en proceso de recuperar la mística copera y estamos decididos a ir por la séptima. Día del partido. Jueves 24 de septiembre, 19.30 horas. Estadio repleto, 49 mil almas gritando y cantando. Unos 2500 hinchas visitantes ocupan un pequeño rincón. El resto, todo azul y oro en las tribunas. El entrenador Sebastián Zárate decide plantarse con un 4-3-2-1, con un volante central de recuperación, y dos mediocampistas de apoyo tanto en defensa como ataque. Los extremos un poco más cerrados para permitir el paso a los carrileros, y un delantero centro que presionará la salida de River. Ramón Díaz, prefirió sacar un clásico 4-3-1-2 y jugar más bien cerrado y apoyándose en un mediocampo más de toque y distribución, que en extremos que abran el campo de juego. El partido está algo trabado. River maneja bastante la pelota pero no tiene muchas ideas ofensivas. Boca, en cambio, sube al ataque en cuanto puede. El equipo de Zárate le marca el rigor al rival, pega fuerte y las amarillas lo demuestran. El primer tiempo pasó desapercibido, para River era negocio pero Boca, quería hacer valer la localía. De hecho, lo necesitaba, por tantas decepciones que pasaron en los últimos años de enfrentamientos mano a mano. A los 18' del ST, el técnico Sebastián Zárate realiza dos cambios: ingresa Guillermo Fernández por Joaquín Torres, y Mário Rui por Frank Fabra, ambos de partido flojo. Apenas 11 minutos más tarde de los cambios, Mário Rui armó una jugada combinando con Marcone por la izquierda, el lateral portugués centró al punto del penal y conectó de cabeza Pol Fernández. Sí, los dos cambios del técnico pusieron a Boca en ventaja por 1-0. Este gol puso a River más adelantado. Ya había salido Nacho Fernández con un golpe, y Ramón Díaz tuvo que mover el banco: Angileri por Casco y Daniel Nieto por Bruno Zuculini. Pero aunque el visitante intentaba mover la pelota de lado a lado, no podía entrar al área de Boca. Y siempre de contra, Boca agarraba mal parado al equipo de Ramón. De hecho a Wanchope le anularon un gol a los 37' por estar en offside, pero ya se veía que River estaba vulnerable. La Bombonera empujaba y el rival estaba groggy, eral momento ideal para rematar el partido. Daniele de Rossi salió reemplazado por Sánchez Miño a los 40' del ST por estar amonestado, y por desgaste físico. No valía la pena correr el riesgo de estar mal parados por una cuestión física, porque si bien River estaba mal no se lo puede subestimar. Sin embargo, en una de esas trepadas con todo River adelantado, Ivan Marcone recupera la pelota robándosela a Carrascal. Avanza unos metros de contra, mientras Ábila corría hacia adelante. Marcone lanza la pelota por encima de la defensa, al hueco entre Rojas y Pinola. Encara Wanchope a Franco Armani, remata suave al palo corto... el balón supera al arquero y se liquida el partido. Boca le gana a River 2-0, en el minuto 49 del ST. Se reanuda el partido, River intenta montar un ataque desde el saque pero rechaza Lisandro López y el árbitro pita el final. Pasó un poquito más de un mes del partido de ida, y el envión anímico del equipo es impresionante. Alcanza con ver que el xeneize se despachó con cuatro victorias por Superliga, y River en cambio, llegó a perder en el Monumental por 0-4 contra Rosario Central. Pero llegó el partido, de nuevo las gradas llenas esta vez en el Antonio Vespucio Liberti. De más está decir que el estadio estuvo completo: 62.645 espectadores, de los cuales casi 3.300 fueron hinchas de Boca. El equipo de Zárate se paró con el mismo dibujo táctico que en la Bombonera. En cambio, Ramón Díaz decidió ser más agresivo y pararse con un 3-4-1-2, dando amplitud con dos volantes externos con ida y vuelta como Auzqui y Angileri, pero con iguales obligaciones defensivas que dos carrileros. La línea de tres en el fondo le da mayor seguridad y cierta libertad al doble cinco formado por Zuculini y Nacho Fernández, para que se enfoquen más en la creación. River intentó dominar desde lo físico, controló un poco más la pelota y el primer tiempo se lo llevó el local sobre el cierre, con un cabezazo del central Robert Rojas. Pero a River no le alcanzaba, para forzar penales necesitaba un gol más. Lo buscó, por todos los medios posibles pero el bloque defensivo de Boca pudo más. Mário Rui reemplazó en la defensa al lesionado Frank Fabra (rotura de ligamentos) y cumplió. El tridente ofensivo propuesto por el DT de Boca no funcionó: Mauro Zárate de 9, Almada por izquierda y Torres por derecha (como interiores inversos). La incorporación de Mauro Zárate como delantero centro descolocó un poco al equipo, ya que Ábila cumplía a su vez la función de presionar, pero Wanchope también estaba lesionado (lesión en la cadera). Fue tan malo el rendimiento de los delanteros, que el entrenador cambió el tridente completo: a los 18' ingresó Marlos Moreno(1) por Thiago Almada, y a los 33' ingresaron Carlos Tévez y Alexander Fernández por Mauro Zárate y Joaquín Torres. Seis minutos después de los cambios, un pase atrás de Rojas para Armani, quien salió fuera del área, cambiaría todo. Iván Marcone fue a presionar al arquero millonario, cuando casi le roba el balón Armani traba con el volante y recupera la pelota. Pero Carlos Tevez venía desde atrás dispuesto a marcar un posible pase a Pinola y así fue como tomó el rebote del recupero de Armani y remató al arco vacío. Sentenció el 1-1, el pase de Boca a la final ante el poco tiempo del que disponía River para hacer dos goles, y el festejo - por fin - de los hinchas de Boca sobre los de River. Con esta victoria en el global por 3-1, se fueron los fantasmas de las eliminaciones anteriores de Boca a manos de su archirrival. El xeneize volvía a la final de la Copa Libertadores. Volvía la mística copera...
  4. djsebita

