panda_666

Miembros
  • Mensajes

    387
  • Registrado

  • Última visita

  • Days Won

    2

panda_666 last won the day on Marzo 10

panda_666 tuvo el contenido con más me gusta!

Reputación en la comunidad

805 Excelente

3 seguidores

Sobre panda_666

  • Clasificación
    Estrella de la Liga
  • Cumpleaños 20/07/90

Información adicional

  • Equipo
    Peñarol
  • Jugador
    Luis Suárez
  • Manager
    Central (TRI) / Remo
  • Lugar
    Montevideo
  • Origen
    Uruguay

Información personal

  • Género
    Masculino

Visitas recientes al perfil

839 visitas de perfil
  1. La verdad es que me parece más una cuestion del azar y la mala fortuna, combinada con entrenamientos exigentes y ritmos exigentes de partido, con pocas rotaciones como dice Hattori. Si mi jugador estrella está por debajo del 90% de condición física, conmigo no juega. Ni lo arriesgo. Lo dejo en el banco y lo uso solo si vamos empatando/perdiendo a falta de 25', 30'. Hasta ahora tuve en 5 temporadas una sola lesión de ese estilo, en la penúltima, pero fue muy leve y volvió enseguida. El resto de las lesiones han sido coherentes, con alguna grande en algún jugador poco importante. Una cosa que noté en una partida anterior es que, cuando me preguntaron en la prensa qué opinaba de las lesiones, dije que era bueno librarse de ellas para tener éxito. En dos semanas tenía 4 lesionados. Sea casualidad o causalidad, cada vez que me preguntan eso no hago comentarios.
  2. Yo paré mucho tiempo el equipo de forma similar a la que planteas. Coincido en algunos puntos con @pepecastor69. Los laterales en ataque, si tu juego es directo, de alto ritmo y sin doblar por la banda, te van a generar más molestias que soluciones. Laterales en apoyo o en defender pueden ser más útiles. Con esa configuración no tienen tiempo de pasar por detrás de los delanteros interiores. Su función termina siendo, aunque no es lo que buscas, de marca. A gusto personal, para un juego directo y explotar las bandas prefiero extremos, no delanteros interiores. Incluso el todoterreno puede ser un centrocampista recuperador. Te ayudará más en la marca y si tiene buenos atributos ofensivos apoyará con creces a los atacantes. Por otra parte, siempre usé algo que suele generar pánico: marcajes más férreos + entradas agresivas. Cometo faltas, cierto, pero a veces es una buena forma de cortar ataques y si estás pegado a tu marcador, te pasa y te quedas de pie, pues terminas quedando en desventaja. A veces les pido a los laterales entradas más suaves para compensar y que no queden pagando contra extremos veloces. Y dos por tres entreno jugadas a balón parado en defensa.
  3. ¡Muchas gracias por las respuestas!
  4. Igual no pienso finalizar la historia! simplemente quiero saltearme este año y no porque haya sido malo, incluso ya verán que algún título he sumado a la colección, pero es que el formato de liga en sí es desmotivante y le ha faltado un poco de emoción deportiva también... Ahora estoy por tomar cargo en un nuevo club, en otro país que más adelante revelaré. No sé como será esta nueva temporada, ya por 2021, pero tal como lo encaré siento que puede encausar nuevamente mi motivación FM. Parece un verdadero reto. Con la historia en sí estoy más que compenetrado. Nunca disfruté tanto redactando como con esta trama.
  5. Buenas, ¿cómo andan? Pasaba por aquí para hacer una consulta más bien "reglamentaria"... En el último capítulo de mi historia di como avance mi viaje a Trinidad & Tobago. Han pasado cosas interesantes en esa temporada, es cierto, pero ha sido el torneo que menos me ha motivado desde que empecé esta travesía (voy una temporada por delante de lo que relato). Me ha costado mucho seguir adelante y a duras penas la he finalizado, tanteando ya un nuevo destino. La consulta es la siguiente: ¿Es válido alterar el ritmo de la historia de mes a mes a un resumen anual, o dos o tres capitulos de cosas puntuales, para luego retomar el ritmo habitual al año siguiente? (año FM, por supuesto).
  6. 8 DE MAYO DE 2003 BIOGRAFÍA DE WILLIAM JOHNSON (IVOR) PARTE III – LA GUARIDA Odiaba estar de guardia. Era lo más aburrido del mundo. Kane prefería relatar un partido de ajedrez por radio que estar pasmado en la entrada del apartamento mirando las nubes. Allí nunca pasaba nada, pese a que la parte sur del barrio Bronx está considerada una de las zonas más peligrosas de Nueva York. Hazte fama y échate a dormir rezaba un famoso dicho. Es cierto que algunas bandas como la suya operaban en aquel sitio, pero no eran vulgares ladrones que disfrutaban torturando a los turistas. En su grupo prefieren atacar peces gordos porque dan más dinero. De esto último surgió la idea de secuestrar a esa chica. El jefe estaba obsesivo con la custodia desde que la capturaron. Tenía la idea de que su pareja, un militar que estaba de viaje en Irak, trataría de cometer una locura. Los trastornos de la guerra suelen ser severos y no le sorprendería para nada que ese tipo se diera de frente contra un tanque de guerra con tal de recuperar a esa tal Caroline, más teniendo en cuenta lo hermosa que era. Claro que para eso primero tendría que encontrar dónde la tenían y le sería más fácil tender una emboscada en la entrega que ir hasta allí. Bostezo, hizo crujir los dedos de sus manos, comprobó que el arma estuviese en su lugar y de pronto empezó a perseguirse. ¿Y qué tal si ya había descubierto dónde se ubicaban? No, eso no era posible. ¿Cómo lo harían? Además, llamar a la policía y montar un espectáculo terminaría con su novia muerta y varios metros bajo tierra. Sería una tontería. De pronto, ¡zas!, giró bruscamente su cabeza para ver de dónde provenía el aquel ruido. Una señora mayor se había desplomado en el piso y las manzanas que guardaba en su bolsa de papel se fueron rodando hasta terminar por todas partes. Kane tenía su trayectoria como delincuente, pero no se consideraba mala persona. Rápidamente corrió hacia donde estaba la anciana y se dispuso a levantarla. Primero, agarró su bastón y lo colocó contra la fachada del edificio. Luego, al verla inmóvil, le tomó el pulso. Estable. Le habló, le pidió que se levantara, pero no dio señales de responder. ¿Habría muerto? ¿Por una caída? Se arrodilló a su lado y trató de colocarla boca arriba, pero la anciana se movió tan rápido que apenas pudo reaccionar. Algo