Buscar en la comunidad

Mostrando resultados para las etiquetas 'mlb'.

  • Buscar por etiquetas

    Escriba las etiquetas separadas por comas.
  • Buscar por autor

Tipo de contenido


Foros

  • La comunidad
    • Noticias destacadas
    • Presentaciones y funcionamiento del foro
  • Football Manager 2018
    • Temas Generales FM18
    • Descargas Football Manager 2018
    • Centro de soporte técnico FM18
    • Jugadores Football Manager 2018
    • Tácticas Football Manager 2018
    • Récords y curiosidades FM18
  • Football Manager 2017
    • Temas Generales FM17
    • Descargas Football Manager 2017
    • Centro de soporte técnico FM17
    • Jugadores Football Manager 2017
    • Tácticas Football Manager 2017
    • Récords y curiosidades FM17
  • Football Manager
    • Guías & Tutoriales
    • Face Packs
    • Kits
    • Logos & Otros
    • Gestión y Tácticas del FM
  • Football Manager 2016
    • Temas Generales FM16
    • Descargas Football Manager 2016
    • Centro de soporte técnico FM16
    • Jugadores Football Manager 2016
    • Tácticas Football Manager 2016
    • Récords y curiosidades FM16
  • FMs y CMs antiguos
    • Versiones Anteriores
  • Comunidad Football Manager
    • Historias
    • Comunidad MLB
    • Retos FMSite
    • Topics de Recuerdo
  • Zona Researcher Football Manager
    • Researcher Español
    • Researcher Argentino
    • Researcher Uruguayo
    • Researcher Chileno
    • Researcher Peruano
    • Researcher Colombiano
    • Resto de Sudamérica
    • Resto Centroamérica
  • Sofá FMSite
    • Ayuda
    • Zona Ocio
    • Ars. Foro
    • Zona de Debate/Actualidad
    • Otros Juegos
    • Gráficos
  • Deportes
    • Fútbol Español
    • Fútbol Argentino
    • Fútbol Uruguayo
    • Fútbol Chileno
    • Fútbol Mexicano
    • Fútbol Internacional
    • Otros Deportes

Categorías

  • Facepacks
  • Camisetas-Kits
  • Logos
  • Herramientas y utilidades
  • Football Manager 2018
    • Skins
    • Bases de datos - Updates
    • Editores y Scouts
    • Tácticas
    • Partidas guardadas
    • Otros
  • Football Manager 2017
    • Skins
    • Bases de datos - Updates
    • Editores y Scouts
    • Tácticas
    • Partidas guardadas
    • Otros
  • Football Manager 2016
    • Skins
    • Bases de datos - Updates
    • Editores y Scouts
    • Partidas guardadas
    • Tácticas
    • Otros
  • Football Manager 2015
    • Skins
    • Bases de datos - Updates
    • Editores y Scouts
    • Partidas guardadas
    • Tácticas
    • Otros
  • Football Manager 2014
    • Skins
    • Bases de datos - Updates
    • Editores y Scouts
    • Partidas guardadas
    • Tácticas
    • Otros
  • Football Manager 2013
    • Skins
    • Bases de datos
    • Editores y Scouts
    • Partidas guardadas
    • Otros
  • Football Manager 2012
    • Skins
    • Bases de datos
    • Editores y Scouts
    • Partidas guardadas
    • Otros
  • Football Manager 2011
  • Football Manager 2010
  • Football Manager 2009
  • Football Manager 2008
  • Football Manager 2007
  • Otros FM/CM

Calendarios

  • Calendario de la comunidad

50 resultados encontrados

  1. The Warrior's Code

    1. The beginning of the Legend You’re the fighter, you’ve got the fire The spirit of a warrior, the champion’s heart You fight for your life, because the fighter never quits You make the most of the hand you’re dealt Because the quitter never wins No! Al acabar el entrenamiento colgué los guantes, el boxeo fue mi vida durante años, pero eso es algo que quedó atrás como quedaron las camisas con hombreras, por suerte. Dediqué unos quince años de mi vida a ese deporte, luchando cada batalla y dejando el apellido de mi familia lo más alto posible. Por desgracia nunca pude salir de mi ciudad, Dublín, y tampoco era tan bueno como me creía. Un balance de 1-41 durante mi carrera dejaba claro que Conor McGregor no era el mejor boxeador de la ciudad, ni del barrio, siendo sinceros tampoco de mi casa, vaya ostias metía mi madre. Por suerte tengo más aficiones, aunque no son tan seguidas en mi país natal, el fútbol es una de ellas. Y desde bien pequeño desarrollé mi gusto por este bonito deporte en las calles de mi barrio. Vamos a ver, no era ningún prodigio pero sabía que el balón debía de ir entre los palos, y como en Irlanda no es difícil jugar pues conseguí hacerlo en el sexto nivel de mi territorio, también con tronchante resultado, calenté más banquillo que minutos jugué, y me gané la fama de leñero por tener cuatro expulsiones en media temporada, lleve la figura de Vinnie Jones a un mero cachorrito. Como veis, lo mío es el fracaso deportivo, pero eso no me va a tumbar, yo lucharé como siempre lo he hecho y ahora mi único objetivo es volver (si alguna vez tuve alguna) a las mieles del éxito en el fútbol. Mientras seguiré siendo el entrenador perfecto de boxeo en la escuela que mi padre montó cuando yo era joven. Él sí fue un buen luchador, campeón en mi país, consiguió incluso vencer en un combate amateur al gran Barry McGuigan. Tras eso, él tampoco consiguió el éxito de llegar a la profesionalidad y acabó creando la “Escuela de Boxeo McGregor”, que hoy forma a algunos buenos chavales y promesas locales de este deporte, tampoco es que seamos la panacea pero nos mantenemos en forma y en pie gracias a nuestro apellido y buena reputación. La cual, según mi padre destrozo interesándome por el fútbol. Es irónico porque mucha gente me confunde con el luchador de la UFC con el que comparto nombre, también porque compartimos día de nacimiento, el 14 de julio, aunque yo soy siete años mayor que él. La cosa es que es gracioso pero por esa similitud muchos equipos de fútbol de la zona se han puesto en contacto conmigo para ver mi disponibilidad, deben de estar buscando a alguien duro y con ganas de partir unas caras, y ya que conocen que hay un Conor McGregor dispuesto a entrenar por la zona todos me preguntan la misma gilipollez. “¿Es usted familia del luchador?”, casi, pero no. El caso es ese, tanta confusión y tanta preguntita me ha llevado a pensar si realmente quiero entrenar, si valgo, o si únicamente es fruto de un calentón que me ha dado al frustrarme como boxeador. La verdad es que la idea de hacer de un hobby mi trabajo es interesante, pero en Irlanda es muy complejo llegar al éxito sin tener ni un solo título, así que confío en que el que sea mi futuro club lo pague. También juega en mí contra las divisiones del país. Os explico un poco; En Irlanda el fútbol es un deporte prácticamente semi-profesional donde solo contamos con seis equipos totalmente profesionales. La segunda división cuenta únicamente con equipos semi-profesionales, y ahí se acaba todo. O eso es lo que mucha gente cree. En principio sí, si quieres llegar al sistema profesional debes de tener una oferta de la Premier (12 equipos) o la First División (8 equipos), pero luego hay un gran abanico de divisiones inferiores divididas en tres zonas. Leinster, Ulster y Munster son esas regiones. Cuentan con tres grupos donde sale un campeón de liga anualmente y cuentan con una estructura propia. Empezando por la más sencilla, la liga de Ulster cuenta únicamente con una primera división de ocho clubes que se enfrentan en tres ocasiones. La liga de Munster, por su parte, cuenta con tres niveles con diez clubes en cada uno de ellos, así desde Senior League Two donde hay dos ascensos y dos descensos en cada grupo, nada complicado ¿verdad?, pero más difícil de realizar de lo que esperábamos. Por último, la liga que nos interesa es la de Leinster, donde corresponde mi localidad natal y donde empezaremos a entrenar, básicamente porque la gente me conoce, algo. Es la división más compleja con cuatro niveles, siendo el último el más complejo con dos ascensos y uno más por playoff. 14 equipos que juegan en dos ocasiones entre ellos pueblan estas categorías de modo que la hacen la más extensa y, más divertida de pelear ya que incluye todos los equipos de Dublín. Puede resultar llamativo el que en cada grupo haya unas divisiones u otras, esto viene marcado principalmente por el territorio y la cantidad de clubes que se encuentran federados en una u otra. Es destacable también que todos los equipos de estas divisiones, desde primera hasta la cuarta división de Leinster son aficionados, con lo cual habrá que destacar mucho para salir del fútbol amateur e intentar llegar a la profesionalidad donde las divisiones son cerradas y solo se puede entrar por invitación (que por descontado el juego no tiene como opción, ya que es muy extraño que suceda). Visto esto, desde luego parece interesante esto de comenzar en el sexto nivel irlandés, para mí es un reto y voy a pelear como un boxeador, hasta la extenuación. Mi metodología de trabajo se basará en un juego duro y rocoso, cinco defensas pueden poblar la zona defensiva durante mis primeros pasos en los banquillos. Propongo un fútbol efectivo y poco vistoso, pero ¿a quién le importa el resultado si el equipo gana? Seamos sinceros, si el Wimbeldon hubiese jugado bonito no hubiese llegado tan lejos en los 90, y yo soy muy fan de Vinnie Jones y del club, al que aspiro entrenar algún día. Si lo consigo y los llevo a la Premier League, el trabajo de Conor McGregor estará completo. Mientras tanto hay que llegar lo más alto posible en la tabla con lo que nos toque trabajar, que os presentaré pronto. Por el momento os dejo con la carta de presentación que acabáis de leer, y poco más. Soy Conor McGregor y seré el futuro de los banquillos irlandeses y quién sabe si el nombre de moda en Europa. --------------- Bueno amigos, como dije en VF Blog, volvería pronto, no puedo estar muy alejado de este mundo mucho tiempo y en cuanto se han terminado mis vacaciones he vuelto. Llevo un tiempo planeando una historia pero no termino de hacerla cuajar. Mientras tanto, me preparé esta Base de Datos de Irlanda uniendo los grupos y siguiendo los pasos que encontré sobre el sistema de ligas amateur irlandés, un reto de esos que son cuanto menos divertidos. Además de la motivación que tenía por comenzar una liga en las Islas Británicas, desde aquel Chimney Corner Norirlandés en 2008 no había vuelto a estas categorías inferiores. Y ahora me meto en el papel de un personaje similar a Vinnie Jones, con pasión por el boxeo y el fútbol “feo”, el del barro, el de jugar a romper piernas que va a intentar poner en juego en un país donde el fútbol es secundario. Pero además un juego que, por decirlo de algún modo, representa el tópico peleón de los irlandeses en los bares bebiendo una buena Guinness (algo de lo que me declaro fan incondicional, la cerveza, no la pelea ) Así que compañeros, aquí empieza la historia de Conor McGregor, The Warrior Code, título de una canción del grupo de Boston Dropkick Murphy, y que representará la vida de nuestro nuevo personaje, tras el malhablado Doble W y su fiel escudero Vijay Fairclough, ahora bajo al banquillo un nombre que espero llegue a la mitad de sus antecesores o como poco que deje muchos lesionados a sus espaldas. Un saludo compañeros, y nos vemos pronto!
  2. Aventura en Asia