    Mayor goleada en clásicos

    Si, es increíble ver que juega en casi todas las posiciones... pero que sea tan efectivo, es sorprendente.
  5. djsebita

    Mayor goleada en clásicos

    Arturo Vidal jugando de 4 marcó dos goles? Guau... para tener en cuenta! Y lo de CASLA sobre Huracán no me sorprende jajaja son horribles los quemeros!
  6. djsebita

    Historia con Boca Juniors [FM20]

    En busca de revancha… Todo empezó en aquella Sudamericana 2014. El penal errado por Gigliotti, un River intenso que si tenía que pegar, pegaba. Se habían invertido los roles: River jugaba a lo Boca, y Boca intentaba jugar a lo River. Pero el ganador era River. Eliminó a Boca y campeón de la Sudamericana. Barovero celebra el penal atajado. Gigliotti lo sufre. Pero el fútbol da revancha y nos volvió a cruzar en la Libertadores 2015. Había sido furor la llegada de Daniel Osvaldo, luego de paso por enormes clubes y la mismísima selección azzura. Declarado fanático de Boca, acompañado de un gran equipo. Boca llegaba con chapa: puntaje perfecto en la fase de grupos. River en cambio, sufrió para clasificarse. Llegó a la última fecha con 4 empates y una derrota, y debía ganar sí o sí, y esperar que Juan Aurich no le gane a Tigres. Sin embargo River ganó y su par mexicano le dio una manito al ganarle al equipo peruano como visitante. Boca y River se cruzaron en octavos, por ser Boca el mejor de los primeros y River el peor de los segundos. El primer chico se jugó en el Monumental, con dominio del local pero ganando apenas por 1-0. Nuevamente la intensidad de River ahogó a un Boca que no podía desarrollar juego. Sin embargo había confianza de darlo vuelta en la Bombonera, como en el 2000 (historia contada anteriormente). Sin embargo el primer tiempo, River nuevamente jugó a lo Boca y lo ahogó con presión alta y juego brusco, marcando rigurosidad. Un Boca inexpresivo, confundido y aturdido por una Bombonera que pedía a gritos ganarle a River. La presión exterior era peor que la del juego. Y en la salida al segundo tiempo, un inadaptado agredió a jugadores de River con un gas pimienta. Creció la confusión, la hinchada pretendía que se juegue igual y tras idas y vueltas del árbitro, decidió suspender el partido. Conmebol se lo dio a River por ganado, descalificando a Boca en una decisión para muchos polémica pero esa no es una discusión que querramos plantear acá. River otra vez eliminó a Boca. Casualmente, River luego le gana la Copa al Tigres, equipo que lo ayudó a clasificar. Fue tal el empujón anímico que tuvo el equipo de Gallardo, que terminó ganando aquella Copa casi sin despeinarse luego de eliminar a Boca. Ponzio, uno de los más afectados por el gas pimienta arrojado por un inadaptado hincha de Boca. En 2018 nuevamente un cruce entre ambos equipos, esta vez en la final. Final histórica, ya que era la última vez que se jugarían dos partidos de ida y vuelta, para cambiar al formato de Champions: final única en estadio neutral. La ida se jugó el 11/11 en la Bombonera y fue 2-2. Abrió el marcador del partido Wanchope Ábila a los 33’ pero fue tal la distracción de los jugadores de Boca, que prácticamente al sacar del centro River lo empata por medio de Lucas Pratto, casualmente surgido en Boca. Luego fue Darío Benedetto quien puso en ventaja al local, pero un error de Izquierdoz a los 15’ del ST puso el empate. El partido de vuelta se jugaba el 24/11 en el Monumental, pero una brutal agresión por parte de hinchas de River al micro visitante, resultando lesionados dos jugadores de Boca, terminó en la suspensión del partido. Sin embargo, a diferencia de 2015, Conmebol no determinó la eliminación de River ni impuso sanción alguna: suspendió la final y la llevó de manera sorpresiva a jugarse al Santiago Bernabeu. Si, ni más ni menos que a disputar la final de la Copa Libertadores de América, a continente Europeo. Luego, la historia fue conocida. El juego físico de River, el festejo absurdo de Benedetto, la salida a cabecear de Andrada y el contraataque del Pity Martínez que terminó en el 3-1. Fue tal la magnitud de esa final, que todos se olvidaron de por qué se jugó en España y empezaron a debatir si era peor descender – como le pasó a River – o perder una final contra tu archirrival, como le pasó a Boca. El video de la barbarie. Hubo algunos detenidos por el incidente y una sanción economica a River, pero ninguna deportiva. Pero como si ya no fuera suficiente la pesadilla, Boca y River se enfrentarían nuevamente en 2019 por Copa Libertadores, esta vez en semifinales. Jugada la ida en el Monumental el 1/10, el equipo de Gallardo ganó por 2-0 contra el Boca de Gustavo Alfaro. Mientras Gallardo se mantenía en el cargo desde 2014, en Boca habían pasado Rodolfo Arruabarrena y Guillermo Barros Schelotto como entrenadores desde aquella Sudamericana 2014. Como polémica se le cuestionó al entrenador xeneize la posición de Franco Soldano, un delantero centro que en ese partido jugó prácticamente parado de volante derecho. El partido de vuelta lo ganó Boca por 1-0 con gol de Jan Hurtado, y lo buscó durante todo el partido. Pero nuevamente Gallardo, un gran estratega, blindó a River y Boca no pudo con su gente. La presión de la Bombonera era tal, que nuevamente el carácter del equipo flaqueó y no pudo resolver la serie. Si, nuevamente River elimina a Boca. Nuevo cruce copero y el mensaje de 'no violencia' de los jugadores. Otra vez fue para River. Pero ahora con el entrenador Zárate, nuevamente hay una oportunidad. Marcelo Gallardo se fue a la selección Argentina en un acto total de justicia y es Ramón Díaz – con gran historia en River – el encargado de llevar a la gloria al club de Núñez. La ida se juega en la Bombonera, y la vuelta en el Monumental. ¿Habrá revancha para el xeneize? ¿Será la salida de Marcelo Gallardo la oportunidad de Boca? Lo veremos en la próxima actualización…
  7. djsebita