se incrustó en su cuello con una fuerza brutal y distinguió un rostro duro, masculino, en lo que creyó que era un delirio. Luego, todo se fundió a negro. RESUMEN FINAL DE TEMPORADA PRIMERA FINAL… Teníamos dos oportunidades para llegar a los playoffs y había que aprovecharlas. Peleado a muerte con mi padre y viviendo en un hotel, todo lo que me quedaba era Sandy y el fútbol, considerando que la primera estaba de viaje por cuestiones laborales. Jugábamos como local ante el Torquay, descendido, con la peor campaña que he visto en mucho tiempo. Eso motivó el 5-3-2 de posesión, movilidad y presión alta. Claro que nunca imaginamos un comienzo tan malo como el que tuvimos, con un triste gol en contra de Luke Tingey en apenas 9 minutos. Por suerte, está Ben Morris en el equipo. Mago de la pelota quieta, clavó un tiro libre en el ángulo cinco minutos después y llevó tranquilidad a sus compañeros. La hinchada empujaba y los muchachos estaban dejando todo, pero la puntería nos estaba jugando una mala pasada. Fue en el inicio del segundo tiempo cuando la pelota quieta ofició de salvación: Parret recogió en corto, Hazeldine lanzó un centro al segundo palo y Mildenhall metió un bochazo espectacular que aseguró los tres puntos para nosotros. ¡Triunfo vital que nos permite seguir soñando! Cambridge perdió en su visita al York y nos dejó a una victoria de meternos en los playoffs por diferencia de goles (+20 contra +8). DIFÍCIL PERO POSIBLE Vale, hay que admitirlo. En esta última racha de triunfos no enfrentamos a ninguno de los líderes. Mientras el Cambridge se jugaba su suerte en casa frente al Oldham (15º) nosotros visitábamos al Mansfield (3º). Planteamos nuestra táctica de contragolpe, el 5-2-3, para contrarrestar el 4-2-3-1 ofensivo que propone Adam Murray. El jugador que teníamos que controlar era Matthew Fearnley, un mediapunta con calidad para romper cualquier defensa. El colegiado Clark señaló el inicio del juego y el trámite del partido dejó de gustarme. Llegábamos, sí, pero cambiando ataque por ataque y eso no era lo que más nos servía. Teníamos que cerrar el pasaje hacia nuestra portería, pero el toqueteo rival por momentos era abrumador. Nosotros, con dos o tres pases precisos, hacíamos daño. Mal Benning recibió la tarjeta amarilla por una dura falta al borde del área y Ben Morris sacó un misil en el tiro libre que se incrustó en el poste. Sin cambios salimos a jugar la segunda mitad y de arranque dominamos las acciones. Dominic Poleon recibió al borde del área, Mal Benning le pegó un patadón de atrás, recibió la segunda tarjeta amarilla y se fue a duchar temprano. Con uno más en el campo, teníamos que ser más ambiciosos. No teníamos noticias de Cambridge y la victoria era nuestro seguro. Corría el minuto 54 cuando, tras una sucesión de nueve pases veloces, Ben Morris quedó cara a cara con Arestidou y venció su feudo con un zurdazo corto pero potente. ¡GOOOOL DEL WIMBLEDON! Los 1.040 aficionados que viajaron 300 kilómetros hasta el Field Mill deliraban de alegría, más aún cuando Dominic Poleon anticipó al central tras un bonito centro de Taylor y puso el 2-0 en el tanteador. ¡ESTABAMOS EN PLAYOFFS! Y más firmes que nunca cuando nos enteramos que el Cambridge había perdido estrepitosamente ante el débil Oldham por 4-0. PLAYOFFS EN MARCHA Seminal de ida y nos tocó el primer partido en casa frente al Accrington, el mejor de los cuatro que luchábamos por un cupo en la Sky Bet League 1. El equipo salió formando 5-2-3 de la siguiente manera: Nick Hayes (POR), Stephen Mildenhall (CIE), Seb Hines y Myles Anderson (DFC); Kane Smith (CAD), Andrew Taylor (CAI); Dean Parrett y Jake Reeves (MEC); Dominic Poleon (MPD), Daniel Kemp (MPI) y Ben Morris (DEL). Teníamos como baja al portero islandés Leifur Breiodal por lesión. Ellos, dirigidos por John Coleman, salieron con su típico 4-2-3-1 cerrado, con doble mediocentro y triple mediapunta central. Los nervios me iban consumiendo camino al terreno de juego. 10.675 espectadores presenciaban el partido en las tribunas, algo que en el Caribe claramente no me pasó nunca. Bueno, en Nicaragua cuando visitamos al Portland había mucha gente, pero todos en contra. Aquí, el 99% estaba vestido de azul, con banderas, globos, cantando y con una fe ciega que ni yo tenía en el equipo (claro que de la boca hacia afuera transmití todo lo contrario). Ni nos habíamos acomodado en los asientos cuando Parrett cometió una falta al borde del área y Barrett estuvo a punto de marcar en el tiro libre. La pelota pasó rozando el poste. Fue como el sonido del despertador. ¡Concentrados y tranquilos!, grité desde la banda y en realidad, no era necesario. Ellos ya se habían dado cuenta que tenían que actuar diferente. Hayes sacó de puerta y el toqueteo de balón dejó sin aliento al Accrington. ¡Otra vez, 14 pases consecutivos y definición de Ben Morris cuando el reloj marcaba 02:15 para abrir el marcador a nuestro favor! ¡GOLAZO Y PICO DEL WIMBLEDON! Nuestro mejor fútbol salió al terreno de juego y nos vestíamos de gala para empezar los playoffs. La primera mitad pasó tras una nueva oportunidad de Morris que se fue afuera por poco y tres tiros libres más de Barrett que no entraron de casualidad. Estábamos cometiendo muchas faltas y la podíamos pagar caro, no solo con un gol de pelota quieta, sino también con una expulsión como la que llegó a los 64’. Dean Parrett agarró a McCartan y el árbitro le mostró la segunda amarilla. Mucho tiempo por delante y teníamos que pelear con un hombre de menos. Pasamos a jugar 5-2-2 y nos encerramos en el fondo. Ellos no llegaban más que de tiro libre, pues seguíamos golpéandolos a cada oportunidad. Primero Adeniran y luego Hewitt probaron suerte, pero la pelota no caía bajo los tres palos y Hayes no tenía trabajo. Sobre el minuto 91’ fue que Barrett recibió solo al borde del área y metió un bombazo que nuestro portero desvió al tiro de esquina in extremis. Eso aseguró nuestra victoria y ahora teníamos que ir a sufrir a su estadio. A 90’ DE LA FINAL El encuentro de ida fue un lunes, mientras que la vuelta se jugó un viernes en el Store First Stadium del Accrington. Ellos volvieron a plantear el mismo esquema y nosotros también, con el cambio obligado de Alfie Egan por Dean Parrett tras la expulsión días atrás de nuestro centrocampista estrella. Equipo que gana no se toca, así