    Hola, paso a contarles mi historia en Asia. Decidí irme a Asia para comenzar una historia desde ligas bajas. Cargué todas las ligas asiática y con mi licencia básica comencé a buscar Club. Lo único descartado en un inicio fue China y Australia, dado que me parecía muy irreal recibir una oferta de clubes de tanto calibre sin historial previo. Luego de varias reuniones EL 27 de Noviembre de 2016 fui confirmado como manager del Sabah, equipo de la Premier League de Malasia (2° División). Liga de Malasia Divisiones: SuperLiga (21° ranking asiatico) y Premier League (71°). Ascienden los 2 primeros y bajan los 2 ultimos. Copas Copa FA Malasia: La mas importante, entrega un cupo a competiciones asiaticas. Se juega al inicio de la temporada. Copa de Malasia: Copa de menor importancia, se juega durante todo el 2° semestre. Reglas importantes: - Se juega de Febrero a Noviembre. - 3 extranjeros + 1 asiatico. Temporada 2017 Primera temporada al mando de un equipo sin mayores pretensiones que la de mantenerse. Con una estructura de juveniles y cuerpos técnicos muy bien formada, nos nutrimos de varios juveniles para completar una plantilla algo mediocre del primer equipo. Esta temporada sirvió para hacer limpieza de camarín y liberarnos de varias viejas glorias que ya no estaban al nivel exigido. El desarrollo de la temporada fue en 2 partes: Una primera rueda muy irregular con muchas derrotas y un pésimo juego. El cambio de tácticas constantes no ayudaron en lo absoluto. Luego al indicar instrucciones individuales a los jugadores y establecer una formación base levantamos muchísimo nuestro juego. Terminamos a 8 puntos del ascenso sintiendo que con una rueda más ascendíamos seguro. Liga: 7°. Copa Malasia: Eliminados en 4° de Final frente al Johor DT (uno de los equipos más importantes del pais) Jugadores destacados (PJ/GOL/ASIST/MJP/CM) : Nnake: Nigeriano, le costó mucho destaparse (incluso lo declaré transferible) pero con un cambio de tactica e instrucciones individuales se destapó completamente anotando 13 goles en 22 partidos. (22/13/3/3/7.05) Khan: Malayo 22 años, defensor central. Lo fiché como apuesta para apuntalar la defensa, a pesar, de su juventud fue muy solido valiéndole jugar con Malasia Sub-23. (20/0/2/2/7.14) Salibasic: bosnio, 31 años, MP I. tremendo extremo izquierdo, clave en la avanzada ofensiva. intentamos todo lo que teniamos para retenerlo, pero a fin de año se fue. (20/4/4/1/7.20) Shahri: Portero de 21 años, muy solido y regular. (PJ 19 / ENC 20 / GOL 0 / IMB 6 / MJP 0 / CM 6.85) Wenceslaus: Lo subí al primer equipo por dudas con el lateral del 1° equipo y cumplió a cabalidad. (20/1/2/2/7.05) Marco Tulio: Brasileño de 30 años, ME C. El cerebro del equipo, sin dudas, que el jugador fundamental tanto en el aspecto ofensivo como defensivo. Al igual que el bosnio no quiso renovar con nosotros. Hoy está retirado . (22/4/2/0/7.10) Temporada 2018 Nueva temporada, las expectativas eran muy altas, a pesar, de bajas importantes como Marco Tulio y Salibasic, creiamos tener el equipo necesario para luchar por el ascenso hasta el final. Incorporamos varios jovenes y al reemplazante de Nnake, otro nigeriano de las mismas características, Katende. Finalmente me quedé con Katende y Nnake por su excelente nivel en la ultima parte de la temporada. Nuestro progreso en la liga iba regular a bien, lo que nos alcanzaba con lo justo para ascender, pero en la ultima parte nos faltó la jerarquia necesaria para aborcharlo, encandenando 4 empates y 2 derrotas (4 de 18 puntos) quedando a 3 puntos del ascenso y a 5 del campeón. Liga: 3° Copa FA Malasia: 3° Ronda. Copa Malasia: Semifinales Jugadores destacados: Nnake, Katende, Everton*, Khan, Shahri, * Everton: (brasileño, 33 años, ME DC) Su historia es particular, llegó al equipo la temporada pasada. No disputó ningun minuto, principalmente por la regla de extranjeros. Pero con la salida de 2 extranjeros se hizo con la titularidad y rindio a un buen nivel. Terminando la temporada anunció su retiro del futbol, seguramente con la tarea cumplida de haber disputado un torneo entero. Temporada 2019 3° temporada al mando del equipo y seguimos en 2da. la presión sobre el equipo es alta, somos el club con mayor nivel en sueldos y los favoritos en el ascenso para las casas de apuestas. Cumplimos una primera rueda casi perfecta (de 11 partidos jugados obtuvimos 23 puntos). Pero luego vino el temido bajón. Al equipo le costó mucho mantener el nivel y fuimos muy irregulares. Tal vez el exceso de confianza pasó la cuenta. Incluso en un momento salimos de los puestos de ascenso. Finalmente conseguimos ascender por 3 puntos y 3 puntos bajo el campeón. Cumplimos, pero con lo justo. En Copas sorprendimos, rozamos la gloria en la FA al quedar eliminados en Semis ante el Johor. luego en la otra Copa se repitió la misma historia. Nada mal para un equipo de 2da. Liga: 2° (ascenso) Copa FA: Semifinales Copa de Malasia: Semifinales Jugadores Destacados: Saahri*, Khan, Shahri, Katende, Pooda**, Ripin.*** *Saahri: (ME DC, 33 años, malayo) a su edad poco tenía que ofrecer para la temporada, estuve en la duda si su lugar era la banca o transferirlo. Finalmente por un cambio tactico se le hizo un espcio. La verdad es que rindió de gran manera, no soltó nunca su puesto como titular y marcó sendos disparos claves en varios partidos. Se mantiene su duda con respecto a una nueva temporada. ** Pooda: (Marfileño, 31 años, DF C, MC, ME C) Vino con gran cartel a hacerse cargo del mediocampo y cumplió. En su rol de todoterreno me recordó mucho a yaya toure o vidal, con grandes recorridos por todo el campo de area area. Genial temporada. *** Ripin: (Malayo, 18 años, MP D) El primer producto de la cantera, a su corta edad ya es titular y hay que estar atento a las gruas.
  3. El último Samurái.

    Sé lo que debes estar pensando: “Genial, una historia de futbol nipón”, no podrías estar más equivocado, esto no es una historia de futbol asiático, o al menos no lo es en su comienzo. Mi nombre es Pedro Keijo Shimizu Gutierrez, soy el primogénito del matrimonio entre un japonés que emigro desde Osaka hace más de 30 años y una mulata venezolana que vivía en Guatire, una ciudad dormitorio a las afueras de Caracas, la capital Venezolana. Llevo el nombre de mi abuelo paterno por decisión de mi madre, mi padre quería colocarme un nombre algo más … tradicional (algo que sonase más samurái) pero mi madre le decía “¿Tu eres gafo? Van a joderme al carajito en el colegio si se llama Maziriku”, admiro la preocupación de mi madre en aquel entonces por mi futuro, pero las burlas por llamarme Pedro Shimizu creo que fueron peores. No me quejo ni un poco de mi infancia, recibí los mejores tratos y la mejor educación que tenía disponible en Guatire, ciudad donde crecí, a los 17 años ingrese en la Universidad Central de Venezuela en la licenciatura en Computación, carrera de la que logre egresar cinco años después con notas destacables, pero mi idea nunca fue dedicarme a las Ciencias de la Computación, nisiquiera me llamo la atención nunca la universidad, pero era mi deber para con mi padre darle el orgullo de poder ver a su hijo vestirse con una toga y tener un título profesional, título que me sirvió para conseguir un trabajo modesto en una empresa de tecnología y así poder pagarme varios cursos de entrenador y poder sacar una Licencia Nacional. Mi padre llego primeramente a este país por trabajo, en específico trabajo petrolero, Venezuela es una tierra con abundante oro negro y mi papá que en su juventud trabajaba para una empresa de hidrocarburos japonesa fue el candidato perfecto para ser enviado al otro lado del planeta, años después se le presento la oportunidad de devolverse, pero nunca quiso molestarnos ni a mi madre ni a mi que solo conocíamos este pequeño pedazo de tierra al sur del caribe. ¿Por qué tanto amor por el fútbol? Quizás sea por culpa de mi padre, algo que se trajo ese viejo aparte de un montón de tradiciones que a día de hoy no comprendo fue un amor gigante por el club de su ciudad: el Gamba Osaka. De esa forma siempre conseguía la manera de encargar la nueva franela de la temporada directamente desde Japón, así como también una franela de la selección para él y para mi, además de recuerdos de sus familiares. Fue entonces como creció en mi aquella pasión por la pelota que nunca se manifestó en mis pies, nunca fui un buen jugador y eso bastante decepcionaba a mi padre que sacaba tiempo de donde no había para poder llevarme a todas las prácticas de mi club juvenil, sin embargo conseguí mi propia manera de ser protagonista en este deporte: la táctica. Fue como empecé a embriagarme de fútbol de todos los lugares: seguía de cerca la liga nacional en donde mi equipo favorito era el Caracas FC, vi de cerca el trabajo de una leyenda viva del Futbol Venezolano en el trabajo técnico: Noel Sanvicente, obligaba a mi padre a llevarme al Brigido Iriarte todos los domingos, en donde jugaba el equipo hasta hace algunos años. También por televisión me animaba viendo en Europa a los Galácticos o más viejo el alzamiento de Messi, y gracias al Internet y también a la insistencia de mi padre vi uno que otro partido del futbol nipón, aunque con bastante sueño ya que solían jugarse a primera hora de la mañana en Venezuela. Volviendo a algo más actual: logre llevar mi trabajo en tecnología junto a puestos a tiempo parcial en equipos de fútbol, la mayoría de ellos de divisiones inferiores como preparador o segundo entrenador, incluso llegue a dirigir el equipo sub15 de una pequeña academia en la ciudad de Caracas, quedamos de ultimo en la liga local. Mi último trabajo y donde se me presento mi gran oportunidad fue como asistente técnico en el UCV FC, el equipo de mi antigua alma mater (en donde conseguí entrar gracias a distintos contactos), estando allí Hugo Savarese, quien era el técnico del equipo hasta hace un mes me dio un numero de contacto antes de irse del club: el número de Jesús Pérez, presidente del UCV FC, equipo de la segunda división venezolana y en donde a pesar de haber trabajado los últimos meses no conocía al encargado, “Llámalo, dile que vienes de mi parte y que quieres ser entrenador”. Aunque mi honor me discutiese bastante lo que estaba apunto de hacer, termine llamando a aquel señor que solo se rió y dijo que el viejo de Savarese jamás le había fallado y me invito a pasarme por el despacho del equipo la siguiente semana, es así como inicia mi historia __________________________________________________________ 14-15 | Universidad Central de Venezuela FC | Campeones Segunda División / Cuartos de Final Copa Vzla. - Campeón Segunda División de Venezuela: 2014/2015 _____________________________________________________________________
  4. The Path