    Historia con Boca Juniors [FM20]

    ¿Qué nos depara la Copa Libertadores luego de pasar dos rondas tan complicadas? Haber jugado los octavos y cuartos de final de la tan ansiada Copa Libertadores que se nos viene negando desde el 2007, ganada de la mano del juego de Román. la velocidad de Palacio y las decisiones tácticas de Miguel Ángel Russo, nos dejó posicionados y a la espera de los resultados para saber quien puede llegar a ser nuestro rival en semis, y potencial rival en la final. Porque está claro, si llegamos hasta acá queremos ir a la final... Mientras jugábamos con Flamengo el pase a semis, del otro lado de nuestra rama del árbol de clasificación se está dando otro cruce Argentina-Brasil y el panorama pinta igual de complicado: o definimos nuevamente en Brasil como las últimas dos fases, o definimos contra nuestro máximo rival. Si, como leen... del otro lado está River y su rival es el Inter de Porto Alegre. En resumen, la ida se jugó en Porto Alegre ganando el local por 1-0. El partido de vuelta, jugado en el Monumental, tuvo a un River que salió con todo a ganar y lo logró pero no de la manera que hubiera querido: fue 1-0 con gol de Lucas Pratto. Esto forzó una tensa serie de penales, que el equipo de Ramón Díaz (contratado ante la salida de Gallardo) ganó. Nuevamente, como en 2019, Boca y River se enfrentan en semis. Nuevamente, por tercer año consecutivo, Boca y River se enfrentan por Libertadores y este año no hay margen de error. Este año tenemos que ganar o el club caerá en una profunda crisis institucional y moral. Los partidos se efectuarán el jueves 24/9 y el sábado 31/10. Habrá que prepararse muy bien, estar centrados y además, subir la moral del equipo ganando la mayor cantidad de partidos posibles de Superliga no sólo para mantenernos cerca de la cima, sino para mantener una buena racha de resultados que impacten en el buen ambiente del vestuario.
  8. djsebita

    Historia con Boca Juniors [FM20]