que el resto repetía. Era obvio que saldrían a buscar el partido y así fue. Nos pasaron por arriba, tenían el control de la pelota y las situaciones de gol, pero no la puntería. Ese era el único motivo por el cual nos estábamos salvando. No estábamos marcando bien, no hacíamos dos pases seguidos y todo era preocupación. Sobre el minuto 39’ llegó un tiro libre a favor y parecía que esa podía ser nuestra única arma para tratar de convertir. Daniel Kemp lo ejecutó muy mal, Hughes despejó, Barrett recibió en su propio campo e inició la contra. El gran futbolista de Accrington corrió más de 30 metros con balón dominado, eludió a Midenhall (quedamos muy mal parados, era el único obstáculo) y definió ante Hayes, ¡pero el portero la paró! El nerviosismo aumentó. Hayes sacó y volvieron a recuperarla, comenzaron a tocar y esta vez sí que llegaron al gol por intermedio de Kee, quien rompió bien con nuestra línea defensiva y definió con estilo cerca del área chica. Perdíamos 1-0 y la eliminatoria estaba empatada. Morris sacó del centro y parecíamos otro equipo. Una vez más una rebeldía mágica nació del corazón de nuestros guerreros y apareció el fútbol, el toqueteo de balón. Alfie Egan recibió en el centro del campo, metió un gran pase en profundidad para Ben Morris y nuestra estrella apareció en el momento justo. Definición de primera y pelota a la red, ¡¡¡GOL DE WIMBLEDON!!! Definición lapidaria para el Accrington que se desordenó y enloqueció. Las estadísticas en este caso no estuvieron a nuestro favor, pero la contundencia fue clave. Ellos dispararon 22 veces a nuestra puerta, entró una, siete quedaron en manos de Hayes y el resto fueron a parar a cualquier parte. En cambio, nosotros apenas gozamos de tres remates, dos desviados y el gol. Suficiente para meternos en la final por el ascenso. LA GLORIA ESTÁ A UN PASO Nuestro rival a partido único, el Bury, (6º) superó en semifinales al Plymouth (5º) ganando ambos partidos (3-2 y 1-0). Ahora estábamos frente a frente en campo neutral, más precisamente en Wembley, la casa del Arsenal en Londres, más cerca de nuestra casa que de la suya. Los 10 mil espectadores del encuentro ante Accrington no eran nada en comparación con las 51.768 personas que asistieron a este encuentro (38.000 alentando al Wimbledon). El impacto de mi historia en el país y el andar del equipo en la Sky Bet League 2 fue explosivo. La gente tenía ganas de ver al equipo del milagro más de cerca. Analizando al Bury entendimos que había espacio para la creatividad, para el 5-3-2, el juego de pases cortos, posesión, movilidad y presión una vez más. Ellos cometieron el mismo error que aquel equipo que enfrentamos por copa y salieron 4-6-0, sin delanteros, algo que nos facilitaría la tarea. El once inicial: Nick Hayes (POR), Stephen Mildenhall (CIE), Seb Hines y Luke Tingey (DFC); Kane Smith (CAD), Andrew Taylor (CAI); Jake Reeves (MC); Alfie Egan y Dean Parrett (MEC); Dominic Poleon y Ben Morris (DEL). Prescindimos de Daniel Kemp y le dimos la chance a Egan (elegido MJP del partido anterior). Sorprendentemente nos generaron dos jugadas de peligro ni bien comenzó el partido. Entramos dormidos y ellos sacaban provecho de nuestros errores defensivos. Por suerte Hayes intervino y estuvo a la altura de las circunstancias. A los 15’ llegó nuestra primera oportunidad de pelota quieta. Ben Morris lanzó el centro, Tingey anticipó en el primer palo y Seb Hines, en posición dudosa, finiquitó la faena entrando a espaldas de toda la defensa y con el arco desguarnecido… ¡GOOOOOL DEL WIMBLEDOOON! Los jugadores se abrazaban sobre el banderín del córner y el rugido de la tribuna era ensordecedor. Tanto así que mis gritos de “vamos, concentrados que aún queda mucho tiempo” se perdieron en el aire. Fallamos un par de ocasiones y casi encajamos un nuevo gol en contra de Tingey. En el descanso, fue necesario aclarar algunas cosas: “¡Estamos a 45 minutos de lograr lo imposible y no podemos cometer ni el más mínimo error! Tener la pelota es la mejor forma de cuidar el resultado. No quiero tonterías, no quiero pelotazos sin sentido, así como tampoco quiero regalarla en zona de peligro. El fútbol te da momentos como éste, pero coronarlo es parte de ustedes, del esfuerzo, del sacrificio, de ir a cada pelota como si fuese la última que van a trancar por el resto de sus vidas! ¡Salgan ahí! ¡Crean en ustedes, háganlo por toda esa gente! ¡Llegaron hasta acá jugado al fútbol y lograrán un hueco en la historia de este club jugando al buen fútbol! ¡1… 2… 3… WIMBLEDON!”. Y no fallamos. No lograron hilvanar ni una sola jugada de peligro en toda la segunda parte y es más, ni siquiera tiraron a puerta. Pusimos el juego en el freezer y tuvimos alguna oportunidad por parte de Poleon, pero nos faltó embocarle al arco. Ben Morris no estuvo ni cerca de ser el de otros partidos y Max Hazeldine tomó su lugar sobre el final, pero igual se fue del campo con una atronadora ovación que reflejaba los 26 tantos que convirtió a lo largo del torneo. El colegiado Davies pitó el final del encuentro y me derrumbé sobre el campo. La vida pasaba por delante de mis ojos mientras veía con una sonrisa de oreja a oreja el cielo estrellado. La noche bañaba Wembley mientras que la gente aplaudía a los muchachos, que saltaban de alegría, lloraban, se abrazaban y se derrumbaban de dura mezcla entre la emoción y el esfuerzo. + Datos del partido PARTIDOS DE LA TEMPORADA TABLA DE LA SKY BET LEAGUE 2 NOTICIAS + Ben Morris cerró como el “Mejor jugador joven de mayo”, con 4 partidos, 4 goles y una calificación media de 7,78. Además, quedó en el segundo puesto del premio al “Máximo Goleador”, con 26 goles (9 asistencias). Es el único jugador en el “Equipo del Año” de la Sky Bet League 2. RESUMEN DE TEMPORADA AL DÍA SIGUIENTE Sandy volvió de su viaje y fue directo al hotel donde se alojaba Jake. Tenía que convencerle de que siguiera su vida en Inglaterra. No podía permitir que se marchase a otra parte. Estaban bien, se sentía bien junto a él, quería demostrarle lo mucho que deseaba su compañía y compartir con él todas las cosas buenas que le estaban pasando, pero no quería abandonar The Oxford Times para ir tras él. Jake le había dicho que tenían muchas cosas para hablar, pero que prefería hacerlo en persona. Sobre las 12:00 llegó al hotel. El muchacho de recepción estaba