    Tirana, Albania. 12 de Junio de 1991. En una calurosa tarde de verano, bajo la atenta mirada de médicos y enfermeras del hospital de Tirana di mis primeras bocanadas de aire, mis padres lloraban, su único hijo nacía con una extensa mata de pelo negro sobre su cabeza. Mi madre le ganó sin duda la partida de los genes a mi padre, ella era morena entera con los ojos y el pelo negro como el azabache y la piel tostada por el sol de la pequeña provincia albana de Laçi, mi padre en cambio era lo opuesto, un bosnio rubio, casi albino de facciones duras pero de gran corazón. Mi infancia la recuerdo entre viajes de aquí para allá, mi padre era patrón de una fábrica metalúrgica y miembro muy activo del partido comunista, gran aficionado al fútbol y un hombre que disfrutaba viajando. Mi nacimiento coincidió con su primera llegada a Albania, el territorio que siempre consideró su hogar por eso que se dice de que “uno no es de donde nace si no de donde pace” y él siempre quiso morir allí. Mis primeros dos años de vida, de los que apenas guardo recuerdo alguno fueron en Tirana, por motivos laborales mis padres se mudaron de vuelta bosnia y permanecimos allí 5 años. Al término de este lustro mi padre encontró un buen trabajo en Hungría y se marchó allí dejándonos a mi madre y a mí con su familia de manera temporal, estuvo allí varios años, viniendo a vernos siempre que podía y trayéndome recuerdos y regalos de sus viajes. Recuerdo admirar a mi padre, siempre me hablaba del Partizán Tirana, uno de los equipos de la ciudad y cuya ideología en su momento de constitución era muy afín a la de mi padre, me decía constantemente, tú has nacido con el Partizán en el corazón y él Partizán está presente en ti. Quizá lo decía porque nací en un año en el que fuimos campeones y en aquella época éramos los mejores del país, desde chiquitito me llamó la atención el fútbol, era uno de los mejores de mi clase y me consideraban gran jugador a mis 10-11 años. Todo cambió en 1991, tenía yo 10 años y estalló la sangrienta Guerra de los Balcanes. En ese momento mi padre dejó atrás Hungría y vino a por nosotros, al estar tan metido en política supo prever muchos acontecimientos y tan rápido como pudo nos sacó del país rumbo a Albania. Siempre quiso luchar en la guerra junto a sus “hermanos” decía, pero como buen padre responsable y ante los ruegos de mi madre se quedó con nosotros. Esos fueron mis mejores años, la guerra en Albania tuvo su impacto pero fueron lejanos arañazos de la verdadera masacre. Cada vez que se saca el tema mi padre no puede hablar y comienza a llorar, perdió a casi toda su familia y a la gran mayoría de sus amigos. No paraba de inculcarme sus valores, valores a nivel personal y humano, en cuanto a política y religión siempre tuve mis propios pensamientos aunque he de decir que no eran temas que me llamaran mucho. Mis asignaturas de vida eran el fútbol y las personas, en cuanto alcancé los 16 años comencé a entrenar al equipo de la escuela, no era un erudito en cuanto a táctica o métodos de entrenamiento pero cuando yo hablaba se paraba el mundo. Es una característica que heredé de mis padres, mi madre en su trabajo como secretaria de una empresa de abogados siempre tuvo que tirar de labia y retórica para conseguir lo que quería mientras que mi padre siempre solía hablar en los mítines de su partido, recuerdo fragmentos de sus discursos de muy pequeño y tengo imágenes retenidas en las que lograba levantar a los oyentes de sus asientos mientras aplaudían estridentemente. Una vez llegué a la universidad tuve claro en todo momento mi camino, estudié Psicología durante 5 años y completé un máster durante un año en la Universidad de Sarajevo en Psicología Deportiva. Mis estudios superiores los compaginaba de manera atareada y estresante con unos cursillos sobre coaching motivacional y con las licencias de entrenador de futbol en la federación albana, los cuales logré superar hasta el Nivel Nacional A, máximo nivel impartido a nivel nacional. Con este currículum del que tan orgulloso me siento y con tan solo 25 años acumulo mucha experiencia tanto a nivel teórico como a nivel práctico por mis numerosos años como entrenador en categorías de fútbol base. Después de varias temporadas exitosas entrenando juveniles estoy decido a dar el salto y convertirme en entrenador semiprofesional. A priori mi edad puede ser un inconveniente a nivel disciplinal pero estoy seguro de que mis capacidades se sobrepondrán a mi juventud. Por cierto, no he dicho como me llamo, mi nombre es Perparim, Perparim Bajic. No es un nombre muy común pero creo que no pudo acertar más mi madre a la hora de escogerlo, en albano “perparim” significa “progreso”, nunca he dejado de progresar en mi vida y estoy deseando empezar a hacerlo en esta nueva etapa, comienza El Camino. Perparim Bajic _____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________ Fuera de historia: Con el nuevo (o bueno quizás no tan nuevo) FM17 voy a comenzar la que espero sea mi intento más fructífero a la hora de conseguir desarrollar una historia. No tengo excusas ya que recientemente he limpiado mi ordenador de toda la porquería que tenía y ahora está mejor optimizado y mejor preparado para soportar tanto la partida como los posteos necesarios, una de las grandes trabas que siempre he sufrido a la hora de escribir en el foro. Quiero dedicarle mimo, tiempo y pulcritud a la historia, tampoco quiero ponerme unos estándares de calidad muy altos pero sí que quiero invertir una pequeña parte de mí en este proyecto. Espero darle algo de ánimos a la zona MLB, una zona que cuando yo comencé a aparecer por el foro (hará unos añitos ya) estaba en plena ebullición y en continuo crecimiento. Nos hemos estancado y creo que es necesario que vuelvan con fuerza antiguas figuras importantes para darle fuerza a esta sección que siempre tuvo muchos adeptos. Está claro que no soy yo la figura importante pero quizá aportando mi granito de arena saque de su letargo a más de uno y haga que les pique de nuevo el gusanillo de la curiosidad. Comentaros que en un principio narraré las temporadas en un solo post reservando la opción de meter algún posteo extra para adornar un poquillo ya sea en forma de noticia, información o historia del personaje y del entorno. Un saludo y bienvenidos a la historia de Perparim, sed libres de participar en cualquier modo y momento. A continuación os dejo los datos técnicos de la partida: Juego: FM 17 Versión: 17.3 Ligas Cargadas: Albania, Macedonia, Grecia, Bosnia, Serbia, Croacia, Bulgaria, Rumanía, Italia (2 divisiones), Hungría (1 división). Base de Datos: Grande, cargados todos los jugadores de los países mencionados. Agradecimiento especial a @Mapashito por los graficazos que luce la historia.
  5. Un nuevo entrenador en el barro Mi vida siempre había girado alrededor de una circunferencia, concretamente la de una pelota. Desde pequeño había crecido con camisetas de fútbol a mi alrededor, gracias a la pasión de mi familia por el deporte rey (fui socio del FC Barcelona antes de salir del hospital, recién llegado al mundo). Y así crecí, entre tanto estudio, quedadas con amigos, tonterías con chicas y demás, me fui empapando de fútbol y más fútbol. Una pasión que fue creciendo año tras año. Intenté explotar al máximo mis posibilidades futbolísticas de futuro, pero mis dotes para estar sobre el césped no eran excesivos. Si alguna posibilidad tuve de continuar en este mundo, la genética me la robó. Cuando prometía como uno de los porteros con mejores reflejos del club dónde jugaba, el estirón no llegaba. Una primera temporada jugando en fútbol once con poco más de 1,30cm. de altura acabó por aniquilar mis expectativas. De hecho, no fue hasta los 16 años cuando alcancé una altura que, aunque tampoco fuera excesiva, me hubiera permitido seguir con ese camino. Mi vida durante la post-adolescencia combinaba las clases de la universidad con los campos de fútbol. Estaba cursando la carrera de Periodismo y trabajaba para la Radio local, que en aquellos momentos se encargaba de tratar la información del CF Gavà (Segunda División B). Mi enamoramiento por los colores azulgranas me perseguía al largo de mi vida… Entre todo aquello, veranos en el pueblo. Nunca guardé con demasiado cariño aquellos tiempos. Ni siquiera tenía ganas de recordarlos en aquél momento, pero todos se agolparon sobre mí, cuando estando sentado en la terraza de un bar llegó la llamada. - “Buenas tardes, ¿eres Isaac, el chico catalán?” + “Si, ¿quién eres?” - “Mira, se que te va a sonar un poco raro, pero tengo un trabajo para ti. En Albalate tenemos al equipo en la Primera Regional, pero nadie aquí tiene el título de entrenador ni se ve con corazón de poder tirar adelante la temporada…” + “¿Me estás ofreciendo que sea el entrenador de un equipo con jugadores que casi doblan mi edad?” - “Así es. Piensa que no tenemos alternativa posible, si no el equipo tendría que bajar a Segunda Regional, y nos ha costado mucho llegar hasta aquí. Tú conoces el pueblo, y he estado hablando con los chicos y no tendrán ningún problema en acatar tus órdenes. Sabes mucho de fútbol y sería interesante llevarlo a cabo.” + “Ahora mismo no sé qué decir… ¿Y mis estudios?” - “Te pagaremos la carrera en Zaragoza, así no tendrás que dejarlos. Será tu sueldo: la carrera y vales para restaurantes del pueblo. No podemos ofrecerte nada más, pero creo que está más que bien. Llámame cuando tengas algo claro”. El Atlético Albalate tiene sus particularidades, sino mirar la superficie del campo. Aún no podía creer lo que había sucedido cuando ya estaba en el tren con las maletas para instalarme en casa de mis abuelos. Iba a tener que empezar 3 de carrera en un universidad que ni siquiera sabía dónde estaba y debía compaginar mis estudios con el cargo de entrenador del Atlético Albalate. Con 20 años y encargándome de un equipo amateur en el pueblo de mi familia paterna. Cualquiera creería que estoy hablando de una historia del Football Manager...
  6. Días atrás, leyendo las partidas endogámicas de alguno de vosotros, me picó el gusanillo. Es ese reto de trabajo continuo con cada jugador, siempre teniendo un ojo en todo lo que respecta a la cantera. Para nada tiene que ver con mandar a tus ojeadores donde sea para que te busquen lo que necesitas y si de vez en cuando sale algo potable de cantera, bien, si no, cartera. Todo lo que he leído con respecto a la endogamia me ha ayudado mucho, he aprendido cosas que no sabía y he entendido otras. Esto me obliga a empezar mi propio reto. En primer lugar, mi intención es poder jugar en una liga donde no sea fácil ganar con lo que te salga de la cantera porque los rivales no tienen nada mejor, que haya opciones de entrar en Europa y de hacer algo que no sea ser eliminado a las primeras de cambio de manera que pueda ingresar cierta cantidad de dinero que me ayude año tras año. Que tenga historia de buena cantera y buenos jugadores, y, que tenga cierto nivel de economía. Como siempre, aparecen las divisiones en Inglaterra pero pueden llegar a ser muchos años aunque económicamente sea factible. Por otro lado, tenemos España, pero me tira mi equipo, la Cultural Leonesa, y no me veo al mando de otro equipo tantísimo tiempo que no sean ellos o el Real Madrid en su defecto. Además la Segunda B no es que sea viable económicamente. Estudié otras opciones, Francia, Italia, Alemania… pero nada. Al final, he elegido Holanda. Es un país de futbol, donde tiene una liga en la que hay tres equipos con nombre en Europa como son el Ajax, el Feyenoord o el PSV. Además están a mayores equipos como el AZ Alkmaar o el FC Twente que se les suele ver también por Europa. En cuanto a los jugadores, Holanda siempre ha sido un país de donde han salido muy buenos jugadores. Hablando de economía, es aquí donde tengo mis dudas. No sé cómo va el tema de patrocinios, premios por posición en la liga, derechos de TV o si la Copa conlleva algún tipo de premio. Una vez escogido el país, toca el equipo. Tengo claro que no voy a empezar en la Eredvisie, por lo tanto, bajo un escalón y me centro en la Jupiler League. Busco un equipo con el que me sienta identificado, en el que la directiva busque la permanencia. Hace mucho tiempo vi un equipo por la Copa Intertoto que me llamó la atención por su nombre y equipación. RKC Waalwijk. Su nombre con tanta “a” junta, 2 “w”, la “k” y el cómo suena al pronunciarlo me encanta. Su vestimenta mayormente amarilla también. Lo mejor de todo. Se busca la permanencia. Económicamente, está saneado, no tiene mucho dinero pero no debe nada a nadie y tiene un saldo positivo. Las instalaciones de entrenamiento y de juveniles son mediocres, por lo tanto habrá que mejorarlas y eso me motiva. El estadio, Mandemakers Stadion, no es muy grande, tiene para 7.500 espectadores sentados pero ya es una buena base para tener ciertos ingresos de abonos y entradas. Ya con todo esto, voy a planear lo que es el objetivo de la partida. A pesar de que mi proyecto nace de los proyectos endogámicos de otros jugadores, la endogamia no es mi idea. Busco ser la mejor cantera del país y una de las mejores o la mejor de Europa. Trabajaré con los jugadores que me lleguen a la academia y ficharé a jugadores de otras canteras que tengan 18 años o menos. Lógicamente, me llevará un tiempo y un esfuerzo económico grande que esto empiece a andar, por lo tanto, tengo unas contra medidas para hacer la partida más amena y a la par, que me permita poder llegar al objetivo. Durante los primeros 5 años podré fichar, pero solo a jugadores que estén libres, de manera que una vez vayan saliendo jugadores de la cantera pueda ir vendiendo a los que he firmado sin costo. De esta manera, la economía tendrá un apoyo. Si después de 5 años, la economía va bien, no habrá fichajes, pero si en algún momento hay problemas económicos graves, podré hacerlo nuevamente ya sea la séptima o la decimoséptima temporada. Por otro lado, podré fichar a jugadores que hayan salido de mi cantera ya sea libres o con traspaso. Durante el transcurso del tiempo y de las temporadas, todos los años voy a subir a al menos un canterano. De esta manera limpiaré año tras año a los no canteranos y si es posible sacar algún beneficio, mejor que mejor. Resumiendo todo para quien no se quiera leer el tocho: País: Holanda División: Jupiler League Equipo: RKC Waalwijk Objetivo: Convertirme en la mejor cantera del país y en una de las mejores, o mejor, de Europa. Quiero que mis canteranos jueguen para los mejores equipos y que representen a su país. Reglas: Subir como mínimo un canterano al primer equipo cada año. Durante las primeras 5 temporadas y como apoyo económico, se podrán fichar jugadores que estén libres. Serán competentes para jugar en el equipo si el entrenador lo considera oportuno. Si la economía del equipo va mal, esta regla se podrá extender a otras temporadas. Se podrán fichar jugadores que sean canteranos del equipo, ya sea mediante traspaso o libres. Se podrán fichar jugadores de otras canteras que tengan 18 años o menos y así convertirlos en nuestros canteranos. Empleados. No habrá ningún tipo de restricción. Se podrá contratar a quien se desee. Calidad de instalaciones del club: Instalaciones corporativas: Instalaciones municipales adecuadas. Instalaciones de entrenamiento: Instalaciones de entrenamiento adecuadas. Instalaciones de juveniles: Instalaciones de juveniles normales. Preparación de juniors: Preparación de juniors normal Contratación de juveniles: Política de fichajes normal. Con todo planteado, solo queda apuntar que comentaré todo año tras año durante 2 veces, comienzo de temporada y final de temporada. Un saludo a todos. d01.
  7. Arwyr yn St. Tysilio

    MHROLOG Bienvenidos a mi ya comentada MLB en Gales con un club de nombre bien exótico. En esta no utilizaré endogamia restrictiva, pero siempre la idea va ser tener el máximo de ciudadanos posibles en el club. No voy trazar metas, pero obviamente quiero llegar a la primera división por la primera vez en la historia y pelear ante el único club profesional del país, el TNS, y después a ver qué el futuro nos reserva. Espero que gusten y participen mucho. DINAS LLANFAIRPWLLGWYNGYLLGOGERYCHWYRNDROBWLLLLANTYSILIOGOGOGOCH No, no es que se haya desconfigurado o que un gato haya caminado sobre el teclado: Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch realmente existe y es uno de los lugares más particulares del planeta. La localidad hizo noticia esta semana luego de que el presentador del tiempo de la cadena Channel 4 de Inglaterra, Liam Dutton, haya pronunciado una vez y sin equivocarse el nombre del pueblo, conformado por 58 letras. Mi único héroe es este lío: Liam Dutton. En el noreste de Gales, separada por el estrecho de Menai, se encuentra la isla de Anglesey. Unida a Gran Bretaña por los metálicos brazos del puente colgante Britannia, y a 416 kilómetros de Londres y a 311 de Cardiff, sus 70.000 ciudadanos cuentan su vida en galés (el 70% de la población dominada la lengua) mientras viven de la agricultura y el turismo. Casi dos millones de personas visitan Anglesey cada año buscando sus idílicos paisajes y algunos de sus escondidos tesoros. Uno de ellos, que les hace únicos en el mundo, es futbolístico y se esconde tras 58 letras. Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch es un pueblo que queda en la isla de Anglesey, al norte de Gales, y su nombre está escrito en galés, un idioma que hablan más de la mitad de sus habitantes. Si se traduce al español sería así: “Iglesia de Santa María en el hoyo del avellano blanco cerca del rápido torbellino y la iglesia de San Llantysilo junto a la gruta roja”. Eso sí, en un principio se llamaba Llanfair Pwllgwyngyll (de hecho, también es conocido como Llanfair PG), pero luego se le agregaron más letras por idea de un ciudadano local que buscaba traer más visitantes a la ciudad. En 1860, luego de ser aprobado por el consejo del pueblo, el nombre de 58 letras quedó conformado sólo para tener la estación de tren con el nombre más largo de Reino Unido. Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch no es el nombre más largo. Taumatawhakatangihangakoauauotamateaturipukakapikimaungahoronukupokaiwhenuakitanatahu (¿quiero un club de fútbol de allá?), una colina ubicada en la isla norte de Nueva Zelanda, es el topónimo más largo del planeta, según el libro Guinness. CLWB CLWB PÊL DROED LLANFAIRPWLLGWYNGYLLGOGERYCHWYRNDROBWLLLLANTYSILIOGOGOGOCH FOOTBALL CLUB Sin títulos ni fichajes ni sueldos millonarios, en un pequeño pueblo de 3.000 habitantes de Anglesey, compite un club amateur que vende camisetas en Sudamérica. Una quimera imposible de comprender si no se reta uno a pronunciar su nombre. En Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch, el municipio con el topónimo más largo de Europa y el segundo más extensos del planeta, por detrás de la urbe neozelandesa de Taumatawhakatangihangakoauauotamateaturipukakapikimaungahoronukupokaiwhenuakitanatahu, juega sus partidos el Clwb Pel Droed Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch Football Club, el equipo de fútbol con el nombre más largo del mundo. Fundado en 1899 como Llanfair Rovers, y conocido popularmente como Llanfairpwll FC, el conjunto galés es un rara avis del balón que despierta la curiosidad de los aficionados al balompié. Con un presupuesto reducido y con futbolistas amateurs, sobrevive en la Welsh Alliance League, el tercer escalón del fútbol del dragón, lejos del brillo ‘premier’ del Cardiff City y del Swansea City. Sus orgullosos aficionados pueblan cada partido el Maes Eilian, con capacidad para 1.500 espectadores, para honrar sus colores y su interminable nombre bajo la nieve, la lluvia y el frío. En galés y en inglés, los hinchas del Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch FC cantan a su equipo con su nombre acortado, Llanfairpwll. Incluso para los galeses su denominación es larga. Los turistas, además de fotografiarse con los carteles y las marquesinas de Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch se interesan por el Llanfairpwll FC. Por 29,99 libras se puede adquirir la camiseta de un club singular que ha despertado la atención del planeta fútbol. Decenas de personas y periodistas de Francia, Brasil o Estados Unidos peregrinan a Anglesey para conocer la historia de un equipo con un nombre tan largo como impronunciable. Una denominación que ocupa casi medio tweet. El club es amateur, formado por electricistas, albañiles y otros profesionales locales que quieran jugar al fútbol. Pero, a pesar del amateurismo, la junta tiene buenas actitudes profesionales, tales como mantener el mismo técnico, Darren Moore, quince temporadas en el cargo. También hacer la vida más fácil para los periodistas, el club utiliza habitualmente CPD Llanfairpwll FC como abreviatura para referirse a sí mismo. De hecho, su sitio web, muy bien actualizada, tiene una curiosidad también se actualiza por Steve Smith, central y único equipo extranjero - nació en Inglaterra, pero vive desde pequeño en la región. En el sitio web oficial, hay un sector aún más curioso. Además de poder registrarse como "supporter" (hincha, en español), el club también ofrece la posibilidad de inscribirse como jugador. En su Facebook, el Llanfairpwll FC todavía muestra con orgullo un informe que muestra el interés de América del Sur en el club, en especial de Brasil. Incluso sin las inversiones y con todo este amateurismo, el Llanfairpwll llegó cerca de la principal división de Gales y logró mantenerse en la segunda división nacional durante siete años consecutivos, donde permaneció hasta 2010. En la temporada que terminó hace muy poco tiempo, el equipo compitió en la Welsh Alliance Football League 1, pero hizo una campaña desastrosa. En 30 partidos, ganó sólo una vez. Anotó 20 goles y concedió 97, con un total de sólo seis puntos. Con el descenso, competirá en la Welsh Alliance Football League 2 - equivalente a la cuarta división. CYFLAWNIADAU PALMARÉS A pesar de estar formado exclusivamente por jugadores aficionados, el club ha ganado el tercera division y varias competiciones de aficionados a lo largo de su historia. Hay más de 30 trofeos ganados en torneos de la región de Anglesey. Este año, a pesar de la campaña vejatoria en el campeonato nacional, el equipo levantó los trofeos de la Anglesey League y la Dargie Cup, que no fue conquistado por más de 30 años. STADIWN ESTADIO La actual sede de CPD Llanfairpwll FC es el Maes Eilian, que puede recibir cerca de 500 personas, de acuerdo con el sitio oficial de la liga, pero con sólo 50 asientos. PÊL-DROED PYRAMID CYMRAEG LA PIRÁMIDE DEL FÚTBOL GALÉS HANES HISTÓRICO Clwb Pêl Droed Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch Football Club | Division One Welsh Alliance League | 1º - Campeón y Ascendido
  8. #NordicLands