    Pero antes de obsesionarse con un cruce con River, debemos enfrentar al Sao Paulo. Un equipo fuerte, con dinero para incorporar y una gran figura internacional como Dani Alves, quien en el ocaso de su exitosa carrera luego de pasos por el FC Barcelona, Juventus y PSG, llegó al equipo para darle jerarquía. Pero también cuenta con figuras como Alexandre Pato, Pablo y Vitor Bueno en ofensiva, y habrá que cuidarse al máximo. El estadio Morumbí, con una capacidad de 72 mil espectadores y una estructura muy similar al Monumental, tendrá un recibimiento hostil con nuestro equipo pero es algo a lo que Boca acostumbra. El partido de ida se jugó en casa, ya que al clasificar segundos tenemos peor coeficiente y definimos de visitantes. Un partido cerrado, con pocos espacios y ambos equipos midiéndose. Nuestros delanteros no tuvieron la capacidad de quebrar al rival, aunque ellos tampoco pudieron con nosotros gracias al gran trabajo de nuestros centrales. Alexandre Pato no encontró espacios para generar situaciones, y pese a la buena actuación de Dani Alves generando centros, su delantero centro Pablo no pudo con la dupla Zambrano-López. Un empate complicado, pero sin goles del rival lo cual de pronto, tampoco es tan malo. Nos queda la difícil tarea de jugar en el Morumbí, pero somos Boca y tenemos historia... El viaje a Brasil se dio luego de enfrentarnos a Defensa y Justicia por la Superliga. Fuimos habiendo ganado por 3-0 como locales, lo cual nos dio una moral importante para afrontar este encuentro. El encuentro seguía siendo cerrado, aunque el Sao Paulo presionaba mucho más a causa de la localía. No manejamos la pelota, generamos pocas situaciones, pero aun así alcanzó para que Joaquín Torres abriera el marcador a los 27 del PT. Y tuvimos que aguantar, cerrar el mediocampo y aguantar el resultado como se pueda. Ellos se vinieron encima por todos lados pero cerramos el arco. Al final del partido, su lateral izquierdo Léo empató el encuentro. Pero el gol de visitante, ese gol de Joaquín que se gritó muy fuerte en Argentina, nos dio el pasaje a cuartos. Boca está volviendo a sacar chapa en la Libertadores, volver a pasar de ronda en Brasil es el impulso moral que el equipo necesita. Pasar una serie en Brasil es complicado, los equipos son fuertes, los estadios hostiles y se vuelven muy ofensivos en su casa. Pasar al Sao Paulo fue una buena experiencia pero prefería otro rival. Sin embargo, esperando resultados pasó lo que temíamos: nos toca ir a Brasil otra vez. Y esta vez, es de verdad complicado ya que nos tocó el Flamengo. Si, nuestro rival de grupo. Es cierto que ya lo conocemos, pero también es cierto que es el actual campeón y que nos costó mucho jugar contra ellos. El partido en la Bombonera fue un constante ir y venir, pero con muchas llegadas y posesión del Mengao. Nos vimos obligados a pegar bastante más de lo que habitualmente hacemos, tratar de hacer sentir el rigor de la copa y la localía. Pero esta actuación nos hace pensar que el partido de vuelta será un suplicio, ir prácticamente perdidos. De nuevo no nos hicieron goles y siempre hay esperanzas, pero verlos jugar así en nuestra casa nos hace dudar algo de nuestras posibilidades allá. Es algo que nuestro cuerpo técnico tendrá que debatir, si es apropiado sostener el 4-4-2 en el Maracaná o salir por todo y si nos toca quedar afuera, que sea peleando. El partido de vuelta lo afrontamos con un 4-3-2-1, parando a Iván Marcone como volante tapón acompañado de un doble cinco con Almendra-Fernández que pueda sostener algo la marca, pero generar un circuito de juego para los interiores inversos que mejor nos rinden: Joaquín Torres y Mauro Zárate. Nuestro '9' está pasando un mal momento pero lo bancamos, las malas rachas las pueden tener hasta los mejores jugadores. De más está decir que aguantamos todo el partido, saliendo de contra, con pelotazos. Lejos del estilo que queremos imponer. Nuevamente tuvimos que pegar un poco demás - amonestaron a toda la defensa - aunque eso casi no me preocupa. Nuevamente la dupla Zambrano-López jugó de maravillas, al igual que Andrada que se tapó todo. Pero a cuatro del final, una trepada de Frank Fabra (que reemplazó a Sánchez Miño) que intentó un centro, y un fortuito rebote en Rodrigo Caio le cayó de nuevo al colombiano que no dudó: remató cruzado, fuerte como para que César no llegue y a festejar al banderín del córner. A bancar los minutos finales y descuento, y pasar a semis. Ojalá luego de estas dos series, ahora sí, nos toque un rival más cercano y conocido porque ya sufrimos demasiado. Eso sí, que vayan viendo que el Boca de principios de los 2000 está volviendo, que el Boca que se planta en cualquier cancha está renaciendo con el estilo de siempre...
  9. djsebita

    Historia con Boca Juniors [FM20]