concentrado en la computadora cuando advirtió su presencia. Recepcionista: ¿Habitación? Sandy: En realidad estoy buscando a un huésped. Jake Nolan. Recepcionista: ¡Ah! ¡Entonces usted debe ser Sandy! Sandy: Sí… Soy yo – logró decir, sorprendida. Recepcionista: El señor Nolan partió hace unos minutos. Dejó este sobre para usted. La cara de Sandy era indescriptible. Con las manos temblorosas rasgó el sobre, sacó un papel doblado en cuatro y lo desplegó: “Sandy, Cuando leas estas líneas estaré rumbo a mi nuevo destino. Me encantaría traerte conmigo, pero sé que estás feliz en Inglaterra y no quiero que abandones tu nuevo trabajo. Con él están tus sueños de ser una gran periodista, y sé que algún día lo serás. Por si quieres visitarme, estaré en Trinidad & Tobago. Hace un tiempo tomé la decisión de irme, llamé al representante que me abordó en Nicaragua y le dije que estaba buscando un reto diferente. Tiene todo pronto para convertirme en el nuevo entrenador del Central Football Club, el vigente campeón de la isla. Jugarán el Campeonato de Fútbol Caribeño y quieren conseguir el título que se les escapa desde hace cinco años, cuando fueron bicampeones. Si no vienes a visitarme, quiero que sepas que volveré a Inglaterra. No voy a renunciar a mi sueño de dirigir al Liverpool o al propio Oxford, pero en este momento necesito estar lejos de mi padre. No debes fiarte de él. Confía en mí Con cariño, Jake”. ¡Muchísimas gracias a todos por pasarse! Prometo que en la próxima entrega, junto al Gol Caribeño del Año, adjuntaré una ficha de cada personaje para que tengan una idea más clara de quién es quién y cuál es su relación con la trama jeje @mrgneco – La madre no es la madre y eso lo podemos asegurar, al igual que el padre sí es el padre. Ahora, ¿cómo se siente Jake? Eso es un misterio, pero seguro que nada bien… Es cierto que el sicariato está ganando terreno en el mundo de los negocios, el problema es... ¿Realmente hay tantos sicarios? ¿O están relacionados? Quédate tranquilo que Sandy no desaparecerá . No tiene idea de que Jake anda ojeando enfermeras, pero ya veremos cómo reacciona ante esto que acaba de pasar… Efectivamente, ¡teníamos dos semanas más y nos metimos en los playoffs! Nunca festejé un partido como esa final. Fue coronar un cierre de campeonato tan milagroso como duro a la hora de jugarlo. ¡Partido a partido con el estrés por las nubes! @jdbecerra – Puede que esta no sea la única historia con Ivor, pero está teniendo su propia biografía dentro de la historia, lo cual le da un status superior jaja La enfermedad de la madre de Jake ató a nuestro entrenador al Wimbledon, pero sin su madre era obvio que no se iba a quedar en Inglaterra. O no era la madre, o mataba a la madre, y preferí que fuese la primera para poder incluir a la verdadera madre en un futuro Ivor iría a negociar por Morris, pero está muy ocupado buscando al líder de la pandilla de inútiles que trató de matarle. He seguido la marcha del Wimbledon en general y estoy casi a final de la temporada siguiente: es un descenso cantado. Dudo que se salven de volver a la Sky Bet League 2 . En cuanto a la cantidad de goles que recibimos, se lo asigno a distracciones. No son goles fáciles de corregir, hay cúmulos de errores por todas partes. A veces, cuando me llegan una vez y de forma tonta, les grito “concentración” en calmado desde la banda y se acomodan, pero hay días en los que tienen verdaderos problemas mentales, o simplemente los rivales tienen muy buenos jugadores en ofensiva, sus “Morris” … @karma23 – Se puede decir que Ivor es un artista en lo que hace jaja desde el sigilo, las formas y el escenario post trabajo. Todo un detallista . Eso de la verdadera madre es el próximo misterio a develar. Viva está. ¿En qué condiciones? Ni yo lo sé… ¡Sí, efectivamente quedaban dos y nos cargamos a los dos equipos! Claro que como explicaba más arriba, hay que tener en cuenta que todos los rivales del cierre fueron equipos de mitad de tabla hacia abajo, salvo Mansfield, el único reto real. Con un estudio detallado de cada rival y mirando el partido al máximo detalle logramos pasar a los playoffs. Ahí, en eliminatorias, es donde más cómodo me siento dirigiendo. @KokoKevin - ¡Tranquilo que ya viene la guía completa! La prepararé para la próxima entrega así no se marean más con los nombres jaja No, no, ¡no maté a Kevin por tu nick! Murió porque se cruzó en el camino de Ivor, y eso ya sabemos cómo suele terminar… @ruben88fisio - ¡Y no se explica por eso! Jajaja Te soy honesto, nunca miré Game Of Thrones ni leí ninguna de las novelas relacionadas . Es más, televisivamente las únicas series que he visto completas son Dr. House y The 100, más algunos capítulos de Scorpion, pero no suelo colgarme con las de ese estilo. También miré algo de Bones y de las CSI esporádicamente, me copa la parte de investigación y criminología. Ivor está inspirado, en algunas cosas, en el agente especial Aloysius Pendergast de los autores Douglas Preston y Lincoln Child . De ellos me he leído 13 de los 15 libros en los que aparece, estoy leyendo el 14 y acaba de salir el 15, que ya estoy analizando de dónde saco la plata para comprármelo jaja igual Pendergast es más exotérico, le gustan las técnicas asiáticas de meditación y demás, pero comparten el hecho de actuar fuera de la ley (si es necesario) y una forma un tanto perversa de sonsacarle información al otro (Pendergast chantajea, Ivor es un poco más violento), además de ser ambos maestros del disfraz . ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS A TODOS! ¡Se vienen aires nuevos por aquí! ¡Saludos!
  7. No sé si entendí muy bien tu duda, pero dentro del propio juego, si vas a la plantilla de un club, puedes poner imprimir página (hay una tecla de atajo que es configurable) y ahí te da una opción que no es mandarla a la impresora, sino guardarla en un archivo html. Si configuras la vista del equipo con los datos que quieres no deberías tener problema y luego podrías abrir ese .html en Excel.