    Capitulo 1 - Who I'am? Trondheim, 20 Marzo 2016 Hoy acabe mi práctica como entrenador de fútbol en las divisiones inferiores del Rosenborg, el equipo de mi vida. Gracias a mi desempeño la federación me dio mi licencia nacional B y ahora siento que doy un paso gigante hacia mi sueño, el de ser entrenador de fútbol. Mi nombre es Gunnar Anderssen, tengo 30 años, nacido y criado en Trondheim y desde pequeño le doy mi vida a este hermoso deporte llamado fútbol. En mi adolescencia jugué en las inferiores del Rosenborg, hasta los 18 años cuando no quisieron ofrecerme un contrato profesional y tuve que despedirme del club que amo. Tras pasos fugaces por equipos de la zona decidí entre a la universidad para estudiar negocios. Luego de mis estudios y de pasos por diversas empresas volví a mi pasión, el fútbol. Con el dinero que ahorre pude comprar camisetas de fútbol de diversos equipos del mundo para revenderlas por internet. Paso el tiempo y ya tenía un negocio bien montado, con disponibilidad de horario al ser mi propio jefe, lo que me permitió cumplir un viejo deseo, estudiar para ser entrenador de fútbol. Han pasado 3 años desde mi primera clase y el progreso ha sido muy significativo, me siento más que preparado para tomar la responsabilidad en algún equipo. Precisamente ahora estoy a punto de enviar mi curriculum a algunos clubes que en los últimos días han despedido a sus entrenadores, esperando que alguno se fije en mí para ocupar su lugar. Prólogo del autor: DATOS DE LA PARTIDA Juego: FM16 BD: Grande Ligas cargadas: Noruega, Dinamarca y Suecia (Todas); Además se añadira Inglaterra (League 2 y superior) desde 2017.
  9. Tales of Auld Reekie

    Esta es otra de esas historias que han nacido al amparo de la ténue luz que ilumina un oculto rincón de una taberna. Un rincón en el que a veces se sienta un joven en su soledad, saboreando una Belhaven al tiempo que disfruta de un partido del Hibernian o de la Premier League. O simplemente leyendo una novela o escribiendo notas en una raída libreta indescifrable para el común de los mortales. Esta es la historia de un joven que soñaba con ser jugador de fútbol y que en el camino quiso ser entrenador. Es la historia de un estudiante apasionado de la cultura, la literatura y la historia de su país y de su ciudad. Los Campbell hemos sido siempre espectadores y actores secundarios en la transformación de esta ciudad y de este país hasta lo que hoy en día es. Ya en tiempos de mi antepasado Colin Campbell, a comienzos del siglo XVIII, coincidió Maggie Dickson siendo ambos unos de esos niños que acudían sin falta a presenciar los ahorcamientos de Grassmarket. Él fue el primer Campbell en contarle la historia de la "medio-ahorcada" a su hijo, comenzando una tradición que debería acabar en mí, pues no tengo hijos a los que contarselos, pero que en vez de eso he preferido contaros a todos vosotros, que pasáis por mi humilde taberna, y que de esta manera no quede en el olvido. Duncan sonreía desde su rincón, le encantaba aquel divertido embustero y su forma de repetir una y otra vez aquella historia a cada uno de los turistas y visitantes que pasaban por la taberna. Sabía que su familia era de Glasgow y que hasta que alquiló el local hace unos años no había querido saber nada de Edimburgo ni de sus habitantes. Él, que vivía en el piso de encima de la taberna, seguramente tuviera más derecho a proclamar esas palabras como propias que el viejo Campbell. Pero porqué hacerlo? El viejo tabernero disfrutaba contando una y otra vez la historia de Maggie Dickson a todo el que pasaba por el Grassmarket y eran esta y otras leyendas de la "vieja humeante" las que le daban a la fea Edimburgo ese halo de misterio y esa mística especial que atraía a miles de visitantes cada año. Estaba claro que, aunque el viejo Campbell no tuviera descendencia, no iba a ser una historia que quedara en el olvido, pues llevaba siendo parte de Edimburgo durante los tres últimos siglos, pero para el anciano tabernero ya había pasado a ser una tradición el repetir una y otra vez esa historia que tanto Duncan como el resto de habituales del Maggie Dickson's conocían punto por punto. Fue en esa plaza que tenemos delante donde ocurrió. Maggie era una joven chica para la que su familia arregló una boda con un pescador de la zona, imagínate ahora estar casada a los catorce años con alguien a quién no quieres y qué tampoco te quiere. Por suerte, y al mismo tiempo por desgracia, tras tres años de matrimonio él la abandonó. Digo por desgracia porque en aquellos años un abandono de este tipo te dejaba marcada para la sociedad. Nadie iba a querer formar una familia contigo y es por evitar ese bochorno social por lo que Maggie Dickson decidió abandonar también la ciudad hasta un pueblo a las afueras de Edimburgo. En Kelso encontró trabajo en una posada al mismo tiempo que mantenía una relación amorosa clandestina con el apuesto hijo del posadero. No tardaría mucho en quedarse embarazada aunque nadie sabe cómo se las ingenió para evitar que se dieran cuenta y perder su trabajo y alojamiento y quién sabe si la acusarían de adúltera también -seguía casada aunque abandonada-. De nuevo por desgracia, o por fortuna según se mire, el bebé nació muerto y se dirigió al río para dejarlo a merced de la corriente, con tan mala suerte que le cogieron en el acto y la apresaron. Las autoridades la sentenciaron a la horca, por adulterio? por asesinato? No, la sentenciaron a la horca por el simple hecho de haber ocultado su embarazo. El 2 de Septiembre de 1724 se ejecutó la sentencia y fue ahorcada en esta plaza de Grassmarket, con el pueblo de Edimburgo como testigo. Certificada su muerte y camino al cementerio se empezaron a escuchar gritos y golpes provenientes del ataúd, cual sería la sorpresa de los allí presentes cuando al abrir el ataúd se encontraron con que Maggie Dickson seguía con vida. Una nueva oportunidad de disfrutar de una ejecución en la plaza de Grassmarket decía la gente, moriría por segunda vez ante los ojos de Edimburgo. Sin embargo, una voz discordante entre la multitud se erigió como abogado defensor. << Ella fue sentenciada a la horca, ya cumplió su pena y se la debería dejar libre! No fue condenada a muerte. >> La justicia le dio la razón y a partir de ese día Half Hangit Maggie (la medio ahorcada) paseó por Edimburgo hasta que, ya a una avanzada edad, la muerte por fin la atrapó. Incluso dicen que vivió en una casa en la propia Grassmarket, porque quiso recordar cada mañana como eludió a la muerte. Le gustaba ver cómo el viejo Campbell contaba esa historia una y otra vez. No siempre era igual punto por punto, está claro, algunas veces se recreaba más en los detalles, otras comentaba que había hechizado con su belleza al verdugo encargado de anudar la cuerda o hablaba de cómo pudo ser su vida tras los hechos, pero siempre se le veía disfrutar al mismo tiempo que se notaba en los visitantes cierto entusiasmo ante las palabras del anciano tabernero. Eran esa y otras muchas historias de la "Auld Reekie" la que desde muy pequeño, cuando su abuelo se las contaba, le habían permitido forjar una lazo muy estrecho que le mantendría seguramente ligado de por vida a la ciudad de Edimburgo, a su fea pero al mismo tiempo misteriosa y embriagadora ciudad.
  10. Un sitio perdido en el Sur

    Montevideo - Tabaré Cardozo con Agarrate Catalina Montevideo, Uruguay | 23 de Junio del 2016 Un duro día de junio, en una fría Montevideo sonó el despertador como siempre a las seis de la mañana. El cielo reflejaba una noche prácticamente cerrada, pero había que salir a trabajar. Mi trabajo, no es para nada malo más allá de que hay que soportar el crudo frío de la mañana de invierno. Soy Profesor de Geografía, si bien aún no poseo el título estoy ejerciendo hace unos años y preparándome cada día más e intentando ser mejor. Pero esto es otra historia. Como hombre de pasiones, puedo afirmar que la docencia es una, claramente. Pero la otra está casi a su nivel. El fútbol. Aquel deporte, que poco atractivo parece, en donde puede haber un encuentro que termine sin ganadores y aun así nos pareció increíble, y una vez analizado prácticamente perfecto. ¿Qué dirán los fanáticos del basquetbol? ¿O del fútbol americano? ¿Un deporte en donde a veces no hay un ganador? Una cosa de las más aburridas al parecer. ¿Dónde le vemos el atractivo? Fervientemente, pienso que el esperar a que el débil pueda ganar (y tenga chances para hacerlo) ya es suficiente para ver cualquier partido de cualquier liga del mundo, pero si encima comprendemos todas las variantes tácticas que se dan en noventa minutos, entonces estamos delante de lo que es, el mejor deporte de todos. A mis 27 años siempre soñé con estar metido en el fútbol. Como jugador no fui un desastre, me he defendido de buena manera siendo un delantero… algo tosco sí, pero más inteligente que la media en mis categorías infantiles. No obstante, ahí, en infantiles me quedé. Hoy por hoy, quiero dirigir, estar sobre la línea de cal, dar instrucciones y llevar a un conjunto de futbolistas a lo más alto posible. ¿Por qué no soñar con eso? ¿Por qué no intentar realizarlo?
  11. Israel, la Tierra Prometida

    Introducción Hace años que juego al Football Manager. Más exactamente, desde el FM2007. Como casi todos, empecé jugando con el Chelsea, el Manchester United, el Real Madrid, el Barcelona e Independiente (el equipo del que soy hincha). Buscando jugadores, me encontré con FMSite. Conozco el foro desde hace años, y seguramente me habré creado un usuario para descargar cosas y entrar a algunas secciones. Leí muchas historias: mis referentes son West Ham: The Academy of Football de Zerstorer, el Proyecto Endogámico de pheenix14, Non ho nulla da dire de Chrysler, y el gran PioPio (La Vida de Artyom Vasily, etc). Una de mis secciones favoritas siempre fue la zona MLB. Desde hace años que sigo esta filosofía, incluso en las partidas en las que juego con equipos grandes: evito fichar estrellitas, intento mantener el mayor realismo posible, me niego a dirigir una selección y un equipo a la vez, limito lo máximo posible las cesiones, intento no obstaculizar la carrera de mis jugadores aunque vaya en contra de mis objetivos, etc. ¿Por qué Israel? Una de mis deudas pendientes es jugar en la liga israelí. Más allá de lo futbolístico, me parece interesante por todo el contexto político que rodea a ese país. Desconozco casi todo del fútbol israelí (creo que lo único que sé es que Colautti jugó en la selección israelí y que Benayoun jugaba en el West Ham ), por lo que también esta partida es un desafío desde esa óptica: llegar a una liga exótica, poco conocida y con mucho por descubrir. También me parece que, al ser un puente entre Asia, África y Europa, es una buen país para forjar una carrera de cero y dar el salto hacia otras ligas más importantes en el largo plazo. En el aspecto negativo, lo malo es que hay solo dos divisiones. Puede ser que parezca muy poco. Para intentar complicar el reto lo máximo posible, elegí dirigir el peor equipo de la Liga Nacional (la Segunda División; la primera se llama División de Honor), utilizando un método científico súper sofisticado: agarrar el equipo al que la prensa daba como favorito a la última posición. Con la idea de dar el salto, cargué también la liga turca, que cumple las mismas características que Israel en cuanto a cercanía a varios continentes y puente entre culturas. Restricciones Básicamente, las de la sección MLB. Quizás sea importante recalcar mi poco afecto a las cesiones (salvo casos muy excepcionales, intento evitarlas) y mi tendencia a buscar jugadores nacionales (dudo que tenga muchas posibilidades de fichar extranjeros en Israel pero bueno…). A mis jugadores siempre les pongo un valor razonable de venta. En caso de que llegue una oferta por ese valor, la acepto sin discusiones (salvo casos muy especiales, como equipos rivales, un mánager especialmente odiado o un rival directo por el título o la permanencia). Me gusta desarrollar la cantera, pero no creo que sea factible en el corto plazo: el equipo que elegí no tiene ningún juvenil. El sub-19 está íntegramente formado por jugadores grises. No soy de tocar la base de datos: confío en que los programadores lo han hecho lo mejor posible y muy pocas veces instalé algún parche que no sea oficial. Creo que ni falta hace aclarar que en este caso no eché mano a ningún editor… Política de fichajes Ya comenté anteriormente que no soy fanático de las cesiones así que, salvo casos muy puntuales, no verán muchas por aquí. También huyo de las estrellitas, aunque no de jóvenes promesas o tapados que descubran mis ojeadores. Me gustaría armar un equipo con la mayor cantidad posible de jugadores nacionales. No soy de desarmar la plantilla de un año al otro y voy a intentar mantener una misma base, aunque tampoco me quiero poner limitaciones en esto. Reconozco que un ascenso puede hacer que la plantilla quede desfasada en calidad y se necesite hacer limpieza. En todo caso, se verá de acuerdo a cómo avance la partida. Datos de la partida Juego: Football Manager 2016 v16.3.0. Ligas cargadas: Francia (CFA y superior), Israel (Liga Nacional y superior), Italia (Serie C y superior), España (Segunda División B y superior) y Turquía (Spor Toto 2. League y superior). Base de datos: Mediana. Como soy un desastre con los gráficos, decidí dedicarme más a escribir que a poner imágenes. Sé que quizás quede algo árida o farragosa. En un futuro, espero poder mejorar un poco ese apartado. En principio, prefiero escribir para tener una motivación extra para jugar esta partida y compartirla con ustedes antes que se me vayan las ganas.
  12. Brazilian Road III