    LA COPA LIBERTADORES ES MI OBSESIOOON... ♫♪ Bien es sabido que todos los fanáticos de Boca anhelan ganar el torneo continental más importante de Sudamérica. Sobre todo luego de tres eliminaciones a mano de River, el máximo rival, en los últimos cinco años. La última copa, ganada en 2007 de la mano de quien hoy es director deportivo, ya queda bastante lejos en la memoria de los hinchas. Y el regreso al club del máximo ídolo, aunque en un rol dirigencial, se espera sirva de revulsivo tanto para los jugadores como para los hinchas, para darlo todo en cada partido. Las noches de copa se tienen que volver a disfrutar y celebrar. Y el equipo lo sabe. Bien conocida es la historia de aquellos superclásicos de inicios de milenio. Era una fría noche el 24 de mayo del 2000 en la República de la Boca. Una semana antes, el 17 de mayo en el Monumental, se había producido el primer cruce copero. Fue victoria para River, por 2 a 1 con goles de Javier Saviola y Juan Pablo Ángel para el local. El hoy director deportivo nos dejó esta joyita... La semana previa al partido de vuelta, se habló mucho. Martín Palermo se recuperaba de su primer rotura de ligamentos, lesión que tuvo en noviembre de 1999 frente a Colón. Aquella noche, marcó su gol 100 con los ligamentos rotos. Luego salió, tuvo una operación y recuperación de 6 meses. Llegaba justo para esta serie, inesperada. Él quería llegar, y los hinchas también. Américo Gallego, el "Tolo", dijo en rueda de prensa "Si ellos ponen a Palermo en el banco, yo lo pongo a Francescoli", minimizando y echando por tierra esa posibilidad. Y de hacerlo, él llamaría al "Príncipe" retirado hacía ya un tiempo. Pero volviendo a la noche del 24 de mayo, aquella gran noche para Boca y traumática para River, que tenía la ventaja del resultado del partido de ida. Un partido psicológico, porque la Bombonera influyó. RIver aguantó el primer tiempo, con un planteo defensivo, cuidando de manera lógica el resultado obtenido en su casa. Sin embargo, el segundo tiempo el Boca de Carlos Bianchi cambió de actitud. Salió agresivo, arrinconando al rival en su propio campo. Abrió el marcador el Chelo Delgado, tras centro de Riquelme ante una mala salida de Tito Bonano. Aun no existía la ventaja del gol de visitante, con lo cual de mantenerse el resultado irían a penales. A diez minutos del final, con un River que se cerraba cada vez más, un Boca que ahogaba a River con la presión y un estadio fervoroso, algunos jugadores de River empezaron a acusar ciertas distracciones. Bonano ya había sido víctima de esta presión, y ahora le tocó a Roberto Trotta, experimentado defensor de River. Y Riquelme hacía de las suyas, dejando otra joyita, como siempre contra River. ,Le cometió un absurdo penal a Sebastián Battaglia, que había ingresado hacía algunos minutos, cruzandolo al borde del área de una manera peligrosa teniendo en cuenta que debía cuidar el resultado. El encargado de ejecutarlo fue Juan Román Riquelme, quien lo cambió por gol y daba el pase de Boca a las semifinales. Bianchi por su parte, cumplió su palabra y mandó a Palermo a la cancha. Gallego miraba atónito desde el banco de suplentes, mientras la Bombonera, cantaba, gritaba y latía. Riquelme la tenía sobre el lateral izquierdo, el Toto Berizzo lo marca y lo arrincona. Riquelme la pisa, hace la pausa y espera a Battaglia, que venía como una