  8. ¡Tiempo sin pasarme por aquí! Me he perdido bastante. Debo admitir que sentí lástima por el franchute insistente. Si venía Eva Green en persona para oferecerle contrato a Blanco con el Real Madrid o el Barcelona, ¿estabamos hablando de un resultado diferente en las negociaciones? ¿O ya no hay quien pueda con el "amor" que parece tener nuestro entrenador con el Blackburn? En lo deportivo la cosa parece mejor en copas que en liga. Una victoria ante el City es absolutamente celebrable, pero que el sorteo nos ha puesto a bailar con la más fea... Por suerte Simeone (o la tonta IA) dejó pastando a Dzeko un buen rato como estaba previsto. Luego, ante PSV, menuda paliza. Estoy buscando candidatos para el gol caribeño de este año. Puede que te pida prestado el de Wijnaldum parece que Bellusci se acordó repentinamente que había dejado a su perro sin agua y sin comida. Fue un impacto tan grande que hasta se olvidó que estaba jugando Europa League... ¡Go Rovers! ¡A ver si logramos quedarnos con algún título copero para las vitrinas!
  9. WTF??? Creo que es la primera vez que veo un resultado así en FM... En mis últimas temporadas he llegado a presenciar dos 6-3 y ya me parecían muchos goles... El equipo ha mejorado sustancialmente en ataque y con Luisito arriba era cuestión de tiempo. ¡5! ¡El próximo partido no se nos escapa el triunfo! Eso sí, es muy generoso el 6,6 o el 6,5 de los defensores cuando te comés 7 goles. Y todo por una asistencia o un gol... Si te comiste 7 tu función fue lo que menos cumpliste! De 5 hacia abajo deberían puntuar ¡Saludos! ¡Y vamos Carso!
  10. TIEMPO ATRÁS, EN ANTIGUA Y BARBUDA Jack lideraba la expedición por los restos de la casa de Ivor. Cada segundo que pasaba los nervios aumentaban y jugaban en su contra, pero él era el líder y tenía que conservar la calma, o por lo menos eso se decía constantemente a sí mismo. No se lo creía. Entonces, su radio sonó. Era Jamal. Jamal: ¡Jack, tenemos… un problema… y muy gordo! – su voz se entrecortaba y parecía la de una quinceañera asustada - ¡Encontré… los cuerpos de Kevin y Ritch! ¡Es… es… un maldito sádico hijo de puta! – gritaba horrorizado - ¡¡Están… horrendamente muertos y… abrazados… como si estuvieran besándose!! Jack: ¡¿Posición?! Jamal: ¡¡Y puta mierda!! ¡No pienso quedarme ni… - la comunicación se cortó de forma abrupta. Jack: ¡Deck, me oyes! ¡Cuál es tu posición! – silencio, el más absoluto de los silencios inundó el ambiente - ¡Deck! ¡Deck! Nada. No había respuesta. ¿Podrían estar muertos los cuatro? De ser así, era su turno, así que tendría que salir de ahí cuanto antes. Esquivó la puerta de la cocina y salió al comedor, donde se quedó petrificado. Allí estaban los cadáveres de Jamal y Deck, también abrazados, pero a diferencia de la descripción anterior, estaban haciendo cucharita. Ambos tenían un tajo enorme en su garganta. No era difícil deducir la causa de muerte. Fue lo último que vio con vida. El hombre sin camisa soltó el cuchillo, lanzándolo con furia. Nadie, pero nadie, podía hacerle eso a su casa y largarse con vida. Esto apenas estaba empezando para él. Tenía que visitar a quien mandó el comité de bienvenida. Llevaría cinco cabezas de regalo. RESUMEN DEL MES DE ABRIL La primera parada de abril fue ante el Stevenage, que estaba cerca de la zona de descenso. Por esa misma razón sabíamos que no sería un partido fácil y seguimos confiando en la 5-2-3, jugando a la contra y tratando de sacar provecho de nuestros jugadores ofensivos. Bajo la lluvia intensa logré distinguir un sorpresivo entramado táctico rival: 5-3-2 de corte más ofensivo como el que utilicé alguna vez en Nicaragua. En 18’ ganábamos 1-0 gracias a un balón que se encontró en el área Sessegnon. El joven lateral estuvo atento a la mala reacción de la defensa tras centro de Kemp y la mandó a guardar. 10 minutos más tarde, un centro de Poleon es mal despejado por el central Johnson, Reeves ganó de cabeza y le quedó con tiempo a Daniel Kemp, quien fusiló al portero de volea. Todo parecía sobre ruedas y al inicio de la segunda parte, ya con mejor clima, encontramos el tercero: Sessegnon lanza un pase al hueco, Hazeldine lo corre, llega, encara al guardameta Jones y define con un potente zurdazo cruzado. Mejor imposible, ¿no? Pues la verdad es que sí, podía ser mejor, sobre todo cuando Pett descontó de penal tras una falta de Myles Anderson. El equipo se descontroló y Sessegnon, quien venía siendo la figura del partido, regaló una pelota al medio e inició la contra rival. Conlon llegó para rematar desde la medialuna y poner el 2-3 en el luminoso. Tuvimos que sufrir y mucho para contener las llegadas del rival, pero a fin de cuentas, nos quedamos con el triunfo. Volvimos para jugar en casa ante York, otro equipo de la zona baja de la tabla. En este caso salimos 5-3-2 para bloquear el poderío ofensivo rival, tratando de llegar hasta el arco rival en base a buen juego colectivo. Pelota al piso y ser lo más ordenados posible. Lo que movió a todo el equipo fue la lesión de Ben Morris. Por suerte no fue nada grave, pero lo quité del campo a los 14’ por precaución. Pasaron apenas cuatro minutos entre la variante y el desborde por izquierda del recién ingresado Hazeldine, quien lanzó un centro preciso al corazón del área para el ingreso de Dominic Poleon. El moreno delantero sopló la pelota y ésta ingresó en las redes con una potencia devastadora, más considerando que el remate se dio a escasos pasos del portero. Único tanto del partido y nuevo triunfo, prácticamente sin sobresaltos. Si uno veía de antemano la situación de ambos equipos y el recorrido a lo largo del torneo, parecía un durísimo partido. Oldham peleaba cabeza a cabeza con nosotros y apenas teníamos una ventaja de dos puntos sobre ellos. Los cinco defensores estaban de moda y así como nosotros volvimos al 5-2-3 ellos salieron 5-3-2. Conservadores everywhere. Sin Morris, aún en recuperación, Dominic Poleon tuvo que hacerse cargo de la delantera y no le fue para nada mal. En 3’ abrió el score definiendo de primera luego de un bonito pase filtrado de Daniel Kemp (con la de palo). Ya sobre los 30’ pasábamos 2-0 con un gran cabezazo de Hines tras córner de Parret, anticipando la salida del arquero. Empezó el segundo tiempo y comenzamos con las cagadas. Banks aprovechó el desconcierto en el área y que Hines le erró en el salto para poner el descuento, entrando solo por el área chica. Luego, tras una buena sucesión de toques, el propio Banks aprovechó que Hines salió a comprar cigarros a la mitad del campo y sirvió un balón al espacio que éste dejó para Darius Osel, que no perdonó. Ahí llegó el show de Dominic Poleon. Si no es un récord mundial, lo que