    27 de diciembre de 2016 Mi nombre es Mauro Oliveira y tengo 28 años. Hijo de madre médica y padre ingeniero, mis padres siempre me dieron la libertad de elegir qué hacer. Con todo su apoyo, decidí estudiar para ser profesor de literatura y, además, a mis 26 años me recibí de director técnico en mi Londrina natal. Con mi licencia de entrenador, comencé a repartir mi tiempo entre impartir clases para ingresantes a la Universidad Estadual de Londrina, donde trabajaba en el departamento de Letras Clásicas y Vernáculas; y las categorías menores de la Portuguesa Londrinense, un pequeño club de la ciudad donde trabajé por casi un año. Allí conocí a Ivanildo, un hombre que pese a estar recién pasando sus cuarenta años, parecía llevar una vida entrenando en el club. Con él aprendí más que en los dos años que estudié para ser entrenador. A principios del año pasado, recibió un llamado e inició un viaje por la ruta 267 que lo alejó de la Portuguesa, de la ciudad, y que provocó en mí una sensación rara. Tristeza porque ya no podría aprender de él, pero alegría por la oportunidad que se le presentaba. Casi llegada la Navidad, cuando parecía que sería otra fiesta tranquila con mi familia y mi novia, Ivanildo me sorprendió con su visita. Tan inesperada era su presencia que cuando estaba caminando por un pasillo de la universidad y tocó mi hombro, imaginé no menos de cien personas que podrían ser quien estaba detrás de mí. Alumnos, colegas o hasta mi novia, pero jamás pensé que sería él. Como ya estábamos casi en la época de Navidad, lo invité a pasarla con mi familia, ya que había hecho los 400 kilómetros de vuelta solo, mientras que su esposa y sus dos hijos permanecían en su nuevo hogar. Pasada la celebración navideña, me dijo que lo que lo había traído hasta mi hogar era una oferta que tenía para hacerme. Quería que desandara el mismo camino que él, el de la 267 y la 163. Entusiasmado por el ofrecimiento y con el total apoyo de mi familia, decidí que era un gran momento para tomar la oportunidad. El lunes posterior a Navidad fui al club y me despedí de todos allí. Los padres de los niños más pequeños aseguraron que me extrañarían, y mis compañeros de trabajo me desearon la mayor de las suertes. Luego de preparar todas mis cosas, comenzamos el viaje esta misma mañana, para llegar a descansar un poco. Fueron más de 10 horas de viaje, casi 900 kilómetros para llegar hasta mi nuevo hogar. Cruzando el Estado de São Paulo y el Río Paraná, seguimos viaje hacia el norte para llegar a destino. Mientras les escribo estas líneas, me preparo para acostarme a descansar. En unas pocas horas estaré en la sede de mi nuevo club para firmar mi contrato.
  13. Brazilian Road II

    27 de diciembre de 2016 Mi nombre es Mauro Oliveira y tengo 28 años. Hijo de madre médica y padre ingeniero, mis padres siempre me dieron la libertad de elegir qué hacer. Con todo su apoyo, decidí estudiar para ser profesor de literatura y, además, a mis 26 años me recibí de director técnico en mi Londrina natal. Con mi licencia de entrenador, comencé a repartir mi tiempo entre impartir clases para ingresantes a la Universidad Estadual de Londrina, donde trabajaba en el departamento de Letras Clásicas y Vernáculas; y las categorías menores de la Portuguesa Londrinense, un pequeño club de la ciudad donde trabajé por casi un año. Allí conocí a Ivanildo, un hombre que pese a estar recién pasando sus cuarenta años, parecía llevar una vida entrenando en el club. Con él aprendí más que en los dos años que estudié para ser entrenador. A principios del año pasado, recibió un llamado e inició un viaje por la ruta 369 que lo alejó de la Portuguesa, de la ciudad, y que provocó en mí una sensación rara. Tristeza porque ya no podría aprender de él, pero alegría por la oportunidad que se le presentaba. Casi llegada la Navidad, cuando parecía que sería otra fiesta tranquila con mi familia y mi novia, Ivanildo me sorprendió con su visita. Tan inesperada era su presencia que cuando estaba caminando por un pasillo de la universidad y tocó mi hombro, imaginé no menos de cien personas que podrían ser quien estaba detrás de mí. Alumnos, colegas o hasta mi novia, pero jamás pensé que sería él. Como ya estábamos casi en la época de Navidad, lo invité a pasarla con mi familia, ya que había hecho los 400 kilómetros de vuelta solo, mientras que su esposa y sus dos hijos permanecían en su nuevo hogar. Pasada la celebración navideña, me dijo que lo que lo había traído hasta mi hogar era una oferta que tenía para hacerme. Quería que desandara el mismo camino que él, el de la 369. Entusiasmado por el ofrecimiento y con el total apoyo de mi familia, decidí que era un gran momento para tomar la oportunidad. El lunes posterior a Navidad fui al club y me despedí de todos allí. Los padres de los niños más pequeños aseguraron que me extrañarían, y mis compañeros de trabajo me desearon la mayor de las suertes. Luego de preparar todas mis cosas, comenzamos el viaje esta misma mañana, para llegar a descansar un poco. Mientras les escribo estas líneas, me preparo para acostarme a descansar. En unas pocas horas estaré en la sede de mi nuevo club para firmar mi contrato.
  14. [RÍO DE JANEIRO, ESTADIO DE MARACANA, 7 de Noviembre de 1998] En el mítico estadio de Maracana, se disputa la ultima jornada de la primera fase del campeonato brasileño, un Flamengo-Sao Paulo sin nada en juego, ya que ninguno de los equipos tenia acceso a disputar la segunda fase del campeonato. Ultimo partido de la temporada, y en el Flamengo se retiraba un mito, Samuel Sánchez, después de más de 10 temporadas en el conjunto rojinegro, decía adiós, en el minuto 70 de partido, con un Maracana abarrotado, y el que le substituía no era otro que su hijo, Roberto Sánchez Da Sousa, una de las ultimas perlas de la cantera, y llamado a ser uno de los cracks mundiales. El debut parecía de lo más normal, destelles de calidad del astro hispanobrasileño, hasta que en el minuto 75 después de una acción exigente, Roberto se mareaba y caia desplomado al terreno de juego. Después de unas observaciones y pruebas medicas, le diagnosticaron una enfermedad coronaria, y lo peor de todo, tenia que dejar la practica del fútbol profesional. --------------------------- Durante dos años, Roberto desconecto de todo el panorama futbolistico, y desvió su vida hacía otros ámbitos, ya en el año 2000, decidió contactar con la entidad del Flamengo, para ofrecer sus servicios al club de su ciudad. Recalo en las categorías del fútbol base, como entrenador de las categorías más bajas. A lo largo de 16 años, Roberto sirvió al Flamengo en el fútbol base, pero después del fallecimiento de su padre, Roberto vio la necesidad de salir de Brasil, y buscarse un nombre, a partir de su calidad, y no del apellido que tanto caracterizaba a su familiar difunto.
  15. Tosa Nikki

    はじめまして。私は土佐です。 Perdón, aún estoy practicando el idioma por eso intento aplicarlo en mi vida diaria lo máximo posible, a pesar de que estoy obligado a ello. Allí dice "Hashimemashite. Watashi wa Tosa desu." que puede traducirse como "Hola. Yo soy Tosa." Mi nombre, como ya les mencione, es Tosa y mi apellido, Liszt. Si, nada fácil, pero los lazos familiares hicieron mella en mi nombre. Soy argentino, mi padre y mi madre también pero ellos con descendencia polaca y japonesa respectivamente. Mis tatara-abuelos llegaron desde sus países a la Argentina huyendo de la Primera Guerra Mundial. Luego cada familia hizo su vida hasta que mis padres se conocieron rondando los 90's. En 1995 nací yo. ¿Entonces que sabemos de mi hasta ahora? Que me llamo Tosa Liszt y tengo 21 años. Toda mi vida me dediqué a hacer 2 cosas: música y jugar al fútbol. Es lo único que existe en mi vida, la música y el fútbol, nada más. En el deporte hice inferiores en Velez Sarfield y Racing antes de mudarme a La Plata, ciudad donde pude estudiar en la Universidad Nacional de Música. Allí cursé 2 años hasta el día del video. Ahí fue donde mi vida cambió. Junto con otros 3 amigos filmamos un video haciendo un cover de una canción que ahora ni recuerdo. Uno de ellos lo envió a un sistema de becas y allí, casi sin mediar palabras, fuimos seleccionados los 4 para un intercambio estudiantil con Japón. Nada más y nada menos. Si hubiese sido Estados Unidos, quizás, pero ¿Japón?¿En serio?¿Como se supone que nos las arreglemos en Japón? Repito... ¿Japón, en serio? Tuvimos una semana para pensarlo, ya que en un mes era el viaje y las misma preguntas se repetían una y otra vez en mi cabeza. Mi madre, quien a pesar de tener sangre japonesa nunca ha pisado el país se veía bastante dudosa al respecto, todo lo contrario a mi padre, quien solo dijo "Trae regalos". Al final todo quedaba en mi elección. Casi arrinconado entre la espada y la pared una frase vino a mi mente "Tosa, tenes 21 años, es ahora o quizás nunca". Ese consejo hacia mi mismo fue todo lo necesario; Iría a Japón. (Es la tierra de los Anime, nada puede salir mal) Tan solo un mes después de filmar un video como cualquier otro, nos encontrábamos los mismos cuatro amigos frente al aeropuerto de Ezeiza para tomar un avión que nos lleve al otro lado del mundo. Nunca tan literal. Durante el viaje en avión nos dimos cuenta que, entre tanta euforia por el viaje, nadie había estudiado japonés en su vida. Nada. Nadie sabía una palabra. Yo lo único que sabía decir del idioma es Pokemón y hasta ahí. Cerca de las 00:00 hs aterrizaríamos en Estados Unidos para tomar el siguiente vuelo que iba hacia China pero haría parada en el país Nipón. Una vez arribados conocimos un mundo nuevo. Las imágenes de Google eran ciertas. En resumen: Muchas luces, mucha voz aguda, muchos autos y muchas, pero muchísimas palabras incomprensibles. Nosotros debíamos alojarnos en una residencia especial para extranjeros que quedaba a pocas cuadras de la universidad a la que teníamos que asistir, la 福岡 宮崎市 o, en lenguaje humano, Universidad de Miyazaki. Allí participaríamos de un programa especialmente diseñado para estudiantes de intercambio con orientación hacia la música. Luego de pasar algunas semanas estudiando pude notar un equipo de fútbol practicando cerca del campo de la Universidad, por lo que mi curiosidad despertó rápidamente. Ese equipo es el Honda Lock SC ( ホンダロックSC ), equipo semi-profesional que oficia de local a muy pocas cuadras de mi residencia. Luego de enterarme de esto no podía permanecer en mi asiento, era mi oportunidad de "combinar" mis dos pasiones, por lo que, más rápido que el avión que me trajo al país, fui a informarme sobre como ingresar a los Matsue Mariners como se los conoce. Allí fui bajado a la realidad de un solo golpe. Me dijeron que, según entendí, no podían inscribir más jugadores, pero que había un puesto para alguien que desee oficiar de entrenador ya que no encontraron a nadie adecuado y que yo lo sea promocionaría al club (supongo que un entrenador-estudiante argentino daría rating). Después de pensarlo por 2 segundos pregunté donde había que firmar en una forma muy argentinizada y me convertí en el nuevo entrenador del Honda Lock. (Cuando mi madre se entere me va a matar) El equipo es semi-profesional y compite en la Cuarta división del país, muy por debajo de los equipos ricos que lideran la competencia nacional. Es uno de los peores augurios tienen al comenzar la temporada por lo que el mantenerse en la competición ya sería el mejor objetivo a cumplir. Este es el comienzo de mi experiencia en Japón. Tengo 2 años hasta graduarme como becado, si me retraso pierdo mi beca y debo mantenerme yo mismo aunque volverme a Argentina es mi elección. Puede que comenzar en los Matsue Mariners sea una de las peores elecciones de mi vida pero, tengo 21 años, es ahora o quizás nunca. 16-17/ Honda Lock SC - Liga japonesa 4º ta División - Capítulo 1: Salvado con creces 17-18/ Honda Lock SC - Liga japonesa 4º ta División - Capítulo 2: Un nuevo comienzo 18-19/ Vegalta Sendai FC - Giravanz Kitakyushu - 2J League - Capítulo 3: Fracasos y triunfos 19-20/ Giravanz Kitakyushu - 2J League - Capítulo 4.1: Barajar y dar de nuevo 19-20/ South China AA - Hong Kong Premier League - Capítulo 4.2: Campeones en cantonés 20-21/ South China AA - Hong Kong Premier League - Capítulo 5: La leyenda de Son Kon Po Nikki 1 - Sinon Asada: La dama y el destino 21-22/ Matsumoto Yamaga FC - 2J League - Capítulo 6: One Soul 22-23/ Matsumoto Yamaga FC - 1J League - Capítulo 7: Kono iru ni simasu 23-24/ Matsumoto Yamaga FC - 1J League - Pre-temporada 2023/24 - Capítulo 8: Watashi wa midori desu Nikki 2 - Mashiro Shiina: Mundial de Clubes Japón 2024 - 4tos de Final - Semifinal - 3/4 Puesto 24-25/ Matsumoto Yamaga FC - 1J League - Capítulo 9: Mata nochi-hodo 25-26/ Rangers Football Club - Scottish Premiership - Capítulo 10: Azami no kajitsu Nikki 3 - Tosa Liszt: Comida de por medio 26-27/ Urawa Red Diamonds - 1J League - En juego... Sala de Trofeos South China AA Hong Kong Premier League 19-20 Hong Kong Premier League 20-21 Hong Kong FA Cup 19-20 Hong Kong FA Cup 20-21 Hong Kong League Cup 19-20 Hong Kong League Cup 20-21 Hong Kong Senior Challenge Shield 19-20 Hong Kong Senior Challenge Shield 20-21 Hong Kong Charity Shield 20-21 Puesto Nº1 en Ranking de entrenadores de Hong Kong Matsumoto Yamaga FC 2J League 21-22 Tennôhai 22-23 Mánager del Año 22-23 Nabisco Cup 23-24 AFC Champions League 23-24 Mánager del Año 23-24 1J League 24-25 Suruga Bank Cup 24-25 Mánager del Año 24-25 Rangers FC Scottish Premiership 25/26
  16. La cruda realidad [REBOOT]