flecha corriendo desde atrás. El pase corto de Román, el control en velocidad del 22 de Boca que corre hacia el área, saltando la barrida de Trotta e ingresando al área. A River le habían expulsado a Gustavo Lombardi, faltaba un lateral derecho que cierre, con lo cual Battaglia entró sólo al área con el central derecho ya vencido en el piso. Yepes lo corre, pero Battaglia suelta rápido para Palermo que estaba en el punto del penal. Palermo recibe pero controla mal, aunque parece a propósito, se ve como un amague que descoloca a Zapata. Le queda para la derecha, aunque es zurdo. Entonces nuevamente gira, se acomoda. Fue un segundo, pero pareció todo un minuto. Mide el arco, la posición de Bonano y suelta la pelota con su pierna buena, arrinconada contra el palo. El tiro parece aparatoso, el movimiento lento propio de un jugador inactivo durante seis meses. Tosco, duro, incomprensible que los jugadores de River no pudieran hacer nada. Pero no pudieron... Ni Yepes ni Zapata pudieron cubrir, Bonano estiró todo su cuerpo y tampoco llegó. Y gol... el 3-0 que ponía a Boca en semi y a River fuera. Palermo corre a abrazarse con todos, hacen una montaña sobre él. Pero sigue corriendo, va al banco a abrazarse con Batista, el médico que lo operó y lo ayudó a recuperarse. Palermo llora, todos lloran con él. Incluso River. Y el partido termina ahí. En 2004 hubo otro cruce en el que Boca ganó, pero en 2014 con Gallardo al mando (protagonista en aquella serie de 2004 de una manera poco feliz) River dio vuelta la historia. Lo eliminó de la Sudamericana a fines de 2014, de la Libertadores en 2015 con un episodio lamentable que involucró una agresión a jugadores de River - a Boca lo elimina Conmebol por sanción deportiva pero River venía ganando la serie - en 2018 le gana la final de la Libertadores en Madrid (tras otro hecho lamentable a cuadras del Monumental, esta vez por parte de hinchas de River pero no incurrió en sanción), y una nueva eliminación en 2019. ¿Habrá otro cruce en Libertadores, por tercera vez consecutiva entre estos dos grandes equipos? ¿Tendrá el entrenador Zárate la capacidad suficiente de dar vuelta la historia, en caso de haber un cruce?
  10. Sabes que cuando vi esta función, no entendía que diferencia hay con los delanteros interiores. De hecho las descripciones son iguales... la diferencia es que los delanteros interiores llegan hasta el área y chocan con los defensas rivales, y el interior inverso le abre espacios al carrilero para abrir el campo. Y en lo personal, me parece perfecta esta incorporación de rol táctico a los extremos. Le dan más juego al equipo, generan mejores jugadas de ataque y explota las cualidades de un buen carrilero. Yo que tú, probaba con estos roles en vez de delanteros.
  11. Ponle a Leo Messi y CR7 la nacionalidad en Liechtenstein con el editor interno y listo! No, mentira amigo... sinceramente es la primera vez que veo a alguien asumir un reto así, está muy bueno y requiere mucha paciencia! Generalmente luego de la segunda temporada, te permiten ofrecer tu afiliado favorito directamente... antes de eso, ellos te ofrecen lo que les parece. Ahora, mi pregunta es: podrás jugar la liga Suiza con jugadores de Liechtenstein? Lo pregunto desde la total ignorancia eh, soy de Argentina y desconozco ambas ligas, no sé como es la política de extranjeros.
  12. djsebita