hizo este hombre pega en el palo. Tres goles entre el 65’ y el 70’ por parte de esta bestia que sentenciaron el juego. El primero, con una gran carrera desde atrás de la mitad de la cancha. Luego, sacaron del medio, la perdieron, Seb Hines mandó un pelotazo desde nuestra área y Poleon, en dos tiempos, controló y remató para el 4-2. El tercero llegó tras centro raso de Daniel Kemp. Ni la reacción inmediata de Sam Smith pudo amargarnos una tarde que estaba para nosotros, pues al 75’ le bajamos la cortina con gol de tiro libre de Keillor-Dunn, un muchacho que estaba cedido desde que llegamos pero que recién debutó por cuestiones que ni yo entiendo. Golazo de Poleon… Quedó en el segundo lugar del “Gol del mes de mayo”. Cerrábamos el mes ante Dag & Red con un tercer partido como visitantes, lo que mermó bastante nuestra recaudación. ¿Quién armó el calendario? ¿El bendito mono con teclado? Eso ya no era de importancia. Estábamos frente al número 22 de la tabla y como veníamos en racha, teníamos que ganar. 5-3-2 y a tratar de dominar las acciones. Nosotros teníamos más la pelota, mientras que ellos dominaban en las acciones de gol, sobre todo con pelotazos largos. Ésta vez estábamos ante una de las peores tormentas de los últimos años, con abundante agua y viento. En el descanso entró Ben Morris y se hizo cargo de la pelota quieta. En el centro del campo habilitó un pase largo para Dominic Poleon, éste corrió por la banda, centró para Reeves y el centrocampista puso el pie con calidad, la dejó casi muerta para que Morris llegue desde atrás y fusile al portero. ¡GOOOL DE WIMBLEDON Y DELIRIO EN LAS GRADAS! Unas 1.520 personas fueron hasta Victoria Road para ver a su equipo y volvieron a sus casas con una sonrisa radiante, además de ropa muy pero muy mojada. RESULTADOS DE ABRIL TABLA DE POSICIONES DE ABRIL DIARIO DE JAKE NOLAN La alegría de este mes era tan grande que me inundaba el alma. Quería estar junto a mi madre, a su lado… Quería contarle lo bien que me estaba yendo como entrenador, lo mucho que extraño aquellas tardes en la plaza cuando me llevaba a jugar con otros niños, o tan solo cómo había mejorado mi relación con papá tras el “secuestro” para traerme a verla. Tomé el ascensor y me dirigí al segundo piso, atravesé la puerta corrediza y aproveché para ojear el trasero de una bella enfermera. Antes de entrar en la habitación chequeé mi celular, pero seguía sin tener novedades de papá. Quería venir con él, pero por primera vez tuve que hacerlo solo. Estaba fuera del horario de visita, pero con un poco de suerte ingresaría sin obstáculos. Me acomodé en el sillón, junto a la cama. Instantes después, un médico entró y se sorprendió al verme. Médico: ¡Jake Nolan! ¡No puedo creerlo! Te recuerdo de tu etapa en Oxford. Eras uno de mis jugadores favoritos del club. ¿Qué tal? ¿Eres pariente de la señora Hatwings? Jake: Disculpa… ¿La señora qué? – dije mirando con cara de interrogante al hombre de bata blanca. Médico: Eh… La señora Hatwings… ¿No eres familiar? - dijo con cara de incógnita y señalando la cama de mi madre. Jake: Sí, soy el hijo, pero tiene que haber un error. Mi madre no tiene apellido Hatwings – alguien entró en la habitación y volteé rápidamente para ver quién era. Mi padre. Chase: ¡Jake! ¿Qué haces aquí? ¿Por qué no me avisaste que venías? Jake: Porque no contestaste mis mensajes. ¿¡Se puede saber qué está pasando aquí? - los tres intercambiamos miradas. Nadie quería dar el primer paso y al parecer había algo que me estaba perdiendo. Chase: Disculpe doctor. Jake, creo que demos hablar fuera, lejos de la señora Hatwings – no pude emitir sonido mientras nos dirigíamos a una pequeña pero acogedora sala de espera. Luego, Chase continuó hablando – Entiendo que al saber esto te molestes, pero esa mujer que está en la cama, como habrás deducido por su nombre, no es tu madre. Tu madre está bien, nos separamos hace tres años porque decía que estabas muerto y yo estaba obsesionado en encontrarte, que no hacía otra cosa que buscarte y que perdía mi tiempo. Jake: Y… Y… ¿Y esa señora quién es? Chase: No tengo idea… ¡MUCHAS GRACIAS A TODOS POR PASARSE! Y también disculpen lo mucho que he demorado en contestar y en actualizar. Semana difícil con obreros en casa y un caos para poder inspirarme jaja @KokoKevin, un poco tarde pero te respondo a tus preguntas :-D 1 – Escribo COMPUTADORA para no ser apaleado 2 – Se rumorea que el portero estaba practicando para salir en un videoclip de Daddy Yankee. Lo insólito es que salta después de que Poleon cabecea… ¡Inentendible! 3 – Y al Bryan también. A todos. Como siempre jaja 4 – En realidad, los muchachos de este último capítulo no eran muy importante. Están todos muertos jaja pero como lo habían pedido hago un resumen Chase – padre de Jake Sandy – Sandy Agnes – Agnes William Johnson – Ivor Kieron Philip – Presidente del All Saint’s Caroline – Pareja de Ivor en 2003 Los otros están muertos, o van camino a… @jdbecerra – como verás, lo deportivo está cada vez mejor. Venimos cada vez más cerca de esos playoffs. Tres puntos, dos partidos por jugar… Mucho por verse. Ivor es un personaje increíble. Empezó siendo una tontería que se me había ocurrido para hacer chistes con un paranoico y terminó convirtiéndose en algo que ya no puedo controlar por la fama que ha ganado , además de su personalidad… En cuanto a lo que esconde el padre de Jake, bienvenido a uno de sus tantos secretos . Si bien no voy a seguir en Wimbledon cuando termine la temporada, algo que en realidad anuncié muy al pasar en algunos comentarios, puedo afirmar que lo de Morris es inviable. El Ipswich no lo soltaría ni bajo amenazas. @karma23 – Creo que ahora la tabla me sonríe a por el objetivo de los playoffs. Ha cambiado la situación desde la última vez, sobre todo porque me tomé muy en serio esos partidos y los planifiqué como nunca, cuidando cada detalle al máximo. Sabía que con la cantidad de puntos que perdían los equipos tenía una leve chance de arrimarme al pelotón . Poleon en el Caribe haría goles mientras toma un daikiri de frutilla jaja En realidad no es así lo de los descensos. No entraba toda la tabla en la imagen y omití al pobre equipo que está en el puesto 24 y nadie recuerda . Igual, en 24 apenas descienden 2, así que tienes que hacer una campaña terrible para bajar… Sobre lo del Barnet, estoy anticipando cosas que pasarán la siguiente temporada con el editor, es cierto, pues lo compré para poder volver al Caribe (en realidad me aburre esperar un mes a que acepten la oferta, que siempre me la han terminado aceptando y además, pero mi pc no es muy rápida, lo cual hace que desperdicie mucho tiempo real en eso). Eso sí, no será Nolan quien asuma en el Barnet. No me gustan las ventajas del editor, ni me gusta editar (salvo camisetas para cambiar de aire). Es un experimento personal interesante, pero ajeno a nuestro personaje. ¡Y como siempre, Ivor fiel a los deseos del público! Jaja ¡Saludos a todos! ¡Y gracias una vez más como de costumbre!