    Pues sí compañeros, aquí vuelvo a intentarlo y aportar algunos detalles de las aventuras y peripecias vividas en este mundo nuestro del football manager... Antes de nada para los que no me conozcan, soy muy muy clásico en mi modo de entender la vida y esto se traduce en todo lo que hago, incluido en esto del FM, juego al FM15 y a pesar de que el 17 está cerca, creo que seguiré con este FM15 algún tiempo más. Tengo un largo historial de (intentos de) historias llegando a buen puerto apenas un par de historias con clubs como Millwall o Athletic Club (ya os dije que era un clásico...), y ha llegado el momento de probar de nuevo, en esta sección que es y será mi favorita. Llegados a este punto, es el momento de probar como refleja el FM lo que ocurriría si con mi licencia UEFA B, me lanzara a buscar un club que deseara mis servicios a lo largo del continente.. (abandonando mi amada escuela de fútbol) Así pues la historia comienza de forma muy sencilla, mi perfil como entrenador: Los lugares por los que he ido dejando curriculums: Veremos si alguien desea contratarme pronto... Seguiremos informando. ________________________________________ Temporada 2014 - Harstad IL - Segunda División noruega Grupo 4 - 6º clasificado Temporada 2015 - Harstad IL - Segunda División noruega Grupo 4 - 7º clasificado (Mitad de temporada) Temporada 2015/2016 - C.D. Puertollano - Segunda División B española Grupo 1 - 18º clasificado (Despedido en la jornada 18) Temporada 2015/2016 - Aberystwyth Town - Corbett Sports Welsh Premier League - 9º clasificado (9º clasificado a mi llegada)
  17. VF Blog

    Una nueva vida | Marzo 2036 Hace un par de años -> http://www.fmsite.net/forums/topic/78200-reggae-boyz/?page=1 Miro el reloj angustiado, hace más de 45 minutos que debía estar aquí este señor ¿dónde se habrá metido?, este Doble W es un cabrón impuntual. Hace ya dos años que se retiró, cuando Jamaica ganó el Mundial tenía un precontrato firmado con el York United, pero decidió que lo mejor era dejar el fútbol para dedicarse a sus negocios, con todo lo que ganó se ha comprado el club. Ahora es el jeque del York, y en estos dos años ha conquistado una liga y una copa. Le dije que me contratase pero no cree que sea le momento. Por eso estoy aquí ahora, en su despacho en Morant Bay, donde hace dos décadas él se enfrentaba con Sherwin Han mientras yo me entrenaba en el estadio de un club que peleaba en la parte baja de la segunda división del país, por aquel entonces era un veinteañero con ganas de vivir y por despuntar en el fútbol. A ver, realmente creo que no me fue mal en mi carrera como jugador, tuve una suerte impresionante al conocer a Doble W, en ser el delantero estrella del York durante casi una década y sobre todo, haber tenido la oportunidad de levantar la Liga Jamaicana. Ahora, eso sí, la vida me ha dado un poco la espalda. En Jamaica ya no se acuerda de mi nadie más que el bueno de Billy, y seamos sinceros, no me va a dar el puesto del York así porque sí, ya que hasta ahora no he demostrado nada en un banquillo. Como seguramente sabréis me fui a entrenar a Inglaterra, donde me busqué la vida en las divisiones menores inglesas, y la verdad es que me fue regulinchi, en realidad me fue de pena. Un ascenso en apenas 10 años y 4 descensos. Cinco equipos y ni un solo éxito destacable en una copa. Vale, pocos triunfos por ahora en mi carrera, por eso he decidido irme de Inglaterra y quien mejor que el gran Doble W para echarme una mano ¿no? Por eso le volví a llamar, recogí mis cosas del piso y volví a Jamaica. No voy a entrenar aquí, ni siquiera se sí continuaré en América, lo que tengo claro es que Billy es la mejor persona para guiarme en este camino. Al final llegó ese desastre de persona al que en el fondo valoro -¿Qué pasa colega? -¿Qué pasa? ¿Llegas casi una hora tarde y me dices que pasa? – sí, estaba enfadado por su impuntualidad. -Joder colega, es mi club, puedo llegar cuando quiera – abrió la puerta y tiro su cartera a un sofá – pasa y siéntate colega. Y dime ¿qué es lo que quieres? -Trabajo tío, no puedo seguir peleando en la décima o en la novena división inglesa. -Vamos, quieres que sea tu agente ¿no? ¿Te acuerdas cuando tú fuiste el mío y casi me mandas a Costa Rica? -Acabaste en México -Sí, vaya lío les hicimos – y rompió a reír – ahora ya queda lejos eso, incluso el Mundial y eso que solo hace dos años. -¿Eso es que me ayudarás? -Ni que lo dudes colega, vete tranquilo, intentaré tener una oferta para ti mañana mismo. Prométeme que la aceptarás y, sobre todo, que lo harás bien para volver al York algún día. Con eso de que ahora soy el dueño del club he construido un nuevo estadio y como sabes, lleva tu nombre, el Fairclough Arena para 32.000 espectadores. -¿Me intentas vender que has gastado una pasta en el estadio? -Obviamente colega, además de en los niños. -Lo has conseguido, me mola la idea, volveré, ya que ahora no me quieres mamonazo – me quedé pensando un momento mientras miraba la tele y la ps1 que Billy tenía en su despacho- ¿Un fifa 98 colega? Por los viejos tiempos. -Coge un puro y vamos cabroncete. No estuvo mal las tres horas que pasamos con nuestros puros, ron de calidad y el FIFA 98 jugando con aquellos Reggae Boyz, que tenían mucho que envidiar a los actuales campeones del mundo y número 5 del ranking mundial. Sin duda este cabrón de Doble W sabe llevar plantillas a lo bestia, y yo tengo que imitar esa mano dura. O intentar seguir con mi estilo a lo loco y con las consecuencias que tenga, en cualquier caso pronto tendré el trabajo que quiero, no sé dónde pero siendo Doble W seguro que será un buen lugar donde conseguir éxitos. A fin de cuentas tengo 45 años, aún tengo mucho tiempo para disfrutar del fútbol. Así que nada, aquí estoy en 2036 a mis 45 años, pendiente de un casi sesentón que aparenta más tener 16 años pero que a fin de cuentas es el mejor entrenador que conocí jamás y del que pude disfrutar, como un día dijo un amigo, el puto amo. Y ese quiero ser yo, quiero intentar que se me reconozca como a Doble W, quizá empiezo la carrera en serio 10 años después de él, pero la ilusión es la misma y quien sabe donde acabaré yo. Ahora empieza mi carrera en los banquillos, por si aún no sabéis quien soy, esta es la vida de Vijay Fairclough. ______________________ Pues sí, vuelvo por aquí, nunca me iré de la zona aunque a veces falle o muchas veces no sé . Por desgracia mi anterior historia fracaso por problemas técnicos. Me petó el PC, y todo lo que tenía dentro. Aunque debo decir que me jodió más perder horas y horas de trabajo en mi vida que la partida; por suerte eso siempre lo llevo en un disco duro y el infarto fue a menos, vamos que la pérdida fue menos. Pero el caso es que ahora vuelvo a la normalidad, tengo mi pc nuevo y me encuentro motivado tras la desgracia en mi último intento. El caso es que no lo conseguí y ahora quiero probar otra aventura, quizá con origen común en mi anterior partida, y como siempre aún con el FM 15 ya que por ahora tampoco es que me interese cambiar de juego, creo que he encontrado uno que me llena y me divierte muchísimo. Poco a poco le iré dando un formato a la historia que me gusta, estos primeros capítulos quizá sean más narrativos e intentaré que se adapten al formato de un blog (como digo tras estos primeros capítulos). Y ya que estos días he estado recuperando archivos de discos duros, pendrives y demás mierdas me encuentro con esta partida, justo tras el Mundial 2034 que el gran Doble W conquistó con sus Reggae Boyz. Y ahí recordé al que quizá fue el personaje más característico de esa aventura, Vijay Fairclough. El mítico 9 del York en ese ascenso y las primeras ligas que conquistamos, un delantero que sin ser el mejor llegó a enamorar a la afición, al propio Doble W y a vosotros mismos con esos “atributos ocultos”. Sus goles fueron el comienzo de la carrera de Doble W, y ahora heredará su puesto en el banquillo, tras una primera etapa en Inglaterra sin éxito me toca coger a este carismático delantero y no tan buen técnico, aunque con práctica todo se consigue. Así que aquí comienza el genial Fairclough, el jamaicano “errante”, en un viaje por el mundo bueno realmente a saber donde puedo acabar, he cargado diversos países menores y a ver donde llevaré al bueno de Vijay. Siempre supe, e incluso digo, que segundas partes nunca fueron buenas, pero tenía que darle vida al bueno de Fairclough, quien por cierto tiene cara de malas pulgas, y que mejor modo que empezar con la primera frase de Reggae Boyz, ahora sí a disfrutar de la aventura en los banquillos del mítico delantero. Un saludo a todos, y desde ya, bienvenidos.
  18. Esta no es una historia de grandes héroes, no me puedo autodenominar como tal , no espero coger este equipo casi desahuciado y en unas pocas temporadas ser el rey de Europa, ni siquiera estoy seguro de poder aguantar esas pocas temporadas al cargo del club sin que más de media directiva quiera ver como hundo a su querido equipo, simplemente por el hecho de ver como desfilo hacia la salida sin mirar atrás. Para los valientes que aún sigáis escuchando mi “cuentito” toca presentarme, mi nombre es Ansgar Lager, natural de aquí, de Gällivare. 41 años, ex profesor de educación física de Instituto, fui apartado amablemente de mi trabajo por una “disputilla” con el padre de un alumno. Tras ese pequeño incidente mi vida ha sido una continua caída en espiral hacia un fondo que aún no conozco, de bar en bar, siempre en compañía de “señoritas de moral distraída”, metido en peleas en las que siempre salía con algún que otro moratón pero sin dolor ninguno, gracias a una enfermedad que me acusa desde mi nacimiento, Insensibilidad congénita al dolor con anhidrosis se llama. Tras esta parrafada se puede detectar que soy una joyita, y ahora la pregunta que os estaréis haciendo… - ¿y a mí que cojones me importa quién seas? Pues bien señoritas, aquí viene lo importante, hace un par de noches mientras estaba tranquilamente tomando una copa apareció ELLA. Aquí, normalmente en las grandes historias aparece una rubia/morena/pelirroja despampanante que acaba siendo algo más que la jefa de turno, pues bien, para que veáis el nivel de esta historia, aquí tenemos a Gerd Siverhall, una señorita, digamos que de belleza nórdico-vikinga. Pues la buena señorita Siverhall es la presidenta del Gällivare Malmberget FF equipo que os sonará, ya que vosotros sois las sanguijuelas que mamáis del dulce pezón del club - ¿me equivoco? - … - Ni una triste respuesta, lo suponía. Y a que no adivináis quien va a ser vuestro nuevo y flamante entrenador - … - ¿ninguno?, venga que no es tan difícil, os daré una pista, os lleva contando una historieta desde hace un rato y desde que entró al vestuario ha visto como se escapaban algunas gotitas de pis. - … Pues bien, ya que parece que me han metido en una guardería, ¿qué mejor que romper el hielo con un par de horitas de entrenamiento? ¡Vamos señoritas que parece que os pesa el culo!
  19. 1. LIMIAR: A MIÑA HISTORIA Contar una historia siempre es complicado, pero si me preguntas cuál es la clave de la mía, aventuraría a decir que ha sido la decisión de no emigrar. Ahora algunos querrán achacar esto a la fuerza del sentimiento de arraigo a la tierra propia, pero yo… No lo tengo muy claro. Ya en el instituto, cuando los profesores me instigaban por mis buenas notas y grandes capacidades a estudiar algún complicado grado en la capital, yo decidí, sin ser realmente consciente, quedarme en la cercana Vigo, a donde podía ir y venir en coche todos los días, aunque fuera a costa de los ecos lejanos del sueño infantil de estudiar ingeniería aeronáutica (desde pequeño me encantan los aviones). Y no, no me arrepiento de esa decisión. Fueron años felices, tranquilos, en los que no tenía apenas responsabilidades y podía hacer un poco lo que me diera la gana: salir con mis amigos, quedarme en casa jugando al ordenador, flirtear (o más) con alguna chica, hacer deporte regularmente, jugar al ajedrez y, por supuesto, sacarme el abono y no perderme ni un solo partido del equipo de mis amores, el Celta de Vigo. Me licencié en Ingeniería Mecáncia en 2008, en pleno estallido de la crisis económica y social en España. Sin embargo, esta situación no me inquietaba especialmente. Mientras varios de mis compañeros y, sobre todo, mi mejor amigo desde siempre, decidían hacer las maletas para cursar másteres e incluso quedarse a trabajar en el extranjero, yo dejaba el tiempo pasar, esperando tranquilamente que llegara alguna ocasión (ese trabajo ideal, esa beca, ese…) que nunca llegó. En 2011, una pelea con un amigo y un desengaño amoroso me empujaron a tomar a la desesperada la decisión de cambiar de aires, aceptando unas prácticas (fatalmente remuneradas) en un polígono industrial en el interior de Galicia. Con la excusa de la mayor distancia y el gasto en gasolina, negocié la posibilidad de instalarme en un piso familiar, propiedad de mi padre y mis dos tías, en la más cercana Ourense. Aquel piso llevaba ya muchos años abandonado, ya que mis abuelos habían muerto hacía mucho tiempo y su descendencia se había disipado por el mapa, pero recordaba haber pasado algún que otro verano allí cuando era niño. De hecho, nací en el hospital de la ciudad porque mi madre trabajaba en un instituto de la provincia por aquel entonces. Para ser sinceros, las prácticas no duraron ni un par de semanas: me las arreglé para que me echasen antes de tiempo. No obstante, mentí sobre ello a mi familia, ya que no era mi intención volver tan pronto. En la tranquila Ourense aprendí a distanciarme de un ambiente que me había invadido desde pequeño y pude darme el descanso que necesitaba. Todo me resultaba extremadamente familiar, pero también extrañamente ajeno: no era más que un fantasma sin pasado paseándome por esas calles bajo el ardiente sol del verano. Cada vez más aislado del mundo exterior, empecé a dedicar el tiempo libre a mis aficiones: el ajedrez y el fútbol. La primera de ellas no viene a cuento hoy, pero con respecto a la segunda me saqué el abono del club más importante de la ciudad, el Club Deportivo Ourense, del que mi padre también había sido abonado durante sus años de instituto y universidad. De hecho, recordaba perfectamente cómo me relataba los años gloriosos del equipo en 2ª división y cómo pudo ver a varios equipos de 1ª en la Copa del Rey (por aquellas con otro nombre), incluso a todo un R. Madrid en un amistoso de pretemporada (su equipo preferido, quizás desde aquel día; y al que yo le tengo bastante tirria, quizás por el exceso de fervor madridista de mi padre). Yendo al estadio do Couto muy asiduamente, llegué a realizar amigos (una tarea que siempre me resultaba difícil dada mi naturaleza introvertida) entre una hinchada que me acogió como uno más. Y cuando, 6 meses después, se “terminaron” las supuestas prácticas y me vi haciéndome la maleta, fueron esos amigos los que instaron a que me quedara. Imagen de una alineación en la temporada 67/68 del histórico C.D. Ourense en 2ª división: ¿vería mi padre este partido en su adolescencia? - “Lo siento pero no tiene sentido, los años pasan y tengo que buscarme seriamente un trabajo. Creo que me voy a ir a Madrid a probar suerte, ya que las cosas por aquí están muy mal y no tengo muchas ganas de seguir con mi familia…”. - “¡Pero aquí tienes piso! Basta con que te alcance para pagar los gastos y podrías estar a tu bola, ¿sabes? No me jodas que no estás a gusto en Ourense”. - “Puede, pero no me hace ninguna gracia estar de… ¿Qué? ¿Camarero? El dinero no me importa tanto, pero quiero hacer algo que al menos me guste”. - “¿Y cuál es el problema? Seguro que algo habrá. Mira, conozco gente en el entorno del club y seguro que necesitan a alguien joven y con ganas como tú que ayude a entrenar a los chavales. Te conozco, te la pirra el fútbol y sabes un montón, seguro que te gusta trabajar en el fútbol ase, aunque te paguen una miseria. ¿Y por qué no te sacas el título de entrenador? Seguro que lo harías mejor que el inútil que está ahora… ¿Cómo dices siempre? ¿Presión por los flancos? Jajaja.”. Y dicho y hecho, convencí a mi familia, aunque con ciertas reticencias, de que me quedara trabajando como asistente de los chicos infantiles mientras me sacaba el título para entrenar. No me pagaban casi nada, pero podía cubrir mis escasos gastos y tenía tiempo para investigar y estudiar. Poco a poco, mi interés por el fútbol fue creciendo y desatando en mí una pasión que creía dormida. Disfrutaba descubriendo los entresijos tácticos del juego y haciéndoselos descubrir a los chavales. Pero, sobre todo, lo que me hacía disfrutar era esa emoción cada fin de semana, cuando tocaba partido… Yo veía que los chicos quizás no estaban teniendo sus mejores momentos, pero sobre el terreno de juego todo se olvidaba y las habilidades adquiridas en los entrenamientos salían a la luz. Pronto mi destreza y mi motivación me condujeron a la oportunidad de hacerme enteramente cargo de aquel equipo, con el que coseché importantes éxitos dentro de su categoría y al que fui dirigiendo cuando pasaron a ser cadetes y, más tarde, juveniles. Todos estos éxitos contrastaban con los de un C.D. Ourense que, a pesar de mantenerse en la categoría de 2ª división B con más pena que gloria, estaba totalmente desquiciado por las deudas económicas. Los bancos apremiaban, reclamando préstamos y más préstamos, y pronto los jugadores y el cuerpo técnico dejamos de cobrar. En la temporada 2013/14 la burbuja estalló y, tras 6 meses sin cobrar, el club descendió a 3ª división por impagos. El descenso, lejos de mejorar la situación, la destruyó de un plumazo: el equipo se declaraba insolvente y no logró inscribirse en ninguna competición, consumándose su completa desaparición tras 62 años de historia. Hinchas del C.D. Ourense reclaman una solución a la desaparición del histórico club gallego en el verano de 2014 La temporada de la extinción del club fue bastante dura para mí, ya que me quedé sin sustento y tuve que apañármelas trabajando de cualquier cosa para poder mantenerme en Ourense y seguir entrenando con los chicos cada fin de semana, aunque fuera sin siglas, sin cobrar ni un duro (incluso asumiendo pérdidas para poder pagar el material), fuera del sistema de competición oficial y con los chavales más prometedores largándose a otros clubes de la zona. La situación era de una emergencia social tan grande que los aficionados del C.D. Ourense se movilizaron bajo la plataforma SOS C.D.OURENSE, reuniéndose en el mítico estadio do Couto para encontrar una vía alternativa. Finalmente, la decisión unánime, visto que era imposible rescatar el antiguo club, fue fundar un nuevo equipo que comenzaría desde cero: la Unión Deportiva Ourense, cuya acta fundacional se firmaría el 10 de Julio de 2015. En dicha acta fundacional se declaró que el club sería propiedad de los socios y que siempre sería así, intentando evitar nuevos desengaños en la gestión económica. Se decidieron reutilizar los colores del antiguo club, azul y rojo, y se diseñó un nuevo escudo. En las primeras elecciones de la historia del club salió elegido presidente por votación a mano alzada Héctor Pérez, un aficionado de primera que conocía a mucha gente en el club: fue él el que me instó a que me quedara en Ourense y me buscó mi primer trabajo en el equipo. Ya con un nombre a la cabeza, las discusiones en la asamblea giraban alrededor del estatus del nuevo club: había quienes aseguraban que entre patrocinios de empresas privadas y subvenciones del ayuntamiento se podría construir un equipo semiprofesional que funcionara a bajo coste, saltando pronto a la palestra nombres de ex-jugadores profesionales del club, auténticos iconos como Antonio Dacosta o Perfecto Rodríguez “Peluso”, que podrían encabezar el nuevo cuerpo técnico de este “súper-equipo”. La afición estaba entusiasmada, pero también había algunas voces críticas que opinaban que se estaba yendo demasiado lejos: mantener el estatus de equipo amateur y partir desde el escalafón más bajo del fútbol autonómico sería la mejor idea. En una pausa de la agotadora asamblea de aquel 10 de julio de 2015, el ya presidente Héctor Pérez, me agarró del brazo y me llevó a hablar con él: - “Brais, no me gusta nada esto, quieren cometer los mismos errores del pasado y empezar a gastar dinero a lo loco. Olvidarse de la cantera y vivir de glorias pasadas, ¿no? Mira, tenemos que hacer algo. Tienes que hablar para convencerlos, yo que sé, postúlate como manager del primer equipo con un proyecto basado en la cantera”. - “¿Qué? ¿Yo? ¿Competir contra ex-jugadores profesionales? ¿Quién en su sano juicio iba a apoyar esto?”. - “La gente está muy quemada, esta es tu oportunidad. O hablas ahora o no sé ni si podré asegurarte un puesto dentro del nuevo club. Vamos, por una vez, échale pelotas”. Y así fue como me vi pidiendo la palabra en la asamblea con la mano temblorosa. Empecé a hablar bajito, pero con una dicción muy clara, para terminar alzando la voz, plenamente convencido de lo que decía. Reafirmé una y otra vez la importancia de la educación, la cantera, de cuidar a los chavales, resaltando todas las penurias que tuvimos que sufrir el último año. “Estos chicos lo llevan haciendo muy bien muchos años y se merecen una oportunidad de jugar por su ciudad, de lucir con orgullo este nuevo escudo. Tenemos que mantener el sentimiento antiguo, sí, pero con un equipo renovado, joven, ambicioso, sostenible económicamente. Esta es una oportunidad de empezar de cero otra vez, de hacer las cosas de forma distinta, de una manera más democrática, más justa, más participativa. Los chicos de Ourense se merecen estar orgullosos de su club y se merecen ser parte de él. Por eso me gustaría postularme como candidato a entrenador del primer equipo con una plantilla formada exclusivamente por jugadores criados en nuestra cantera. No haremos ningún fichaje y no cobraremos nada”. Enseguida un murmullo invadió la sala y fuertes discusiones invadieron el ambiente. La votación consiguiente fue muy tensa y la expectación era muy alta. Finalmente, por un 55% de los votos, mi propuesta salió vencedora por encima de la de Antonio Dacosta. Al día siguiente, el 11 de julio, estaba en los campos de entrenamiento repartiendo las camisetas del nuevo equipo a aquellos chavales que me habían acompañado durante años, dirigiendo una sesión de entrenamiento por fin en condiciones. En cuestión de días, más de 200 personas se hacían socias del nuevo club, de las cuales más o menos la mitad estaba en mi contra al no compartir mi modelo de club y considerarme un inútil sin experiencia. Se confirmaron amistosos de pretemporada y también en apenas unos días la federación de fútbol gallega aceptó nuestra candidatura para participar en la Primera División Autonómica Grupo IV, penúltimo y 6º nivel del fútbol español, todo ello debido al descenso administrativo del Valenzá por impagos. Nuestro debut sería el 23 de agosto ante el Piñeira Seca F.C. No es que muchas cosas hubieran cambiado, seguía sin cobrar ni un duro y mi familia un tanto preocupada por mi futuro laboral, pero por lo menos ahora cumplía mi sueño de hacerme un nombre en el mundo del fútbol dirigiendo a un equipo cuya ambición era emular a uno de los clubes más importantes de Galicia a nivel histórico. Además, como decía Héctor, por una vez en mi vida, le había echado huevos. Por cierto, que aún no lo he dicho: me llamo Brais Docampo González. U.D. Ourense, Orgullosos do Noso - Endogamia Galega
  20. The Irishman