    Historia con Boca Juniors [FM20]

    Si, los juveniles vienen a pleno. Esta temporada retiro a Tevez y Palacio, y al bosnio ya decidí no renovarle el contrato. Me sirve para salir del paso e ir haciendo crecer a los pibes
  13. djsebita

    Posicion vs Jugadas Favoritas

    Si, en el entrenamiento individual del jugador hay un botoncito que dice "discutir caracteristica" y te salen las opciones. Le pides consejo al segundo entrenador y él te orienta a ver si sirve o no. Ojo @chevi1024, porque uno está convencido de querer que haga tal cosa y a lo mejor los atributos del jugador no sirven para lo que quieres. En ese caso mejor busca otro jugador y ya.
  14. djsebita

    Consulta sobre entrenador

    Hola! Mmmm... a ver si entiendo: queres jugar 10 temporadas, evolucionar, y empezar una partida nueva? Dicha partida arrancaría en 2019/20 nuevamente. Podes usar el mismo perfil de manager, pero va a tener las mismas habilidades que tenía al principio de la primer partida
  15. djsebita

    Historia con Boca Juniors [FM20]

    No bro, yo entendí mal... entendí stats de las compras, que querías ver los valores. Ahí te paso lo que pediste. Son buenos jugadores, Hadzic de rotación, Mario Rui para titular (aunque sin descuidar a Fabra) y Joaquin Torres puede andar también de titular, sobre todo jugando por derecha (en la táctica que tengo, que uso Interiores inversos)