  11. Es que no me lo puedo creer con el equipo que tenemos de mitad de cancha hacia arriba apenas pudimos marcar un gol y la defensa parece salida de una película de terror de bajo presupuesto. Y para colmo Rubius se pasó hinchando el manto de dudas sobre Granero y el tipo se despacha ante nosotros gracias a Andújar. ¡Insólito! ¡Vamos Carso! ¡Hay que levantar cabeza que esto recién empieza! Y si se complica el próximo partido De Jong tendrá que practicar su famosa plancha al pecho, que él si que sabe hacerlas y le sacan solo amarilla jaja
  12. ¡Sigo alucinando con lo de los gastos en sueldos no futbolísticos! cuando abra mi partida voy a ver cuanto roban coff coff... Digo ganan los directivos de mi equipo jaja La verdad que con todas las restricciones que tiene la política de fichajes del Altay tenía en mente que el margen de salarios era mayor, pero seguramente es por todos los efectivos que integran las formativas del club, más algunas renovaciones a la alta. La victoria por copa ha sido espeluznante!! Minuto 94 y hay que tener la mente fría para definir en esas instancias... Eso si, ¿tres penales?, ¿entra en el rubro sueldos no futbolísticos? No quiero decir que mufé al sub-21, pero le di para adelante y perdió ¡Mejor me llamo a silencio! ¡Saludos!
  13. DIARIO DE JAKE NOLAN: Si de algo disfruto en casa es de leer el periódico en formato papel, recostado sobre un mullido sillón individual y con las piernas en alto mientras Juana, la nueva empleada de mi padre, prepara un desayuno tan exquisito como contundente. Ya se siente el olor a frito que viene desde la cocina. Mientras, Chase está en su COMPUTADORA preparando unos informes que tiene que llevar a la oficina. Jake: ¡Oh, wooow! Pá, es increíble. El informe de Sandy sobre el Barnet salió en primera plana de la sección deportiva. “Nadie conoce quién está detrás de la inversión millonaria que se está realizando en el club, pero las obras para ampliar el estadio comenzarán la próxima semana. Según Edgar Davids, ex jugador y ex entrenador del equipo y quien ahora trabaja como nexo con el o los adinerados de turno, todo se está haciendo según los estatutos del Barnet y la única intención es el progreso de la institución”. Debo admitir que Sandy es una periodista brillante. Desde que consiguió trabajo en “The Oxford Times” no para de escalar y cada vez produce mejor material, que es muy valorado por sus editores. Seguramente una pandilla de viejos babosos que disfrutan de ver sus piernas para luego hacer gala de un show onanista privado. Jake: ¡¡¿¿Qué, qué??!! Escucha esto: “Todo indica que el New Hive, como se llamará el recinto, contará con una capacidad similar a la de Old Trafford, algo que los socios del club cuestionan pues consideran que no tiene sentido ampliar hasta los 75 mil espectadores si la asistencia promedio es de 2.500 personas”. Chase: No sé de qué te sorprendes Jake. Hoy en día cada loco hace con su plata lo que quiere. Fíjate el Bayern… ¡Le regaló el pase de Robert Lewandowski al Arsenal en € 14.000.000! Y solo porque llegó a los 32 años… No tienen ni idea de lo que vale el polaco, ¡lleva 7 goles en 7 partidos entre Liga y Champions! Ellos prefieren tirar así su dinero y solo el tiempo sabrá si les ha servido de algo. RESUMEN DE MARZO Turno de visitar al Morecambe, equipo de mitad inferior de la tabla pero rival duro en su casa, con una 4-2-3-1 que parte el equipo en dos y funciona como máquina de fútbol directo, tirando pelotazos hacia los hombres de ofensiva. Lo triste es que esto siempre nos complica. Max Hazeldine, uno de los chicos que llegó libre en enero y que no había tenido prácticamente minutos, salió del banco para ser titular y abrió el marcador con un zurdazo bajo, desde la medialuna en 24’. El resto del partido fue todo nuestro, pero como anunciamos, cuando el reloj marcaba el minuto 79, Barkhuizen tiró un bananazo, Rhys Turner arrancó su carrera desde el círculo central y llegó antes a la pelota que nuestros dos centrales (quienes estaban muchísimo más cerca que él), definió con tranquilidad y tuvo aire para celebrar otro empate sobre el cierre. Decidimos hacer una pequeña modificación táctica para este partido ante Carlisle y pasamos al 5-3-2 que usábamos en Walter Ferretti, con trivote en el centro y dos delanteros movedizos. Lo interesante es que funcionó muy bien, al punto que marcamos cinco goles y todos de los hombres de ofensiva: Dominic Poleon (2) y Ben Morris (3). No hay mucho más que agregar. Poleon demostró que puede ser útil como arma de juego aéreo marcando sus dos tantos de cabeza y Morris hizo alarde de su buen trato de pelota quieta, con un gol de tiro libre y otros dos de penal. Más allá de sus otras características, esto fue lo que hoy lucieron y de sobra en el terreno de juego. Candidato firme al ascenso directo, el Scunthorpe salió con un simple 4-4-2 a meternos presión e imponer su juego. Nosotros volvimos, por precaución, a nuestro 5-2-3 habitual y aguantamos los envites rivales durante el primer tiempo, sin despeinarnos mucho, vale aclararlo porque esto es importante contra rivales más fuertes. Recién a los 72’ padecimos la injusticia más grande del partido. De una buena jugada ofensiva terminamos encajando por intermedio de Madden, quien recibió muy solo en el corazón del área y definió sin molestias. Por suerte para nosotros, cuando todos pensaban que el partido se iba a la basura, un pelotazo de Taylor (el último de los fichajes que aún no he presentado) desde el lateral izquierdo finalizó con una gran corrida de Hazeldine y posterior mejor definición. Esta vez nos tocó a nosotros igualarlo sobre el final. Acercándonos al final del torneo llegó el turno del