    The Irishman Nunca creí en las casualidades, la suerte o el destino, simplemente no van conmigo, quizás por mi testarudez desde que estaba en el útero de mi santa madre. Me negaba a ser uno más desde antes de nacer y por eso en lugar de los tradicionales nueve meses de gestación yo tan solo estuve siete, sí, fui prematuro. Como no podía ser de otra forma nací en Cork la segunda ciudad más importante de la República de Irlanda, uno más de los 120.000 habitantes aproximadamente que convivimos en esta ciudad. Aunque siendo sinceros y si me guardan el secreto les confesaré una cosa, no nací exactamente en Cork, más bien lo hice en la granja familiar a unos veinte kilómetros al norte de la ciudad. Mi padre siempre quiso hacer de mi un respetable agricultor, padre de familia y buen anglicano, aunque una vez más mi testarudez se interpuso en el camino. Recuerdo la celebración de mi sexto cumpleaños, fue una gran fiesta, matamos un cochinillo y la familia se reunió al completo, todo lleno de trebolitos verdes, jarras de cerveza y pelirrojos cantando canciones clásicas y danzando a tenor de una música tradicional irlandesa, me gusta esa clase de ambiente la verdad, soy muy patriótico y me encanta la cultura popular nacional. Como iba diciendo era mi sexto cumpleaños y como era de esperar en un hijo único mis pudientes padres me regalaron montones de cosas, un traje para la misa de los domingos, unas botas impermeables para trabajar en el campo, un sombrero de paja de calidad y algún que otro muñequito para jugar. Sin embargo, lo que más llamó mi atención fue un paquete esférico que portaba mi tío Eddie, al abrirlo mi sorpresa fue tremenda al encontrarme con un balón de cuero clásico, le di las gracias y salí a la calle a pegarle patadas hasta que se me quedara el pie en carne viva. Más tarde me enteraría que el tío Eddie (hermano pequeño de mi madre) había vuelto a Irlanda desde Inglaterra tras su paso como jugador por el Doncaster de League One, entre otros, para comenzar su carrera como jugador profesional en la división de élite de la república. Ese primer día con un balón de fútbol desató en mí una ola de pasión desmedida hacia ese deporte, comencé a ver los partidos de Eddie por la tele, así como los del equipo de aquí el Cork City que durante mi niñez era año tras año uno de los firmes candidatos al título, aunque siempre se quedaba a las puertas, salvo en la 92/93, año en el que alcanzamos la gloria al proclamarnos campeones nacionales. A pesar de los intentos de mi tío de que siguiera sus pasos como jugador profesional de fútbol desde el principio se vio que no iba a ser lo mío, pero tanta afición tenía que salir por algún lado, así que en cuanto cumplí los 18 años me saqué la Licencia Nacional C y comencé a ganarme algún dinerillo entrenando algunos equipos de fútbol base locales. Para gusto de mi madre y disgusto de mi padre fui a la Universidad de Cork y me licencié en psicología, dejando claro que no iba a seguir los pasos de mi padre heredando el negocio familiar. Soy del año 88 por lo que finalizaba mis estudios en 2010 hace 6 años cuando me llegó la oportunidad de trabajo que llevaba tiempo esperando, mi tío Eddie había tenido una larga y fructífera carrera como futbolista aquí en Irlanda jugando para St. Patricks Athletic y Bray Wanderers en la élite del país y con 36 años colgó las botas, comenzando su etapa en los banquillos, primero como preparador y posteriormente segundo y primer entrenador del Bray Wanderers. Ahí precisamente es donde me llegó la mencionada oportunidad laboral, ofreciéndome el club la posibilidad de dirigir a su equipo sub-19. Desde ese momento he estado formándome todo lo que he podido en materia futbolística, leyendo libros, viendo fútbol internacional, yendo a ponencias y aprendiendo todo lo posible de mi tío Eddie Gormley en lo referente a la dirección de equipos. Tras cinco años trabajando a tiempo parcial en un supermercado y entrenando al Bray Wanderers juvenil y con algo más de experiencia real y demostrable me ha llegado la oportunidad de mi vida, de nuevo por obra y gracia de mi padrino futbolístico al que le debo ya demasiadas deudas para pagárselas todas en la misma vida. Esta temporada 15/16 Eddie ha estado al mando del Cabinteely, el peor equipo de la Primera División irlandesa (segundo nivel nacional) y según me ha contado no ha tenido una experiencia muy gratificante que digamos. Lo bueno de todo esto es que tras presentar su dimisión le ha estado hablando muy bien sobre mí a los dirigentes del equipo para que me ponderaran como posible sustituto suyo en el club y hace dos días me llegó una oferta formal a razón de 22.500 anuales por una temporada para ser su entrenador, estoy en una nube. ¿Qué? ¿Que todavía no he dicho como me llamo? Me llamo Shane McDowell and I’m The Irishman
  21. Islandia: Victoria o Valhalla