Colchester, otro partido durísimo contra un equipo que pelea por ascender sin playoffs. La figura, con sus tres intervenciones milagrosas, fue el portero Leifur Breiodal. El encuentro, algo atípico. Apenas una tarjeta amarilla destacó sobre el terreno de juego al minuto 92’. Después, siestas eternas que finalizaban en breves jugadas muy esporádicas. Dormimos el partido y salimos ganando con esa unidad. En tres pases habíamos roto sus esquemas defensivos. Smith recuperó, cedió para Morris y éste lanzó un pase al hueco para Dominic Poleon (¡desde 40 metros!). El delantero no falló y definió de puntín ante la salida del portero Brown. Agregamos un hombre al centro del campo para batallar (5-3-2) y nos estaba funcionando, pero la alegría duró poco. McGinn de penal a los 58’ y O’Nien de cabeza ante una pésima salida de Breiodal dieron vuelta el tanteador, sentenciando así la primera derrota del equipo en la Sky Bet League 2 desde que estoy al cargo (segunda desde el 1-9). Esto no estaba nada bien. Tercer partido consecutivo sin ganar y todo indicaba que el pasaje a playoffs, ese sueño tan loco, quedaba lejos… Ameritaba una charla con el grupo para encausar el rumbo. “¡Miren el esfuerzo que han hecho! ¡Miren dónde estaban! ¡Miren dónde están ahora! Quedan siete partidos y quiero asegurarme de que no nos venimos abajo! No hay que pensar que está todo hecho con salvarnos del descenso. ¡Siete partidos! Es mucho para ir sin un objetivo, sin una zanahoria por delante! Quiero que luchemos por entrar en los playoffs, y que luchemos dando todo, absolutamente todo! Aquellos que no estén de acuedo, ahí tienen la puerta y personalmente me encargaré de pegarles un buen derechazo en el culo, pues la izquierda no me funciona del todo bien como para hacerlo. ¡¿Quién está conmigo?!”. Todos asintieron con un rugido de guerra, pero se cagaron en sus palabras durante el primer tiempo. Volvimos a nuestra 5-2-3 de los buenos resultados y por lo menos bloqueamos las llegadas rivales. De atacar, ni hablamos. En el entretiempo tuve que recordarles lo que habíamos hablado y di un golpe de timón quitando del campo a Ben Morris. Todos quedaron sorprendidos, pero no estaba dispuesto a permitir que por ser el goleador se arrastre en el campo. En el lugar de nuestra máxima estrella entró Max Hazeldine y se despachó con un hattrick. ¡Maldito hijo de perra! Max abrió el score a los 79’ con un derechazo cruzado, abajo, inatajable para Maxted. Dos minutos más tarde, Poleon se la llevó hasta el área y el definió mano a mano con mucha tranquilidad, arriba y a colocar. Finalmente, Reeves mandó un cambio de frente digno de un clase A, Dominic Poleon llegó hasta la línea de fondo y ahí apareció Hazeldine, atento al desvío del balón en un central, para calzarla de primera y con una potencia bestial dejar las redes con el ardor del fuego. RESULTADOS DE MARZO TABLA DE POSICIONES DE MARZO TIEMPO ATRÁS, EN ANTIGUA Y BARBUDA La casa estaba devastada, pero los hombres armados ingresaron para verificar que su objetivo estuviese destruido. Eran cinco y tenían ametralladoras de primer nivel. El monstruo metálico escupe-balas les pesaba y se movían despacio por lo que alguna vez fue la cabaña de Ivor. Todos tenían claro que nadie podía sobrevivir a tamaño ataque devastador, pero les habían dado la orden expresa de quedarse allí hasta que encontraran el cadáver, fotografiarlo y enviarlo a través de una red privada creada pura y exclusivamente para la ocasión. Un grito ahogado llamó la atención de todos. La tensión irrumpió de forma sorpresiva en el ambiente. Comenzaron a llamarse por radio y vieron que solo cuatro de los cinco respondían al llamado. Insistieron en contactar a Kevin, pero no fue posible. Uno de ellos, camino al baño, encontró su radio y notificó al resto del compañero desaparecido. Las voces de alerta surgieron como una respuesta temerosa a lo que había ocurrido. Jack, el más tranquilo de los cinco, trató de calmar los ánimos diciendo que seguramente era una broma. El ruido ensordecedor de los disparos llenó cada hueco de la casa y un segmento del techo se desprendió. Otra vez se fueron encendiendo los intercomunicadores, pero ahora las respuestas bajaron a tres. Jack, Jamal y Deck seguían en línea, mientras que Kevin y ahora Ritch estaban fuera. Algo malo estaba pasando y ahora Jack estaba un poco más seguro de que aquello no era una broma, sino algo más grave. Seguramente el muy hijo de puta seguía vivo. Ya le habían avisado lo peligroso que podía ser Ivor. @karma23, le voy a ser honesto querido compañero... ¡Soy un maldito prejuicioso! Pero tengo activados los pases al hueco y es verdad que dos por tres un central se disfraza de Pirlo, lanza un bananazo de 80 metros y deja mano a mano al delantero. Es un momento mágico, cuando no te pasa en contra. La distancia se estiró a nueve puntos, pero todavía seguimos con las esperanzas intactas. Quedan seis partidos y es bastante difícil, pero la fe es lo último que se pierde. Eso sí, si empatamos la mitad de los partidos se hace difícil. Lo mismo pensé con lo del Luton jaja y en cuanto a lo de Morris, ya estaba cedido en el club cuando llegué. Odio las cesiones. Pienso que estoy formando un jugador que nunca será mío, o que difícilmente lo sea. De la trama no quiero dar más pistas, pero en algo me has leído la mente ¡Saludos y gracias por pasarte y por los comentarios!
  14. ¡Al fin me puse al día, que estaba atrasado y por demás! ¡Y en qué buen momento! Después de tanto tiempo corriendo tras el líder nos quedamos con el título y por si fuera poco ahora estamos a un partido de tocar el cielo! ¡¡Vamos Recre!! Pues también paso para felicitarte por el gran trabajo que haces al compaginar tu historia con sucesos verídicos y cómo le das a cada detalle del FM su tono de realidad. Es muy pero muy brillante esa tarea y me imagino que será muy dura, ¡pues mira que escribes! jaja y lo que debes de leer. ¡Vamos! ¡Éxitos en lo que se viene! Y la verdad es que la conjunción de título y retirada de Jesús fue un plato fuerte. (algo así)
  15. Mmm... Puede ser que cuando uno empieza una partida de 0 todo esté diagramado para que salga color de rosas, con tiempo suficiente para esa concentración, pero luego al generar la siguiente temporada no den las fechas para hacerla y quede en el olvido. Es lo único que se me ocurre.