    Un 29 de Marzo cualquiera... La tarde ya tocaba a su fin para dejar paso a la noche, yo estaba como siempre, con la Playstation jugando con mi querido Real Madrid en el FIFA, cuando sonó mi móvil: Yo: Diga? Desconocido: Buenas, es Loðvík Hinriksson? Yo: El mismo, podría saber con quien hablo? Desconocido: Soy Sverrir Einarsson, presidente del Fram, hemos leído el CV que enviaste y querríamos hacerte una entrevista para ocupar el puesto de entrenador de nuestro primer equipo. Entonces caí. Hacía unas semanas había enviado unos currículums a varios equipos que buscaban entrenador para la temporada que comienza, intentando sacar algún rédito a mi recién sacada Licencia Nacional C, pero tampoco tenía muchas esperanzas. Mi trayectoria como futbolista prometía, era un guardameta ágil y de buenos reflejos, pero una serie de lesiones en las rodillas truncaron cualquier opción de jugar en un primer equipo y forzando mi prematura retirada. Ahora con 20 años me animé a sacarme el carnet de entrenador, para probar suerte, total, no tenía nada que perder más que tiempo. Lo aprobé a la primera, con la mejor nota de la clase. Mi profesor dijo que me esperaba ver dentro de unos años en la Premier, yo me reí a carcajada limpia con su simpática ocurrencia, aunque su tono parecía como si de verdad se creyera que iba a pasar. ¿Yo, que mi contacto más destacado con el fútbol de élite es ser hijo de un futbolista español cuyo tope fue la Segunda División B?. Llegó aquí como una auténtica estrella, dado el bajísimo nivel de la liga local, a retirarse, y se enamoró de una lugareña, y se quedaron a vivir en Reykjavík. Da la casualidad de que cuando mi madre estaba embarazada de mi, fueron de vacaciones a la ciudad de mi padre, Torrevieja. El parto de mi madre se adelantó y yo vi la luz en ese precioso lugar, al que he tenido el lujo de volver y caer prendado de él tanto como lo estoy de mi Islandia. Tras esta rápida reflexión, acerté a responder lidiando con mis nervios: Yo: Emmm... si si por supuesto, cuándo tendrá lugar la entrevista? Sverrir Einarsson: Mañana mismo, pásese por mi despacho en las oficinas del club por la mañana. Yo: De acuerdo, allí estaré. Colgué el teléfono y me puse a pensar en la que sin duda era mi gran oportunidad, tenía que hacerme con ese puesto si quería intentar dedicarme profesionalmente a ésto de entrenar algún día.
  22. Endogamia en San Marino

    Bienvenidos a mi primer MLB, espero que sea duradera y llegar lo mas lejos posible. Esta partida va a ser un reto que ya pudieron ver en foros de habla inglesa y que me quiero intentar. Elegí al San Giovanni para esta partida en la cual voy a practicar la endogamia, intentando a través de ella ganar la liga local y llegar lo mas lejos posible en Europa, ademas seguiré a la selección nacional si es que logran algo a destacar. Las actualizaciones serán anuales mas otra actualización con la llegada de los regens. ¿Por que San Giovanni? Simple, nunca gano nada y en la ultima temporada termino ultimo con 6 pts. Ligas cargadas: Italia-Serie C (solo ver) y San Marino Juego: Football Manager 2015 Base de Datos: Pequeña Próximo post: Manager, equipo y plantilla.
  23. PORQUÉ VADUZ? Bueno dado mi interés por aunar en una misma historia los factores de MLB y CLUB ENDOGÁMICO, decidí que este club se podía ajustar en gran medida a ambos. 3 cosas en concreto me llevaron a optar por el grandios FC VADUZ: -Es un equipo que compite en una liga de fuera de su país, ya que el suyo es tan pequeño que no tiene ni liga, sino una triste copa entre equipos inmersos en las categorías inferiores de Suiza, equipos también liechtensteinianos (no volveré a escribir esta palabra,sino LIE), pero esta triste copa da acceso a jugar las previas de la EUROPA LEAGUE. -Dada la escasez de jugadores de futbol en LIE, trataré de que los mejores jueguen en mi equipo y a poder ser que sea capaz de proporcionarlos la propia cantera; así que prácticamente será la selección de LIE en un club de LIE que compite en la liga Suiza. Una locura!! Jajaja -La infraestructura del propio club invita a que sea siempre un equipo humilde y canterano que deba cuadrar presupuesto constantemente. Para ilustrarlo daré 3 datos: Población de Vaduz 5.429 personas Capacidad estadio 7.838 personas Asistencia media al estadio 1000 personas Con todo esto, QUIEN NO QUERRÍA ASUMIR ESTE RETO? HISTORIA CLUB Nombre completo: FUSSBALL CLUB VADUZ Fundación: 14 FEBRERO 1932 Propietarios: CASA DE LIECHTENSTEIN (sí, la casa real) Presidente: ALBIN JOHANN Estadio: RHEINPARK STADION Ranking FIFA: 272 Títulos: 1 LIGA LIE (1936) 54 COPAS DE LIECHTENSTEIN Historia: El Fussball Club Vaduz es un club de fútbol de Vaduz, Liechtenstein. Fue fundado en 1932 y juega en la Super Liga Suiza, siendo el primer equipo de Liechtenstein en jugar en la máxima categoría del fútbol de Suiza. Está considerado el principal club de su país, siendo el único profesional y el más laureado con 43 títulos de Copa, un récord mundial. Mejor clasificación en máxima categoría: 8º (2016) Internacionales aportados a LIE: CASI TODOS, lo siento no tengo ese dato, pero es el único club profesional del país. MODIFICACIÓN BASE DE DATOS Antes de empezar una partida, siempre selecciono el equipo y simulo 1-2 temporadas y observo la progresión del mismo. Visto esto, me doy cuenta que el club comienza con una situación económica delicada (-5 millones aprox ) esto en un club sin apenas ingresos por entradas y sin jugadores potenciales de generar ingresos, se hace insostenible. Por esto realicé alguna modificación en la BD, no me critiquéis aun por favor, fui honesto con la situación, así que estas fueron las modificaciones que hice, mas concretamente 3: 1-Puse como jugadores en propiedad todos los jugadores que el club ha fichado los 2 últimos años, tener en cuenta que mi versión es la del FM15. FICHAJES HECHOS EN LA REALIDAD sin extras. 2-Puse a MARTIN STOCKLASA como 2º entrenador, jugador histórico del club. 3-Hice como ligas jugables hasta 3 categorías más, dado que por esos infiernos compiten los otros equipos de LIE, con el objetivo de que salgan jugadores de su cantera y a poder ser asciendan de categoría y sus clubes prosperen. MI PROPIO MODELO DE CLUB: -Jugar fútbol ofensivo y entretenido. Ser valientes. -Apuesta por el jugador de LIE. Producción de los mismos y captador de talentos, -Estabilidad económica. Dado que considero que los extremos no son buenos en ningún aspecto en la vida, no voy a autoimponerme restricciones que podrían perjudicar el desarrollo de la historia. Porque digo esto? Porque mi idea es tener el máximo de jugadores de LIE, pero ya os digo que el mercado no es amplio y que la producción de la cantera va super lenta (empieza con 5-8 o algo así); y esto con un club que necesita ingresar dinero constantemente no es viable. Por lo tanto es posible que fiche jugadores ( lo he hecho ya ), pero no va a ser una cosa muy notable, posiblemente 1-2-3 fichajes máximo por temporada, pero siempre con el objetivo de subir su cotización y venderlos, hablando siempre que vengan en libertad, pues la economía no está para alegrías.
  24. Mis ciervos y yo: ¡Nunca olvidar!

    Después de la ruptura de la relación de pareja entre mi amada madre y su esposo (mi "padre"), él vio muy fácil volver a su país de origen y dejarnos acá en Colombia tirados, supuso que con el dinero de la manutención y algunas llamadas cumplía su rol de "padre". La verdad es que nunca me importó su abandono porque mi madre cumplió con creces mi crianza, dándome cualquier cantidad de lujos inmerecidos (tal vez porque pensaba que era culpa de ella no tener una figura paterna). Yo comencé mi amor por el fútbol gracias a mi madre quien fue la que me inscribió en las escuelas de fútbol de por acá, me llevaba al estadio cada fin de semana que jugaba el equipo de la ciudad y me acompañaba a todos los partidos que yo jugaba. Mi adolescencia transcurrió entre mis estudios y el fútbol pero a pesar de ser un jugador de fútbol sobresaliente llegando a debutar profesionalmente en el equipo de mi ciudad cuando estuvo en segunda división no descuidé mis estudios y también me gradué como abogado. Al final, todo se resumió a una decisión: seguir con el fútbol o tener una carrera de verdad. ¡Já! Una carrera de verdad... 36 años, los últimos 10 años de mi vida los pasé encerrado dentro de cuatro paredes trabajando. Los casos, los litigios, las sentencias... en fin, a pesar de que económicamente me iba muy bien, siempre sentí como que nunca fue lo mío. ¿Hasta dónde habría llegado si hubiera tomado otra decisión? Esa pregunta me la hacía todas las noches en cama. Un día de rutina como cualquier otro llego a casa y recibo una de las típicas llamadas de mi "padre": - Padre: Hi, Charlie, how are you? - Yo: Hola, señor Michael, a mí no me gusta hablar en inglés y eso usted muy bien lo sabe; así como también sabe que me llamo CARLOS. Y estoy muy bien gracias por preguntar. - P: Ok, Carlos, me alegra que estés bien. Ojalá pudiera decir lo mismo de mí. - Y: ¿Cómo así? ¿A qué te refieres? - P: Pues sí, hace unos meses me diagnosticaron cáncer, no te lo quería decir porque probablemente no te importaría, tampoco quería preocupar a tu madre. *Llorando* Después de esto veo la vida de otra forma, sé que no significo nada para ti pero realmente me siento arrepentido de todo lo que pasó con ustedes y no digo que quiero recuperar el tiempo perdido pero sí me gustaría que ustedes, pasaran conmigo estos últimos suspiros. - Y: ¿QUÉ? ¿QUÉ DICES? ¿LO DICES ASÍ DE FÁCIL? Esto no cambia nada. - P: Piens*le colgué* Es extraño, todos los día con mi rutina pero después de esa llamada me siento extrañamente mal, tal vez fui muy duro con él. Después de sostener una larga charla con mi madre, decidimos llamarle y le comunicamos que cumpliremos con su deseo. Y bueno, aquí estoy, por fin en Telford, condado de Shropshire, Inglaterra. Nuevo país, nuevas costumbres, nueva comida, de hecho, casi todo es nuevo para mí. Después de trabajar un tiempo como auxiliar en un bufete de abogados sentía lo mismo que en Colombia así que me animé a contarle a mi padre. Gran sorpresa me llevé cuando me demostró su apoyo y me sugirió dejar el trabajo, fue muy raro, hasta me dijo que en el equipo de la villa (el AFC Telford United) me podrían dejar dirigir al equipo juvenil después de estudiar algo, eso sí de manera voluntaria. Luego de un tiempo dirigiendo con éxito a los juveniles y el infortunio que sufrió el equipo al descender de la Conference National, me han abierto las puertas a mi primer contrato como entrenador del primer equipo. Especificaciones de la partida Ligas cargadas: Todas las divisiones predeterminadas en Inglaterra. Base de datos: Pequeña. Versión del juego: 16.2.0 Actualizaciones de la partida: Por temporada. Idea central de la partida: Llegar lo más lejos posible con la cantera y juveniles. (Mantener una media de edad debajo de 24 años) Restricciones de fichajes: Sólo se podrán fichar jugadores U21 o menos.
  25. Calcio alla Carbonara

    Miércoles, 23 de Marzo de 2016 Viale Olimpia (Stadio Municipale) << Sé que voy a hacer historia. Lo tengo claro y estoy preparado, pero también sé que tengo que trabajar mucho para lograrlo y que no me van a ofrecer de primeras entrenar al Palermo o al Nápoles. Quiero un proyecto firme que me permita crecer y trabajar cómodo y sé que esta institución me puede ofrecer lo que busco y yo le puedo ofrecer una gran estabilidad y una nueva vía de crecimiento. >> El speech final con el que ese "aprendiz" de entrenador había cerrado su entrevista dejó sensaciones contradictorias entre los asistentes a la reunión en aquel despacho del Municipale. La sonrisa de Beppe delataba un estado de entusiasmo que contrastaba con la indiferencia de Occhipinti mientras que Matteo se limitaba a asentir, no le había defraudado aquel chico con ínfulas de grandeza. Dudaba que acabara siendo el elegido pero esa sonrisa del presidente le daba muchas posibilidades, aunque todos tuvieran en mente a un entrenador de repuesto más que comenzar un nuevo proyecto un par de meses antes de lo planificado y con el futuro del club en grave peligro. Mauro no había aprendido aún a leer la mente pero las expresiones de sus entrevistadores le ofrecían un cierto grado de optimismo. La amplia sonrisa de dos tercios de la mesa suponía un gran impulso para su ambiciosa idea de futuro aunque tenía claro que a estas alturas de la película casi todos los equipos iban a preferir al típico entrenador veterano curtido en mil batallas y con no-se-cuantas permanencias salvadas antes que a un rookie con una primera impresión arrogante. Pese a esas sensaciones encontradas su confianza estaba por las nubes, su proyecto estaba claro y parecía difícil que no gustara a un equipo que quisiera estabilidad y buscara una vía para progresar. Creía que era el equipo adecuado para ese tipo de proyecto pero las urgencias podrían jugarle una mala pasada.